4 preguntas a la sexóloga

Crédito: Corbis
La "Doc" contesta sobre eso que querés saber. ¡Tomá nota!
Marta Rajtman
(0)
29 de diciembre de 2015  • 00:36

¿Puede ser que haya veces en que el semen tenga un sabor más agrio que en otras? ¿Cuál es la causa? ¿Es modificable?, Valeria, 34.

Sí, por supuesto que es posible, simplemente modificando la dieta. El semen contiene muchos elementos en su composición, como proteínas, azúcares, agua, minerales, vitaminas, siendo solo el 1% esperma. Habitualmente, su gusto es ligeramente amargo y salado, pero puede variar en función de la alimentación, la ingesta de medicamentos, la cantidad de agua consumida y la frecuencia eyaculatoria. En general, tiene un sabor metálico. Pero si se ingieren muchas proteínas, sabe mantecoso, así como los lácteos lo acidifican, las hojas verdes –por su contenido en clorofila– lo mejoran y las frutas lo endulzan. Sería ideal evitar la nicotina y el alcohol y tomar dos litros de agua diarios.

Mi pareja quiere que vayamos a un telo, como para cambiar un poco la rutina de nuestros encuentros sexuales. Pero la verdad es que yo prefiero tener sexo en nuestra casa; siento que el telo ya fue, e incluso ahora me da hasta un poco de asco. Pero, al mismo tiempo, me siento un poco retrógrada de solo pensarlo y, si voy, quiero disfrutarlo. ¿Alguna pista para conectarme con la idea? Micaela, 26.

En sexualidad, nada impuesto resulta. La oferta de hoteles es extensa; te sugiero que los investigues en la red, para conocerlos mejor, y que eventualmente seas vos quien lo elija. Se me ocurre también que podrían utilizar de "telo" un hotel de pasajeros. Suelen ser más adecuados que aquellos convencionales con un único fin. El tema es salir de casa, cortando la rutina.

Sé que es una frase hecha eso de que "el tamaño no importa", pero últimamente me está pasando que si el pene no es grande, pierdo mucha sensibilidad. ¿Es normal que suceda?, María, 34.

Sí, claro que es normal. Para que tengas sensaciones vaginales, debe existir algún roce del cuerpo del pene con las paredes de la vagina. De no suceder, es muy difícil registrar algún contacto. Es importante que recuerdes que la sensibilidad de las paredes vaginales es poca, entonces, deberías mantener tus piernas lo más cerradas posibles, asegurando mayor frotación, sin olvidar que es el estímulo del clítoris el que va a producir la mayoría de las sensaciones de placer.

Hace muy poco fui mamá y, con el posparto y las demandas que implica la llegada de un bebé, últimamente me siento muy poco sexy. La sensación es como si me faltaran recursos para volver al ruedo en nuestra vida sexual de pareja. ¿Cuáles son las claves para reactivar un poco la libido, que creo que la tengo en otro lado? Ana Paula, 33.

La llegada de un bebé es muy desequilibrante y suele generar esto que describís con total claridad. La idea es intentar recuperar esos espacios; te sugiero comenzar con cosas pequeñas, como vestirte y maquillarte, aunque no planees salir. Eso va a cambiar la imagen que el espejo te devuelva, más parecida a la previa a tu maternidad. Reservá aunque sea una vez a la semana un rato para estar a solas con tu pareja, no necesariamente sexual, sino de intimidad, para la charla, una comida o simplemente estar cerca sin interferencias. Te aseguro que lo estrictamente sexual vendrá solo.

¿Te sirvieron estos consejos? También te mostramos Placer al desnudo: tocate para mí

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.