Adiós mandatos: renunció a un puesto corporativo y creó una marca de juegos para adultos