Una sana costumbre que ya lleva 44 años de éxito

(0)
7 de mayo de 2003  

Los conciertos gratuitos del mediodía del Mozarteum comenzaron modestamente hace 44 años. No hubo interrupciones, los conciertos se asentaron y, desde hace ya mucho tiempo, se transformaron casi en una tradición que le aporta un paisaje peculiar al centro de Buenos Aires. Hoy, que arranca la nueva temporada, seguramente, se repetirá la misma ceremonia que se reitera con pocas modificaciones, miércoles a miércoles: desde las 13, irán llegando los primeros espectadores hasta la entrada del Gran Rex, en la avenida Corrientes. Detrás de ellos, con paciencia y sin urgencia, se irán ordenando, en una larguísima cola, todos aquellos que decidan que presenciar un concierto gratuito de buena música académica es una de las mejores maneras para romper con las distintas rutinas. Una hora más tarde, si el promedio se mantiene, como es de suponer que será, unas dos mil personas estarán ubicadas dentro del teatro.

Para la apertura que hoy tendrá lugar, está prevista la presentación del chelista estadounidense Luis Leguía, quien estará acompañado por la pianista argentina Alicia Belleville.

El abundante currículum que precede a la llegada de este músico, indica, entre muchos datos más, que es integrante de la Orquesta Sinfónica de Boston, que ha estrenado numerosas obras de notorios compositores norteamericanos expresamente escritas para él y que sus recitales solistas, como éste que hará en el Gran Rex, son ofrecidos por todo el planeta. Sin embargo, lo más curioso es que, en la última década, se ha dedicado a la construcción y desarrollo de violonchelos de fibra de carbón.

En soledad, Leguía tocará hoy la "Suite N°3 para chelo solo", de Bach, y, junto a Alicia Belleville, "Solo I", de Rayner Taylor, la romántica y hermosa "Elegía", de Gabriel Fauré y la "Sonata para chelo y piano, Op.4", de Zoltan Kodaly, una pieza tan apasionante como dificultosa.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.