Wajda sigue apostando al riesgo

Fernando López
(0)
29 de diciembre de 2009  

Una gloria del cine polaco, Andrzej Wajda, sigue sumando éxitos y premios a pocos meses de cumplir 84 años. Se comprende. Los merecería todos un artista que supo concebir Kanal, Cenizas y diamantes, Sin anestesia, El hombre de mármol, El director de orquesta o más recientemente Katyn , por sólo nombrar algunos capítulos de su obra descollante.

Así parecen haberlo juzgado la Academia del Film Europeo y la Federación Internacional de la Prensa Cinematográfica, Fipresci, que al concederle la distinción anual correspondiente a 2009, por su último film - Sweet Rush, según su título internacional-, destacaron que no se trata de la obra de un veterano, sino por lo contrario, del fruto de "un espíritu joven, con el cual Wajda, de modo arriesgado y valeroso, abre perspectivas nuevas y muy personales para el cine artístico de hoy".

Esta vez, merece celebrarse, también lo ha acompañado el éxito. Su película, basada sobre un cuento de Sándor Márai, ya ha sido vendida para su difusión en 54 países. Sólo cabe esperar que el nuestro sea uno de ellos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.