A Brooke Shields todavía le entran los jeans que usó cuando tenía 15 años