Actitud zen: 3 libros para vivir más presentes

Crédito: Prensa Editorial Planeta
A través del zazen, el mindfullnes y una ficción con buenas ideas podés desarrollar tu propio camino para empezar a vivir mejor.
Daniela Chueke Perles
(0)
23 de agosto de 2017  • 00:00

La vía del zen es un camino de autoconocimiento, pero no para quedarte mirando tu ombligo, sino para experimentar la fusión con el otro, con quienes te rodean y para tomar consciencia de que vivís en un planeta. Sos responsable por vos y por el resto del mundo. Pero la paradoja es que sólo empezando por conocerte a vos es cómo llegás a la conciencia plena de tu rol en la construcción de un mundo mejor.

Cómo influye tu estado de ánimo en tu vida diaria, cómo te afecta lo que pasa. Pero también cómo vos generás impacto en los demás.

A través del zazen, el mindfullnes y una ficción con buenas ideas podés comprometerte a vivir mejor.

Te recomendamos tres lecturas para inspirarte a la acción. Siempre con actitud zen, obvio.

Vida simple, vida zen

Autor: Jorge Bustamante, monje soto zen argentino, director de La Ermita de Paja, centro de meditación zazen.

Qué te enseña: a través de la práctica constante de zazen, que consiste en sentarse en grupo a respirar en silencio y cantar mantras con la guía de un maestro, es posible incorporar e ir incrementando la comprensión de la actitud zen para una vida más plena. En el libro el autor busca responder a la mayoría de la preguntas que hay alrededor de esta filosofía. Una vida simple es ejercer el gesto justo para cada momento.

Un párrafo: "Si te sientas quietamente con la espalda derecha, recogido el mentón, sueltos los hombros; si observas el fluir de la repiración y abres tus sentidos, comprenderás inmediatamente que no hay nada que esté separado. Que no estamos solos porque todo está íntimamente relacionado. Estamos juntos con todos los seres"

El arte de cuidar a tu niño interior

Autor: Thich Nhat Hahn, monje budista vietnamita, dirige Plum Village, un centro de práctica de mindfullnes, en el sur de Francia.

Qué te enseña: se puede sanar las heridas del pasado aprendiendo a vivir en el presente. Conectarte con tu niño interior, sus alegrías, pero sobre todo, sus sufrimientos que no fueron superados adecuadamente en su momento, te permite vivir más libre y con más alegría, el tiempo presente. Con muchas propuestas prácticas de mindfullnes (16 ejercicios de respiración), budismo y reflexión, este libro te motiva a buscar la paz... y encontrarla.

Crédito: Prensa Editorial Planeta

Un párrafo: "Buda nos aconseja crear el sentimiento de alegría y felicidad para nutrirnos de él antes de afrontar un cualquier sentimiento doloroso. Igual que un cirujano puede considerar que un paciente está demasiado débil para sometersea auna operación y le recomienda que primero descanse y se alimente bien a fin de prepararse para la intervención, así nosotros necesitamos fortalecer la base de la alegría y la felicidad, antes de centrarnos en el sufrimiento".

Hoy haré del mundo un lugar mejor

Autor: Laurent Gounelle es un escritor francés, especialista en desarrollo personal y en sus obras vuelca sus experiencias recorriendo el mundo para conversar con los mejores especialistas.

Qué te enseña: a replantearte si estás llevando la vida que querés llevar. Es una novela, del estilo de Favor por favor, en la que un personaje, Johnatan por un encuentro con una gitana que le predice malos augurios, decide cambiar de vida. Deja la empresa donde trabajaba con su ex mujer y un socio con el que últiamente competía demasiado y se propone dejar de lado sus problemas y empezar a volcarse en los demás. Adoptará desde gestos ínfimos como regalar flores a un desconocido a resolverles sus problemas. En definitiva, todos podemos mejorar la vida de alguien.

Crédito: Prensa Editorial Planeta

Un párrafo: "Puede que esta sea la razón por la que la gente no está acostrumbrada a recibir tales mensajes y resulta difícil obsequiar con un cumplido sincero a alguien sin que sea mal interpretado o sin que se le atribuye una intención hipócrita. Y si, gracias a una suerte inaudita, no se pone en tela de juicio la sinceridad del halago, es frecuente que la persona que lo recibe intente minimizar portodos los medios la cualidad que le atribuye, en un arranque de modestia que oculta el apuro que se siente al recibir un obsequio tan poco habitual. Para evitar aquella dificultad, Jonathan tenía una solución aplastante: piropear y desaparecer. Permitirse el tiempo justo para entrever la sorpresa, el nacimiento de una sonrisa o el de un brillo en los ojos, y luego esfumarse después de haber entregado aquel tricito de espejo positivo. Era agradable , y le encnataba.".

¿Cuál te gustaría leer? ¿Tenés otras recomendaciones de libros que nos motiven a cambiar? También: 5 propuestas de spa a domicilio y Crianza: el difícil equilibrio entre calidad y cantidad de tiempo compartido

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.