La primera jornada del II Encuentro Iberoamericano de Teatro. Una obra escrita en el cuerpo