10 ideas para potenciar tu creatividad

Potenciá tu creatividad con estas ideas.
Potenciá tu creatividad con estas ideas.
Nathalie Jarast
(0)
10 de enero de 2020  • 13:31

¿Necesitás ayuda para cranear ideas más originales? El experto Facundo Arena, autor del libro Crear o reventar (VR Editoras), nos propone ejercicios y consignas para accionar nuestro músculo creativo, que cualquiera puede aplicar en su día a día.

1- ¿En qué crees y en qué no?

Solo una vez que creemos en algo (una idea, un proyecto) podemos crearlo. Pero ¿cómo hacer para tener esa confianza? Primero, observá tu sistema de creencias: ¿en qué creés y en qué no?¿De qué forma esto limita tu desarrollo? Por ejemplo: "Creo en mis ganas de dibujar", "No creo que en el futuro pueda dibujar profesionalmente". Segundo, anotá tus creencias creativas, las que te impulsan a animarte, y dejalas en un lugar donde puedas verlas todo el tiempo para que te estimulen. Por último, desafiá tus creencias. Preguntate por qué o cómo podría ser diferente una cosa o situación. Aplicar estas preguntas a cualquier idea puede ser muy beneficioso para tu creatividad.

2- Escribí tus ideas

La propuesta es escribir tres páginas cada mañana con lo que te venga a la mente. Sin pensar ni juzgar. Este ejercicio no solo estimula las conexiones neuronales implicadas en la escritura, sino que ayuda a comenzar el día con una sensación de relax mental, ideal para la creatividad. Todo creativo debe tener su libreta de ideas (que también puede funcionar como diario íntimo) siempre disponible. Esta favorece el desarrollo de las ideas y, con el paso del tiempo, se va a convertir en un "refugio", una herramienta con la que podrás tomar distancia de la rutina diaria y conectarte nuevamente con tu esencia creativa.

3- Gimnasia creativa

La creatividad requiere una fuerte disciplina y fuerza de voluntad. Cuanto más la entrenamos, más disponible va a estar en los momentos en que nos invade la pereza o la distracción. Está bueno adoptar una actividad, un día o varias veces a la semana, y llevar un registro de superación. Puede estar relacionada con tu tarea creativa o no. Por ejemplo, el escritor japonés Haruki Murakami es un asiduo corredor de maratones. Esto le permite fortalecer su fuerza de voluntad.

4- Imagen mental

Prestá atención a tus imágenes mentales durante y fuera del proceso creativo: ¿cuáles te detienen? La idea es avanzar a pesar de las que te bloquean y para eso necesitás un salvavidas: una palabra o frase que se convierta en tu "mantra creativo". Repetí la frase mentalmente cuando estés en un estado positivo (por ejemplo, mientras creás y las cosas fluyen). Después de unos días, vas a notar que esa frase positiviza tu estado mental. Usala cuando necesites un empujón.

5- Reviví los tiempos muertos

Por un lado, cuando estés en tu tiempo creativo, es muy importante que elimines las distracciones. Desactivá las notificaciones del celular o dejalo en otra habitación. Por otro, sacale provecho a cada momento para conectarte con tu creatividad. Los "tiempos muertos" como el camino al trabajo, la sala de espera del médico o los minutos libres que deja una reunión con una persona impuntual pueden ser muy útiles. Si una persona llega tarde, en ese rato podemos repasar ideas o bocetar algunos proyectos. Un viaje en tren puede servir para leer libros. La sala de espera puede convertirse en una maravillosa sesión de brainstorming con vos misma. Lo importante es tener tu cuaderno y lapicera a mano para aprovecharlos.

6- Estimulá tus sentidos

Los sentidos son los canales con los que recibimos la información y, por lo tanto, son muy importantes en el proceso creativo. Lo bueno es que podemos estimularlos como si fuera un ejercicio. Es fundamental no solo concentrarte en ver lo que está delante, sino adoptar una actitud de percepción ampliada para absorber la realidad a través de todos tus sentidos. Mucha información de valor puede llegar a través de un aroma, un sonido o el tacto de una superficie. Podés ejercitar los sentidos de muchas maneras. Acá te dejamos una dinámica muy simple para lograr que la vista dispare nuevas ideas. Al entrar en un lugar nuevo, pensá: "Durante los próximos 10 minutos voy a prestarle atención a todo lo que sea de color amarillo". ¡El resultado siempre aporta nuevos elementos!

7- Gamificá tu proyecto

Crear es, en esencia, jugar. Una buena idea para estimular la creatividad en equipos es convertir el trabajo en juego. Nos mantiene alertas, activos, y aporta muchísimos factores creativos para impulsar la innovación. ¿Cómo? Primero, definí los objetivos del juego (generar nuevas ideas, acceder a nuevos recursos). Luego, creá una historia atractiva que invite a jugar. Tercero, definí los roles de los jugadores, asegurándote de que todos tengan la oportunidad de participar del juego en forma activa y frecuente. Por último, incluí premios o recompensas para reconocer los logros de los participantes ¡y a jugar!

8- Preguntá, preguntate

Para ser creativo, es necesario tener la cabeza llena de preguntas siempre. La curiosidad es la que nos lleva por nuevos caminos y nos da herramientas para llegar a nuevas ideas. Si estás ante un problema o desafío creativo al que le das vueltas y vueltas, jugá a cambiar la pregunta. Hacé un listado de todas las preguntas posibles sobre ese problema y empezá a recorrer las respuestas. Cada una puede abrir una vía de solución bien diferente. Animate también a preguntar a otros, ya que no todos pensamos igual y quizás el punto de vista de otra persona te ayude a avanzar en tu propio proceso. Ahora mismo, hacé una lista de diez preguntas que cuestionen tu emprendimiento. Si no lográs responderlas solo, buscá respuestas en, al menos, tres colegas o amigos.

9- Copiá como una artista

Nada comienza de la nada, toda creación se apoya en una anterior. Si no sabés por dónde empezar, un buen punto de partida puede ser copiar. Muchas veces, el mismo proceso de copia te inspira cambios sobre la marcha y, cuando menos lo esperás, ya estás con algo original y creativo. Por ejemplo, los primeros músicos de hip-hop comenzaron con sonidos de viejos vinilos de jazz, rock y orquestas para luego combinarlos y modificarlos hasta convertirlos en nuevas obras. Elegí las fuentes que más te inspiren, copialas para poder aprender y luego hacelas a tu manera. Es importante investigar no solo el producto, sino cómo fue concebida la idea y cómo se llevó a cabo. ¡Ahí vas a encontrar información valiosa para tu propio proceso creativo!

10- Elemento inesperado

El método del "elemento inesperado" es una buena técnica para cuando tenés un deadline o cuando detectás que tu trabajo se volvió rutinario. Ante un desafío, incorporá un elemento aleatorio que no tenga ningún tipo de relación con el problema en cuestión. Por ejemplo, podés intentar escribir un poema de amor contemplando una lata de tomates usada. Otra opción es usar el botón de Google "voy a tener suerte", haciendo una búsqueda sobre un tema al azar. Una vez que tengas tu elemento inesperado, comenzá el proceso de asociación de ideas. ¿Cómo podés relacionar tu dilema con este elemento? ¿Qué puntos en común encontrás? A partir de ahí, solo resta conectarlos para transitar nuevos caminos creativos.

"No olvides que cuando creemos, creamos. Y cuando creamos, crecemos".

"La creatividad está en todos lados". Minirrepo a Facundo Arena.

Tu primer libro fue El camino de la creatividad, ¿qué te llevó a escribirlo?

Cuando me dedicaba a mi creatividad, me sentía feliz, vital, con ganas de hacer. Cuando no, estaba decaído, desmotivado, cansado. Así comencé a estudiar procesos creativos y surgió el libro. Crear o reventar es la continuación práctica.

Ahora dirigís Make es Hacer, ¿de qué se trata?

Es un laboratorio de creatividad. Armé mi propio método de desarrollo creativo, algo así como "karate para la mente".

¿Cuál es el principal enemigo de la creatividad?

El miedo (excusas, obstáculos, el qué dirán). Al soltar estos temores, das lugar a la imaginación.

¿Consejos para una vida creativa?

Moverse, tener siempre un proyecto activo, escribir a diario, hacerse muchas preguntas y comprender que la creatividad es un camino y no un destino. Se ejercita a fuerza de atención, paciencia y amor propio cada día.

La creatividad suele asociarse al arte, ¿cómo se puede llevar ese espíritu a cualquier ámbito?

La creatividad está en todos lados. Donde hay una combinación de dos o más elementos, puede haber un proceso creativo. En lo laboral, impulsa grandes procesos de transformación cultural e innovación. En lo personal, te ayuda a descubrir quién sos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.