srcset

OHLALÁ! Viaja

10 destinos para ver las auroras boreales antes de que se atenúen por una década

Daniela Chueke Perles
(0)
21 de noviembre de 2019  • 14:33

2019 va a ser el último año para ver en todo su esplendor las auroras boreales, porque después, durante una década entera, este espectáculo natural que brinda el sol durante los amaneceres en el polo norte, va a atenuar muchísimo toda su intensidad.

Por los colores y luces de distintos espectros que se pueden ver en los cielos cuando ocurre este fenómeno, la aurora boreal es considerada uno de los espectáculos naturales más impresionantes del mundo. Y es uno de los infaltables en las bucket lists de viajeros y cazadores de imágenes del planeta.

Svolvaer, Noruega
Svolvaer, Noruega Crédito: Pascal Debrunner / Unsplash

Si sos parte de este grupo y todavía no tuviste la suerte de poder disfrutar de esta maravilla en persona los expertos en viajes recomiendan que apures y lo hagas lo antes posible. De lo contrario, recién vas a poder disfrutarlas dentro de diez años.

¿Por qué? Porque el fenómeno de las, también llamadas Northern Lights, depende del sol, y el sol no está siempre igual. De acuerdo a estudios astronómicos la conformación de sus gases y la intensidad de su brillo cambia a lo largo de un ciclo de 11 años. A partir del 2019, el Sol ingresará a la fase llamada Mínimo Solar y una de las consecuencias más visibles de esta nueva etapa influirá en las auroras boreales, cuyas luces y colores se verán muy atenuadas.

Ylläsjärvi, Finlandia. La aurora boreal en una noche helada de marzo en Ylläsjarvi, un pequeño pueblo en la Laponia finlandesa. .
Ylläsjärvi, Finlandia. La aurora boreal en una noche helada de marzo en Ylläsjarvi, un pequeño pueblo en la Laponia finlandesa. . Crédito: Lucas Marcomini / Unsplash

El mínimo de actividad del astro solar se alcanzará entre 2019 y 2020, y recién las auroras boreales recuperarán su esplendor cuando llegue al próximo Máximo Solar, que se producirá hacía el 2025.

Para que los viajeros de todo el mundo puedan disfrutar de las últimas auroras del 2018, Airbnb reveló los mejores destinos para ver las auroras boreales, de acuerdo a una lista confeccionada en base a lo más pedido por sus usuarios.

Sortland, Noruega

Seacottage, Sortland, Noruega
Seacottage, Sortland, Noruega Crédito: Gentileza Airbnb

Es el centro comercial del distrito de Vesterålen y ocupa un lugar en la costa este de la isla. Sus edificios, en su mayoría gruesos y rectangulares, están pintados en un azul mar por iniciativa del artista local Bjørn Elvenes, que quería convertir la ciudad en una pintura tridimensional.

Los samis son la comunidad ancestral del lugar, son criadores de renos y se dedican a las actividades agrícolas. Para ellos, al contrario que para las creencias occidentales, las auroras boreales representan el espíritu de los muertos y se les tiene mucho respeto.

Más info: visitvesteralen.com/en

Jukkasjaervi, Suecia

Cabaña cerca del río, Jukkasjaervi, Suecia
Cabaña cerca del río, Jukkasjaervi, Suecia Crédito: Gentileza Airbnb

Ubicado a 20 km al este de Kiruna y 200 km al norte del Círculo Polar Ártico, el pequeño pueblo de Jukkasjärvi está enmarcado por lagos cristalinos, abetos y renos. Allí también encontrás una de las atracciones más famosas de Suecia: el extraordinario Icehotel. Todos los años en noviembre,un grupo de diseñadores y artistas de la nieve se reúnen para construir ese edificio, a 200 kilómetros del polo norte, que se mantiene hasta el mes de abril, según las condicione meteorológicas lo permitan.

La única ruta de la aldea, Marknadsvägen, pasa por un puñado de casas rústicas, que termina en la encantadora iglesia de madera de Jukkasjärvi, una de las más antiguas de la región.

Más info: visitsweden.com

Inari, Finlandia

Cabaña móvil, Inaari, Finlandia
Cabaña móvil, Inaari, Finlandia Crédito: Gentileza Airbnb

El pequeño pueblo de Inari es el centro sami más importante de Finlandia y el punto de partida ideal para aprender algo sobre esa cultura. Allí podés ver el museo Siida y Sajos (centro cultural y sede del parlamento sami finés), comprar regalos en las muchas tiendas de artesanía. Es una base ideal para salir a visitar el Parque Nacional Lemmenjoki y la Reserva Natural de Kevo Strict.

Más info: visitinari.fi

Nuuk, Groenlandia

Nuuk, Groenlandia
Nuuk, Groenlandia Crédito: Gentileza Airbnb

La capital de Groenlandia, es una ciudad cosmopolita en medio de la naturaleza en la que conviven tradiciones tradiciones antiguas y tendencias contemporáneas. A orillas del río Nuup Kangerlua, a unos 10 kilómetros de las costas del Mar del Labrador, en la costa sudoeste de la isla y a 240 kilómetros sur del Círculo Ártico. Datazo: en Nuuk está el buzón de Santa Claus más grande mundo, una oficina de correos oficial a la que llegan muchas de las cartas que los chicos mandan al Polo Norte para pedir sus regalos de Navidad.

Para la tradición de los esquimales del este de Groenlandia, la auroras son las almas de los bebés recién nacidos que fueron sesinados o nacieron muertos, por eso también las llaman "alugsukat", que significa nacimiento secreto.

Más info: visitgreenland.com

Bordeyri, Islandia

Piece of Heaven, Bordeyri, Islandia.
Piece of Heaven, Bordeyri, Islandia. Crédito: Gentileza Airbnb

Bordeyri es un pequeño centro comercial que abastece a las granjas situadas en sus alrededores. Durante el siglo XIX era famoso porque desde allí se exportaba una gran cantidad de ovejas vivas a varias partes de Europa, pero principalmente a Inglaterra. Queda a 170 km de Reikiavik está por el túnel de Whale Bay. Está rodeada de lagos y arroyos en los que se puede pescar.

Más info: www.westfjords.is/en/town/town/bordeyri

Whitehorse, Canada

Le Petit Chalet, Whitehorse, Canadá.
Le Petit Chalet, Whitehorse, Canadá. Crédito: Gentileza Airbnb

Es la capital de Yukón uno de los cuatro estados de Canadá, una ciudad con aspecto del lejano oeste, en la que se respira el clima de los antiguos buscadores de oro. Tiene casas de madera y calles anchas y uno de sus atractivos es el Gran Museo MacBride que reúne piezas históricas de la fiebre del oro del pasado de Yukón. En el congelado río Yukón, durante el invierno se puede pasear en trineos tirados por perros esquimales y ya a medianoche asistir al espectáculo de luces violetas, doradas y verdes de su aurora boreal. Whitehorse está por encima del Círculo Polar Ártico a 66 ° de latitud norte.

Más info: www.travelyukon.com/en

Huntsville, Canada

Fuente: OHLALÁ! - Crédito: Canadian Affair

Otra de las bases de operaciones para salir a la caza de las Luces del Norte es Huntsville, en Muskoka, Ontario, la mayor ciudad de dicho estado, en una zona de montañas, pinos y lagos. Queda a 215 kilómetros al norte de Toronto y a 130 kilómetros al sur de North Bay. También es la puerta de entrada al Parque Provincial Algonquin en el este de Ontario. Hay que salir de la ciudad, para ver la aurora borealis en todo su esplendor

Más info: www.huntsville.ca/en

Lulea, Suecia

Lulea, Suecia
Lulea, Suecia Crédito: Flickr

Luleå es una ciudad universitaria relajada y un importante centro de alta tecnología y atractiva turísticament por la gran cantidad de restaurantes de primera categoría para una ciudad de su tamaño, así como un atractivo archipiélago de islas frente a la costa y una bahía deslumbrante con un puerto deportivo .

El centro de la ciudad se trasladó a su ubicación actual desde Gammelstad, 9 km al noroeste, en 1649 debido a la caída del nivel del mar (8 mm por año), causada por el levantamiento postglacial de la tierra.

Más info: visitlulea.se/en

Bodo, Noruega

Bodo, Noruega
Bodo, Noruega Crédito: Gentileza Visit Norway

Bodø, el punto más al norte de la bella Ruta Costera de Kystriksveien y 63 km al oeste de Fauske en la Carretera Ártica, es la puerta de entrada al verdadero norte de Noruega. También es el extremo norte del sistema ferroviario del país nórdico y un punto de partida para las islas Lofoten.

El centro de la ciudad, totalmente reconstruido después de la destrucción provocada por el bombardeo de la Segunda Guerra Mundial, pero no recuperó su antiguo encanto. El gran atractivo de la ciudad es su paisaje de picos escarpados y amplias porciones de cielo. En sus islas se halla la mayor colonia de águilas de cola blanca.

Más info: visitbodo.com

Tromso, Noruega

Camp North Tour, Tromso, Noruega.
Camp North Tour, Tromso, Noruega. Crédito: Gentileza Airbnb

A 400 km al norte del Círculo Polar, la pequeña ciudad de Tromsø se considera la puerta de entrada de Noruega al Ártico. Rodeada de fríos fiordos y picos escarpados que permanecen cubiertos de nieve durante gran parte del año, Tromsø se encuentra en el extremo este de Tromsøya y está conectada con el continente por un puente arqueado.

Más info: www.visittromso.no/en

Algunas leyendas sobre la Aurora Boreal

Islandia
Islandia Crédito: Khalil Benihoud / Unsplash

La aurora boreal ocurre cuando las tormentas en el sol arrojan partículas solares cargadas al espacio. Cuando estas partículas chocan con la atmósfera de la Tierra, desatan una reacción dentro de los átomos de nitrógeno y oxígeno que se encuentran por encima de la Tierra. Esta, claro está, es la explicación científica.

Pero este espectáculo fascinante, para las culturas originales que vienen asistiendo desde hace siglos, tiene otro significado, de índole más espiritual. Se cuentan todo tipo de historias y leyendas para explicar este estallido de luces en el cielos.

Para los esquimales de las partes más septentrionales de Canadá, las fabulosas formas en el cielo son creadas por espíritus que, envueltos en luz mística, salen a divertirse para celebrar la ausencia del sol. A la aurora boreal en sus rápidos cambios de estado se la llamaba la danza de la muerte.

Para otras culturas las luces del cielo era una enorme cúpula para nada etérea, sino dura e impenetrable. Detrás de ellas se escondía el infinito, el paraíso, el territorio de los muertos, que en ciertas noches se dejaba entrever a través de los agujeros que se abrían en esa cúpula. Por esos orificios, se creía, las almas de los muertos lograban elevarse a los dominios celestiales, por un camino largo y dificultoso, a través de un delgado puente que llevaba a un abismo oscuro. En el cielo los espíritus que debían atravesar ese abismo que separa la vida y la muerte eran acompañadas por seres etéreos, las almas de los hombres que ya habitaban aquellos territorios, que iluminaban su camino con antorchas. Esas antorchas eran las maravillosas Luces del Norte.

Cuál es la mejor época para verlas

En Islandia
En Islandia Crédito: Kristjan Sverrisson / Unsplash

En el hemisferio norte los mejores meses para ver las auroras son de septiembre a marzo. Aunque las Luces del Norte aparecen en cualquier época del año, durante los meses del verano boreal hay muchas horas de luz, por lo que no se llegan a visualizar las formas danzantes y fantasmagóricas que se lucen en invierno.

La mejor hora para asistir al espectáculo natural es de 18 a 4, y el pico de luces se suele dar entre las 22 y las 23. También la temperatura influye en el espectáculo, a más frío, más impacto el cielo.

Fuentes consultadas: AirBnb, Lonely Planet.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.