5 razones por las que deberíamos comer más castañas de cajú

Crédito: Pixabay
Daniela Chueke Perles
(0)
17 de mayo de 2019  • 15:04

Cajú, castaña de cajú (pronuncialo "cayú) y, si estás leyendo alguna traducción hecha en España, anacardo. Este fruto seco viene ganando interés en el universo de la alimentación saludable y, si todavía no lo probaste, esta es la oportunidad.

Un sabor muy peculiar

Sin dudas, el del cajú es un sabor exótico y aunque es prima hermana de las almendras, las nueces, las avellanas, las castañas o el pistacho, tiene sus particularidades que lo hacen único. Las castañas de cajú saladas son adictivas y quizá por eso se les haya hecho fama de no tan saludables, porque son tan ricas que es difícil de frenar cuando empezás por una. Si alguna vez probaste las de la famosa marca Planters sabrás por qué hay fanáticos de estas latas, que se desviven por traer cantidades de los viajes a Estados Unidos. Obviamente, esto no es lo más recomendable, salvo para picotear unas cuantas cada tanto, como para darse el gustito.

La castaña de cajú al natural y tostada sin nigún aditivo es un poco dulzona, por eso queda tan bien la combinación con la sal, especialmente como platito para acompañar tragos (whisky es el más clásico). Ya sin la sal agregada, donde prima más su sabor original, tirando a dulce pero bastante neutro al mismo tiempo, podemos decir que la castaña de cajú, funciona mejor como nutriente, ya que no te levanta la presión arterial, pero siempre en cantidades adecuadas.

¿Qué es y de dónde surge el cajú?

La castaña de cajú es una planta originaria de Brasil, es una nuez rica en minerales. Fue llevado a la India por los comerciantes, donde también se cultiva. El anacardo crece hasta alturas excepcionales con un tronco bastante irregular. Colgando de las ramas hay unos frutos grandes y jugosos en la parte inferior, a los cuales está adosado el cajú (o anacardo). Disponible todo el año, la tuerca tiene una gran vida útil si se almacena correctamente.

Tanto la castaña como la fruta tienen distintos usos. En India, la castaña se usa en la alimentación para hacer currys deliciosos y ricos, y también, al igual que en Occidente, se tuestan y se comen secos. Y la fruta, en India también, se utiliza para hacer remedios naturales para elevar la energía y mejorar el rendimiento sexual, pero esto no es algo que se compruebe por nuestras tierras.

5 beneficios de consumirlas

El cajú es una excelente opción para agregar nutrientes a la dieta, ya sea en plan de perder peso, como de ganarlo y ni hablar de cuando el objetivo es construir músculo. Es un súper aliado para reponer minerales, vitaminas y proteínas vegetales.

Entre los beneficios más destacados están:

  • Fortalece el sistema inmunológico, la sangre y los huesos. Tiene cinco veces más vitamina C que la naranja, un micronutriente que refuerza el sistema inmunológico. Además contiene zinc, que desempeña un papel vital en el fortalecimiento del sistema inmunológico contra infecciones y en la cicatrización de heridas, y es extremadamente importante durante el embarazo. También tiene hierro y calcio, minerales eficaces para combatir la anemia y fortalecer los huesos.
  • Protege el corazón y previene enfermedades cardiovasculares. El contenido de grasas del cajú es menor que la mayoría de las otras frutas y, por lo tanto, es óptimo para la salud del corazón. Según estudios, ayuda y reduce los niveles de triglicéridos, que, cuando son elevados, aumentan la incidencia de enfermedades del corazón. Las castañas de cajú también son ricas en antioxidantes, que disminuyen el riesgo de contraer enfermedades cardiovasculares.
  • Anticáncer. El cajú tiene muchos flavonoides, pigmentos que poseen propiedades antioxidantes, antinflamatorias, antimicrobianas, antitumorales, ateroscleróticas, entre otras: Contiene licopeno y betacaroteno, que ayudan en la prevención de algunos tipos de cáncer, así como el cardanol y el cardanol ácido anacárdico, según distintos estudios. De acuerdo con investigaciones, estos compuestos que inhiben la proliferación de tumores actúan disminuyendo el "estrés oxidativo", una de las causas de varios tipos de cáncer, como el de mama, colon y próstata.
  • Rejuvenece la piel y el cabello. Es rico cobre, un mineral que forma parte de muchas enzimas como la tirosinasa, que convierte la tirosina en melanina, el pigmento que da al cabello ya la piel su color. Sin el cobre, esas enzimas no lograrían hacer su trabajo y la piel y el cabello perderían el vello. Los antioxidantes contenidos en el cajú ayudan a proteger las células del envejecimiento provocado por los radicales libres, manteniendo la apariencia como un todo joven por más tiempo.
  • Da más energía para entrenar. Para atletas de ejercicios de resistencia, el cajú es un alimento indispensable. Es rico en aminoácidos de cadena ramificada (conocidos como BCAA), que aumentan la capacidad de utilización de la grasa como fuente de energía y así mejorando la capacidad física. El BCAA aumenta el glucógeno hepático y muscular, lo que culmina en una mayor utilización de la grasa como fuente energética durante el ejercicio.

¿Cómo se consume?

Puede ser consumido de diversas formas:

Las castañas frescas y crudas: tal como te la venden sueltas en la dietética. No es tan rico para comer directamente pero la podés usar para dorar en aceite y agregarlo a un arroz o a unas pastas o a una ensalada.

Las castañas tostadas: como snack, en smoothie bowls, granolas o en barritas caseras de cereales y frutos secos. Tené en cuenta que entre 6 y 8 castañas es suficiente.

Como bebida vegetal (leche de cajú): misma función que la conocida "leche de almendras" se usa en reemplazo de la leche de vaca, sola o para "cortar" infusiones. Podés elaborarla o conseguirla en dietéticas o supermercados. En Argentina también se consigue envasada en Tetra Pak, en sabores natural, vainilla o chocolate.

En curry, de pollo o vegetariano: con legumbres, leche de coco , pizca de vinagre y muchas especias; googleá recetas de curries ohlaleros o instagrameá que hay mil variantes para probar y experimentar.

Experta consultada: Lic. Isabel Lanusse (M.N. Nro 7732) , nutricionista de Tratenfu, www.tratenfu.com

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.