10 consejos para mamás expatriadas

Fuente: OHLALÁ! - Crédito: Agustina García Albarido
Hablamos con Mili Conzi, una escritora, mamá y bloguera, que tuvo que radicarse en Estados Unidos. Mirá todo lo que nos cuenta acerca de esta experiencia.
(0)
1 de diciembre de 2017  • 00:00

La comunidad de argentinos que viven fuera del país es enorme. A algunos les cuesta más adaptarse a su nuevo hogar y a otros, menos. Pero todos pasan por un período de transición que es muy difícil y la mayoría extraña muchísimo nuestro país.

Hoy hablamos con Mili Conzi, una escritora argentina que vive en Lexington, una ciudad al este de Kentucky, Estados Unidos, junto a su marido y su hijo, Juan. En Argentina creó @veveyblog, uno de los primeros blogs de maternidad junto a una amiga de toda la vida. Pero tuvo que dejar ese proyecto al ver que su estadía en Lexington se seguiría prolongando. Ahora, Mili se dedica de lleno a su nuevo proyecto: su primer libro, junto a la ilustradora Agustina García Albarido. Y nos cuenta algunas de sus claves para adaptarse a su nueva vida como expatriada.

1. SABÉ QUE PARTIR ES DIFÍCIL

"Partir es dejar atrás todo eso que te hace ser quién sos: tu gente, tus costumbres, el terruño. Es dejar el barrio y sus escenarios, los amigos de siempre, tu mundo. Las historias de expatriados están ligadas a la nostalgia y el desarraigo, pero también son historias sobre ponerse en camino, echar raíces y empezar de nuevo. Partir es difícil, pero “hacer hogar” es su mejor recompensa".

2. HACÉ HOGAR: encontrá tu espacio

"Hacer hogar es dejar de sentir que tu casa es la que quedó en la otra punta del mundo. Sí, ese nunca va a dejar de ser tu lugar, pero tu nuevo hogar son las cuatro paredes de hoy, no las de ayer. ¿Cómo hacer hogar? Imprimí tu estilo, tus aromas, tu calor. Creá ambientes con tu historia: un mueble que te trajiste de allá, un cuadro o una manta vieja. Vivan las cuatro paredes, disfruten en familia y reciban amigos".

3. APROPIATE DE LA CIUDAD

"Salir a recorrer la ciudad, pisar sus escenarios, identificar sus aromas, pispear sus lugares residenciales y las zonas más urbanas. Empaparte de su cultura, probar sus comidas típicas y las no tan típicas, ¿por qué no? Charlar con su gente, guardar algunos números de teléfono, tejer redes. Eso es apropiarse de la ciudad, eso es empezar a vivirla como un local y dejar de hacerlo como turista.".

4. DEJÁ DE SER TURISTA LO ANTES POSIBLE

"Cuando llegas a una nueva ciudad haces cosas de turista, como ir al shopping o comer siempre afuera. Eso está buenísimo, pero por unos días. Para empezar a sentir el nuevo lugar como un hogar, tenemos que dejar de vivirlo como turistas y empezar a experimentarlo como locales. Hacer más programas dentro de casa, como cocinar algo rico, ordenar los roperos o ver una película. Dejar de ser turista es llevar una vida más “lenta” y “local”".

5. conocé la mejor cara del lugar

"Nos mudamos durante el verano sofocante y húmedo de Lexington, pero así conocimos la mejor cara del lugar. Los programas al aire libre, las horas extra de luz, los atardeceres y las noches tibias con cerveza en el balcón. Todos los expatriados coinciden en algo: llegar a destino en la mejor época del año".

6. Traete "un poco de allá"

"Hacer hogar con cosas de tu lugar de origen, como muebles, adornos o aquello que no quieras dejar atrás, es como seguir teniendo un poco de tu otro hogar. Es conservar las texturas, los colores y también los olores. Esto es clave durante los primeros meses, cuando más lejos nos sentimos de nuestro país y de aquellos escenarios tan nuestros".

7. HACÉ AMIGOS

"El amigo de tu amigo se convierte en tu mejor amigo. Si te pasan contactos de gente que vive en el lugar al que te mudas, no dudes ni un segundo en escribirles. No molesta, todos lo hicimos. Nadie te va a dar mejores consejos que los que están en la misma que vos".

8. PARTICIPÁ DE LA COMUNIDAD

"Los municipios ofrecen distintos tipos de actividades gratuitas. Por lo general, es a través de bibliotecas públicas, museos y otras entidades. Esta es una forma de experimentar su cultura, conocer gente nueva y vivir más de cerca sus formas y costumbres".

9. ESTABLECÉ TUS NUEVAS RUTINAS

"Saber dónde ir a comprar pan o cuál es el supermercado con las mejores ofertas. La peluquería, el zapatero o, incluso, el mercadito de barrio que tiene lo que nunca podrías conseguir en un hipermercado o en las grandes tiendas. Yo tengo el mío, donde compro los alfajores y el dulce de leche, gustitos de medianoche que me hacen sentir como en casa".

10. FORMÁ UNA NUEVA IDENTIDAD

"Nunca dejé de lado mis costumbres y mis tradiciones. Pero una de las claves de hacer hogar en otro país es vivir la nueva cultura y apropiarse de su folclore. Para sentir “hogar” en un nuevo lugar, primero necesitamos conocerlo, vivirlo y compartirlo con su gente. Creo que ahí está un poco el secreto: conservar nuestras costumbres, pero también apropiarnos de las nuevas".

¿Sos expatriada? ¿Cómo fue para vos irte de Argentina? ¿Qué otros consejos sumarías?

Si querés saber más sobre Mili Conzi y su libro, podés entrar a su IG personal: @MiliConzi y, si te gustó la ilustración, podés ver más en la cuenta de Agustina García Albarido, @augusta__

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.