Una teenager en Londres

"Lo que una chica quiere" se presenta en todos los formatos
(0)
27 de febrero de 2004  

"Lo que una chica quiere" ("What a Girl Wants") es una comedia romántica con una adolescente como heroína que se convirtió, de forma inesperada, en uno de los grandes éxitos de la temporada 2003. Esta remake de "The Reluctant Debutante" (1958), el clásico de Vincente Minelli basado en una obra teatral del cotizado William Douglas-Home, tiene a la ascendente Amanda Bynes como principal revelación y un destino inmediato de estrella juvenil. Esta carismática californiana de apenas 17 años, 1,75 de altura y sonrisa compradora debutó en el show-business hace ya una década como protagonista de varios comerciales y llegó a tener de manera precoz un programa televisivo llamado "The Amanda Show".

En este film, que el sello AVH acaba de lanzar de manera simultánea en VHS y en DVD sin haber pasado previamente por los cines argentinos, Bynes interpreta a Daphne Reynolds, una impulsiva chica que vive con su madre, Libby (Kelly Preston), una ex cantante bohemia, en pleno barrio chino neoyorquino. La protagonista nunca conoció a su padre, que tuvo un fugaz romance con Libby en Marruecos, y luego de cumplir los 15 años decide ir en su búsqueda a Londres. El padre de Daphne no es otro que Henry Dashwood (Colin Firth, visto en "El diario de Bridget Jones" y "Realmente amor"), carismático líder del conservadurismo británico con un alentador futuro político.

Esta mezcla entre "La Cenicienta" y "El diario de la princesa" trabaja sobre los contrastes entre una típica teenager estadounidense (ropa informal, música pop, comida rápida, vocabulario lleno de nuevos términos) y las rigideces y tradiciones de la aristocracia inglesa. Película que apela de forma premeditada a los arquetipos y estereotipos para luego reírse de ellos, "Lo que una chica quiere" es también una sátira muy superficial y hasta inocente sobre las miserias de la clase política. El veterano Jonathan Pryce ("Brazil", "Carrington"), por ejemplo, interpreta a un consejero que intenta que Dashwood se deshaga de su hija para que la recién llegada no manche la pulcra imagen del candidato en tiempos preelectorales.

Dirigida por Dennie Gordon, realizador con gran experiencia en la televisión a partir de su trabajo en populares series como "Jack & Jill", "Dawson´s Creek", "Ally McBeal", "Chicago Hope", "Party of Five" y "Picket Fences", "Lo que una chica quiere" se sostiene no sólo por su sencilla pero eficaz premisa, sino también por la química que surge entre Bynes y ese irresistible galán británico que es Firth.

Eileen Atkins, Anna Chancellor, Oliver James, Christina Cole, Sylvia Syms, Peter Reeves y James Greene completan el elenco principal de esta pequeña producción que recaudó sólo en los cines norteamericanos más de 36 millones de dólares para luego convertirse en un éxito comercial también en países europeos como Alemania e Inglaterra. Un cuento de hadas bien pensado y mejor concebido que encuentra en el público adolescente a su principal destinatario.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.