5 minutos de entrenamiento de running con Flor Zimmerman

Crédito: Graciela Zanitti / www.iloverunn.com
Jimena Barrionuevo
(0)
30 de octubre de 2017  • 09:05

Es un hecho. Cada vez son más los que se animan a calzarse un par de zapatillas, salir a correr e incorporar este tipo de entrenamiento como una rutina saludable en sus vidas. No hay mucha ciencia detrás de la disciplina. Sólo basta con tener ganas y dejarse atrapar por este fenómeno que se instaló entre los argentinos para quedarse. Por eso charlamos con Florencia Zimmerman (29), Licenciada en Comunicación especializada en marketing que empezó a correr casi por casualidad y hoy es una de las influencers más destacadas entre quienes promueven los beneficios de esta actividad. Les compartimos algunos datos sobre ella y un video para que puedan conocer de cerca cómo se entrena.

¿Cómo empezaste a correr?

"Mi relación con el running comenzó tres años atrás con un cambio laboral. Mis primeras dos semanas en ese nuevo espacio de trabajo fueron caóticas: compañeros de licencia, con días de estudio o con cambio de sector. Como si fuera poco, mi jefe, al que aún no conocía pero que tenía fama de mal carácter, estaba en Berlín, Alemania, corriendo una maratón. Cuando regresó, tuvimos un almuerzo laboral que me tenía muy nerviosa. Él se pidió un menú liviano al tiempo que me explicaba que se estaba cuidando porque iba a correr un Iroman (que combina ciclismo, natación y running). Le pregunté cómo hacía para aguantar competencias de 12 horas de duración, mientras que yo no pasaba de los 20 minutos trotando. Sus ojos se iluminaron y lo que era la reestructuración del área de prensa se transformó en una charla runningcéntrica y el almuerzo se prologó por horas. Finalizó diciéndome: ahora vas a tener que correr una carrera. Andá pensando cuál. Creí que no aceptar el desafío simbolizaba no ser capaz de trabajar para lograr un objetivo y auto superarme. Así que podríamos decir que empecé a correr para hacer buena letra en el trabajo", dice entre risas.

¿Habías hecho deporte en algún momento en tu vida?

De chica, cuando le pedí a mi mamá ir a un club terminamos en un centro cultural. En mi casa siempre se incentivó más la vida artística e intelectual que lo deportivo. Así salvo un breve paso por gimnasia artística nunca había participado de nada que fuera competitivo. Empecé a ir al gimnasio a los 15 y desde hace 5 años que hago yoga con mi papá pero porque tenía la idea errónea de que si no arrancas a hacer deporte desde pequeño ya “se te fue el tren”. Hoy sé que nunca es tarde para empezar si uno se lo propone.

¿Cómo fueron las primeras salidas? ¿Te costaba?

Iba trotando al parque de mi barrio, daba una vuelta y descansaba un rato. Otra vuelta más y volvía a casa. Salía con mis viejas zapatillas agujereadas y no llevaba ni reloj. No me interesaba saber cuánta distancia había recorrido, ni a qué ritmo. Sólo quería ponerme en movimiento y sentir que estaba haciendo algo por mí.

¿Y actualmente cuántas veces entrenás en la semana?

Sigo la rutina que me arma mensualmente Leandro Diwan, mi entrenador. Corro 6 veces por semana y en mi día de descanso tomo clases de yoga. Además, dos veces por semana hago ejercicios de fuerza que pueden ser en el gimnasio o al aire libre.

¿Cómo es un día típico en tu vida cuando no descansás?

Mis días son bastante largos. Durante la semana trabajo de 9 a 18; de la oficina me voy directo a entrenar y regreso a mi casa cerca de las 22. Los fines de semana hago mis entrenamientos más largos y las competencias. También es cuando preparo los posteos de Instagram de la semana: entrevisto a especialistas, busco información, saco fotos, filmo, edito y escribo. Claro, además de ver a mis amigos y ocuparme de mi casa. Si bien es muy difícil combinar un hobby o una pasión con tus obligaciones, me parece importante hacerlo y darle lugar a lo que me gusta hacer para no volverme una autómata que va del trabajo a la casa, de la casa al trabajo.

¿Y cómo te organizaste para ir aprendiendo a comer en forma equilibrada? Porque es necesario asegurarse una buena fuente de combustible para tanta actividad.

La llegada a mi vida de la nutricionista deportiva Milagros Sanz me ordenó muchísimo y me ayudó a mejorar mi rendimiento. No hay dietas universales, por eso es importante consultar con especialistas que armen planes a medida. Hago 6 comidas diarias, cuatro principales y dos colaciones, con pautas generales que varían un poquito en su composición según si estoy en temporada competitiva o pre temporada. Como le pasa a la mayoría, cuento con un presupuesto limitado y poco tiempo para dedicarle a la cocina, pero con un poco de ingenio comer sano es posible. El truco está en stockearse. El fin de semana trato de hacer las compras y dejar comidas pre armadas para solo tener que calentarlas durante la semana. El freezer y la previsión son grandes aliados.

¿Qué alimentos no faltan en tu dieta? ¿Por qué?

En mi dieta no pueden faltar ni los hidratos de carbono ni las proteínas. Los hidratos son el combustible para los músculos, como la nafta que llena el tanque del auto. Las proteínas tienen una función estructural en los músculos. Son como los ladrillos que forman una pared. Generalmente desayuno y meriendo una tostada integral con queso o mermelada y una fruta. A media mañana y media tarde consumo alguna colación como por ejemplo un puñado de frutos secos, un yogurt, una barrita o una fruta. Los almuerzos son una combinación de verduras, hidratos y proteínas, y la cena alguna proteína con vegetales. Y mi postre innegociable a la noche es queso y dulce, me encanta.

¿Qué aprendiste con el running?

Me enseñó a ser paciente, constante y disciplinada. A escuchar a los que saben. A entender que somos falibles, a permitirme fallar cien veces y volver a intentarlo mil más. Correr te domestica el ego y te fortalece el espíritu. El running me volvió a conectar con la capacidad de disfrutar de las cosas simples. Me da un espacio para encontrarme conmigo misma, escuchar a mi cuerpo y enfocar mi cabeza. Pero lejos de ser una actividad puramente solitaria, lo social me parece una parte fundamental. Corriendo conocí a muchísima gente que hoy forma parte de mi diaria. Con ellos aprendo, comparto y me divierto haciendo lo que me gusta, ya sea en mi grupo de running, compartiendo en las redes, o saliendo a trotar con una amiga para charlar de la vida.

5 minutos de entrenamiento

01:08
Video

¿Qué les pareció el entrenamiento de Flor? Pueden ver otras alternativas para ejercitarse en 5 minutos de entrenamiento de ballet fitness y 5 minutos de entrenamiento de zumba

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.