Suscriptor digital

Volvió y venció por K.O.

"Campeones": en su regreso, el ciclo de Canal 13 alcanzó casi 30 puntos de rating y superó a "Buenos vecinos", de Telefé.
(0)
22 de marzo de 2000  

Por el momento, en materia de rating, el primer round de la pelea por el horario de las 21 lo ganó Canal 13. La reinserción de "Campeones" -anteayer- en la programación de esa emisora alcanzó 29,8 puntos, contra los 17,2 que obtuvo "Buenos vecinos", la comedia de Telefé que venía dominando la atención de los telespectadores en esa franja horaria.

Básicamente, "Campeones" salió al ring de las 21 -su nuevo horario, dado que el año anterior iba a las 22- con una puesta al día de la vida de sus personajes centrales. Con un Guido Guevara alicaído momentáneamente -el personaje interpretado por Osvaldo Laport fue internado a raíz de trastornos psicológicos-, pero aún con cierto grado de lucidez para emprender la fuga, hubo de todos modos una vuelta de tuerca para que el derrumbe del boxeador no llegue a ser tan dramático para sus admiradoras.

Al fin y al cabo, el otrora indio Catriel de "Más allá del horizonte" no puede perder el título de sex symbol que conquistó hace largo tiempo. Una suerte de clip incluido en el capítulo debut del lunes último pareció apuntar en esa dirección.

Una pesadilla bien torneada

Resuelto con una estética más cercana a la publicidad que a la que enmarca a esta historia barrial desde sus comienzos, el fragmento reproducía una pesadilla de Guevara, anticipatoria, como se vio después, de otra que lo tendrá a mal traer en la realidad: la aparición de su hermanastro (Federico D´Elía), un boxeador que llega triunfante de los Estados Unidos y dispuesto a saldar algunas cuentas del pasado.

Las imágenes en blanco y negro lo mostraron al musculoso Guevara (¿o al bien torneado físicamente Laport?) tendido en una playa desierta. Mientras la cámara recorría cada palmo de su cuerpo, desnudo y convenientemente impregnado de arena y agua, desde el mar iba surgiendo la amenazante figura de su, al parecer, temible medio hermano. Al final de la secuencia, Guevara se puso de pie y de espaldas a la platea; su mirada se perdió en el horizonte y el sueño-clip llegó -en función del horario- a un conveniente final.

El recurso fue el plato más fuerte que se sirvió en el arranque de "Campeones".

Los demás personajes que aparecieron en pantalla el lunes, incluida la coprotagonista, Clarita (Soledad Silveyra), salieron a escena más terrenales y cotidianos. Y algunos de ellos con novedades para contarle al espectador. Así se vio la alegría de Clarita por la inminente salida de su hijo del centro de recuperación para adictos. Se supo que Camila (Laura Azcurra) está triunfando como periodista en Sevilla y que su madre, mudada a una casa más pequeña con el esposo (Pedro Grande), está embarazada. Y que Valentín sigue entrenándose en el gimnasio, pensando en Camila y embarcado en aventuras amorosas pasajeras.

Todavía resulta prematuro cualquier pronóstico respecto de quién se quedará con el título del rating. Además, falta ver cómo jugará sus fichas Telefé con la vuelta de Marcelo Tinelli, que moverá del horario de las 21 a "Buenos vecinos".

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?