Una película rupturista y despiadada