5 mensajes de 5 mujeres que nos inspiran a ir por más

Crédito: Denise Giovaneli. Producción de Caro Franko.
Ayelén Di Leva
(0)
8 de marzo de 2019  • 13:30

"Cerrá la canilla mientras te cepillás los dientes", "comé más frutas", "luchá por tus sueños". Desde chicas escuchamos mensajes. Nos llegan por todos lados, todo el tiempo. Y son muy poderosos, se imponen, transmiten, nos permiten dudar, nos modifican. Se convierten en semillas que podemos sembrar en el otro. Ahí está nuestra fuerza, en la capacidad de generar un cambio.

Las palabras son el poder que tenemos para crear. Nuestra parte más creativa se pone de manifiesto cuando verbalizamos lo que nos pasa, lo que sentimos. Comunicamos todo el tiempo, en las redes sociales, en nuestras casas, en nuestros trabajos, con nuestra familia y nuestros amigos.

¿Pensaste alguna vez cuántos mensajes enviás a diario? ¿Lo importantes que pueden ser para quienes los reciben? Cuando nos expresamos, mandamos señales, vibramos, y en esa acción podemos transformar mucho, quizás hasta inconscientemente. Nuestra energía interior se manifiesta cuando hablamos y tiene la capacidad de romper barreras, demoler construcciones y crear cimientos nuevos. La magia existe y está en nosotras. Solo hay que saber utilizarla. Inspirate.

"Queremos que a las mujeres nos contraten y estar en un clima en el que podamos avanzar"

Georgina Sticco, 44 años, ingeniera y especialista en género.

Los temas relacionados con el género siempre le interesaron. El momento bisagra fue cuando quedó embarazada y la ONG en la que trabajaba cerró. Cuando quiso encontrar nuevas oportunidades, se chocó con algunos obstáculos: "Yo quería puestos directivos y en las entrevistas me preguntaban mucho si tenía hijos o si mi familia estaba cerca. Mientras respondía, veía cómo me iban tachando de la búsqueda".

A partir de ahí, junto con Carolina, su socia, fundaron Grow, una organización que trabaja para lograr que la sociedad tenga igualdad de oportunidades para hombres y mujeres en el ámbito laboral. "En Argentina, el 60% de las egresadas son mujeres. ¿Querés talento? ¡Lo tenés ahí! Hay muchas trabas para llegar a la entrevista, para desarrollarte después, y eso es responsabilidad institucional, eso es lo que debemos modificar, pero es un cambio cultural".

¿Cuál es su mensaje hoy? "En este cambio de paradigma, es importante que los espacios de trabajo sean más diversos, más inclusivos. Hoy hay que estar abiertos al diálogo, a poder escuchar y a poder pensar juntos cuáles son esas estrategias para lograr la igualdad".

"Cambiando nuestros hábitos podemos liberar a los animales de la industria de los derivados"

María Paula Filippelli (airam), 35 años, activista por los derechos de los animales, ilustradora y tatuadora.

Crédito: Denise Giovaneli. Producción de Caro Franko.

Los animales fueron su debilidad desde chica, siempre sintió una conexión muy fuerte con ellos y le hacía ruido la idea de consumir carne. A los 24 años decidió ser vegetariana y luego de un proceso que duró algunos años, se inclinó por el veganismo: "Descubrí que había un montón de información que la gente desconocía y que es totalmente cruel. Sentí que tenía que comunicarlo".

Estudió un terciario en Bellas Artes y en la ilustración encontró una herramienta muy poderosa para transmitir su mensaje. A través de sus dibujos concientiza sobre la crueldad que padecen los animales. "Siento que la próxima gran lucha es no discriminar por especie, porque es muy poco lo que nos separa. Tenemos la misma capacidad de sentir y eso nos hace iguales".

¿Cuál es su mensaje hoy? "Creo que ni la raza, ni el género ni la especie deberían determinar quién merece tener derechos o vivir en libertad y quién no. Somos todos habitantes de este planeta. La crueldad a la que sometemos a los animales no va a poder ser ocultada por siempre. Cambiando nuestros hábitos podemos ayudarlos, liberarlos".

"El alimento natural te conecta con la naturaleza, que es nuestra fuente de vida"

Rocío Runca, 32 años, licenciada en Nutrición.

Crédito: Denise Giovaneli. Producción de Caro Franko.

Rocío notó que hoy en día existen muchas consecuencias en el cuerpo a causa de los alimentos ultraprocesados. El "boom del paquete", como lo define ella, provoca cansancio, hambre, pesadez, falta de energía, y nos desconecta de la naturaleza. "Promuevo más el consumo de plantas, verduras, frutas, cereales, legumbres, semillas, alimentos que tienen energía vital, que es la energía del sol, la cual la planta obtiene de la fotosíntesis". Cuando sus pacientes cambian a una alimentación más saludable, notan cómo la comida conecta con el ser, con lo que les gusta, cómo se eleva la energía, cambia el humor y genera más foco. La importancia está, además, en alimentar el cuerpo espiritual o emocional.

"Cuando comés más saludable, te enfermás menos, te levanta las defensas y tampoco comés tanto, porque empezás a darte cuenta de que necesitás cada vez menos. Necesitás estar tiempo en el sol, tener amigos, un hobbie, comer sano y simple, cada vez más simple".

¿Cuál es su mensaje hoy? "Comer más comida real, conectarse con la naturaleza (plaza, playa, mar, sol) y ver cómo ese combo de alimentos de la tierra nos reconecta con lo que somos".

"Tenemos una relación con el plástico que está fuera de control"

Agustina Besada, 34 años, consultora en Sustentabilidad.

Crédito: Denise Giovaneli. Producción de Caro Franko.

Estudió Diseño Industrial, trabajó en un centro de reciclaje de plástico en Brooklyn y, viendo ese panorama, empezó a preguntarse qué es lo que estamos haciendo al generar tanto descarte de un material tan valioso. "El cambio arranca en el hogar, en el consumo, todos somos parte del problema y de la solución, si no nos ponemos a hacer algo, no van a cambiar las cosas. Debemos tomar conciencia y saber que cada acción suma".

Se define como exploradora. El año pasado, su curiosidad la llevó a aventurarse al océano para registrar qué estaba pasando con todos los plásticos que generamos en la basura. Junto con Ignacio, su marido, decidieron salir en un velero desde Nueva York hasta Gibraltar y desde Europa hasta Brasil. La idea era navegar tomando muestras y reportando la situación del plástico en el Atlántico. Ese fue el primer gran proyecto de Unplastify, un emprendimiento que lanzó junto con Rocío, su socia.

¿Cuál es su mensaje hoy? "Consumimos una enorme cantidad de plásticos, debemos buscar una solución inmediata. Elijamos un producto descartable que podamos eliminar de nuestras vidas. Hay que generar cambios de a pasos, todo empieza por uno".

"Hay que tener empatía y ayudar desde otro lado, con una sonrisa, con amor"

Luciana Pisarenco, 36 años, ginecóloga obstetra.

Crédito: Denise Giovaneli. Producción de Caro Franko.

Hace dos años se encontró con una oportunidad. Vio que su cuenta de Instagram podía ser un gran canal para mostrar su trabajo y comunicar novedades e informaciones relacionadas a su campo laboral. Desde ahí, todo se modificó. Las consultas se incrementaron y ella logró algo que creía imposible: enamorarse aún más de su trabajo. Hoy le da importancia a la empatía, a ponerse en el lugar de la otra persona, y le gusta ayudar desde otro lado, con una sonrisa, con amor, con una palabra, con un abrazo. "Escuchar, acompañar, es fundamental. Una a veces profundiza y se da cuenta de que hay muchos síntomas que no tienen que ver con lo físico, porque hay cosas que sobrepasan los cinco sentidos. Cuando una se propone algo y le pone mucha energía, sale. También creo que esta energía va y vuelve. Siempre te toca alguien que tiene la misma energía que vos, que tiene ganas de estar igual. Hay un médico para cada paciente. No todos necesitamos lo mismo".

¿Cuál es su mensaje hoy? "Tenemos que conectarnos con lo que le pasa a la persona, con lo que siente. Está bueno aprender a respetarse, a ganar confianza. Hay que conectarse más con una misma, con la energía. La clave está en amar lo que una hace".

Maquilló Delfina Cianni y peinó Agus Santamarina para Estudio Dúo. Agradecemos a Recoleta Grand Hotel, Sor Juana y El Ropavejero su colaboración en esta nota.

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.