5 cosas que aprendimos de la serie de Marie Kondo que no enseñan sus libros

Sumándose a la propuesta de realities de Netflix, "Tidying Up with Marie Kondo" estrenó el primero de enero del 2019
Sumándose a la propuesta de realities de Netflix, "Tidying Up with Marie Kondo" estrenó el primero de enero del 2019
Soledad Venesio
(0)
12 de enero de 2019  • 00:08

Empezar un nuevo año es siempre un momento de reflexión y revisionismo, en donde no solo pensamos en todo lo que vivimos sino también en aquello que está por venir. La búsqueda de sentirnos ordenadas y organizadas (mental, sentimental y físicamente) es un gran primer paso y, el gigante del streaming, lo sabe mejor que nadie. Tanto es así que, el mismísimo primero de enero, estrenó mundialmente " Tidying Up with Marie Kondo " ("Poner en orden con Marie Kondo").

Presentado como un reality show (y siguiendo la propuesta de lo que vimos en " Queer Eye"), durante sus ocho episodios de 30 minutos acompañamos a Marie Kondo a diferentes hogares norteamericanos que presentan el mismo desafío: ordenar, organizar y aprender a despegarse de aquello que ya no necesitan. Pero la riqueza no está en conocer el ya popular método de la reina del orden, sino en la heterogeneidad de los casos. Desde familias con hijos chiquitos hasta parejas adultas que ahora tienen la casa para sí solas, hasta casos movilizadores como el de una mujer que perdió a su marido hace poco y se enfrenta a la situación de decidir qué hacer con sus cosas.

En este ir y venir de Kondo, en el que enseña a doblar, organizar y despedir objetos con frescura y simpatía, también enseña cinco lecciones que no necesariamente están en sus libros y que todos deberíamos incorporar.

Mejor si lo hacemos en familia

No somos los únicos que tenemos que sumar este cambio a nuestras rutinas, sino que tiene que ser un cambio del grupo familiar. A lo largo de la serie Marie cuenta diferentes anécdotas de sus hijas chiquitas y cómo les enseñó que ordenar también puede ser divertido y hasta un juego. Darles pequeñas responsabilidades, dejar que te ayuden mientras vos lo hacés y permitirles que organicen sus propias cosas; son algunos de los consejos que resalta a lo largo de la temporada ¡Ojo! Esto también aplica para nuestras parejas: el orden es responsabilidad de todos.

Todos podemos permitirnos algo de desorden

Casi todas las personas que la autora visita en la serie, le hacen las mismas tres preguntas "¿Estás horrorizada?", "¿Es esto lo peor que viste?" y "En tu casa ¿existe el desorden?". Con frescura y una sonrisa, se ríe y confiesa que por supuesto. Para nosotros esto también es una gran lección de su parte: la búsqueda tiene que ser crear un hogar ordenado y organizado, pero también uno en el cual nos podamos sentir cómodos, que sea un espacio de disfrute, de relajación y de desconexión. Es decir, que cuando estamos cansados o demasiado ocupados, también está bien dejar algunas cosas para el día siguiente.

Viví tu hogar y tené esa experiencia en cuenta a la hora de organizar

Nadie conoce el lugar en donde vivimos como nosotros mismos: sus trucos, sus beneficios y hasta defectos. Es por eso que a la hora de organizarlo es fundamental tener ese aprendizaje en cuenta: desde qué cosas necesitás en cada uno de tus ambientes, para qué utilizas los diferentes espacios, qué mobiliario te resulta cómodo o hasta cuál te resulta inalcanzable. Todo esto importa a la hora de pensar en su organización.

Sobre esto Marie recomienda reglas tan prácticas como útiles (y muy fáciles de recordar): siempre tener a mano los objetos de uso diario, y que estén organizados de una manera en que puedas verlos, aprovechar las facilidades de los contenedores con compartimientos y organizar por tamaños.

Se trata más de incorporar rutinas que de ordenar constantemente

Una de las reglas de oro de Kondo es que no debemos darnos un atracón de orden sino que es importante incorporarlo como parte de nuestra vida diaria ¿Qué quiere decir con esto? Muy sencillo: hacer las cosas bien de primeras y, de esta manera, ir manteniendo el orden en vez de tener que arrancar de cero todo el tiempo.

No se trata solo de tirar y donarlo todo

Mientras que el método Kondo propone reglas muy claras en cómo organizar los elementos de los diferentes ambientes de nuestro hogar, también es cierto que no se trata de una invitación a dejar todo de lado y desprenderse de cualquier cosa material. La autora y coach japonesa no habla de "tirar, tirar, tirar" sino de re-visitar nuestras cosas, preguntarnos si nos dan felicidad, si realmente los utilizamos o necesitamos y de (con un agradeciendo de por medio) dejar ir aquéllas que no queremos más en nuestra vida.

  • La primera temporada de "Tidying Up with Marie Kondo" ya está disponible en Netflix.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.