África Suya

Un documental refleja vida y obra de Sembène, el padre del cine africano
Nicolás Artusi
(0)
13 de diciembre de 2015  

"Si quiere luchar por África, la lucha es aquí": con una severa dignidad, la respuesta era siempre la misma. Cada vez que alguna universidad estadounidense invitaba al maestro Ousmane Sembène para dar una conferencia, él repetía que no, que su lugar era Senegal y que su misión en este mundo era otra ("no estoy para alimentar a los académicos americanos", decía). El padre del cine africano se negaba a visitar los Estados Unidos para dejar tranquilas las conciencias progresistas y resulta irónico que ahora, ocho años después de su muerte, su rostro pacífico, de cejas curvadas hacia abajo que dan la expresión de un tío bonachón y pipa siempre humeante, ocupe las marquesinas de los cines de Nueva York. El estreno de la película Sembene! documenta los esfuerzos por filmar en el continente olvidado y registra un fenómeno de época: en la continua búsqueda de exotismo que impone la era del hiperconsumo, el mundo descubre el cine de África justo mientras África descubre el cine.

Cualquier miércoles a la noche en el centro de Yamena, la capital de la República de Chad, cientos de personas se sientan sobre largos bancos de madera sin respaldo o directamente sobre el piso de tierra y se hipnotizan frente a una pantalla de tela con remiendos: es uno de los tantos cines a cielo abierto (en realidad, baldíos polvorientos al aire libre) donde se proyectan películas de Bollywood, éxitos de Hollywood o dramitas amateurs de directores locales. Es uno de los países más pobres del mundo, pero Chad no puede escapar al furor actual por el cine. Lo mismo sucede en Bangui, capital de la República Centroafricana, o en Yaundé, capital de Camerún. Con precarios medios técnicos, actores vocacionales y un entusiasmo desbordante, jóvenes directores toman a Sembène como influencia e inspiración: en 1963, con 40 años recién cumplidos, una cámara usada de 16 milímetros y retazos de celuloide que le enviaron por correo unos amigos europeos, filmó el cortometraje Borom Sarret , la primera película realizada por un negro en África. Hasta las independencias nacionales de la década del 60, los capangas franceses habían prohibido que los negros filmaran películas. En rebelión contra la tiranía colonial, Sembène convirtió a familiares y amigos en actores improvisados y tres años después filmó La noire de…, el primer largometraje de ficción realizado por un subsahariano. África era suya.

En un pasado mítico quedaron su infancia como hijo problemático de unos pescadores del río Casamanza en la Senegal rural, su adolescencia de vagancia diletante y su juventud como portuario en Marsella: apenas había terminado quinto grado y ya escribía novelitas con el deseo de hacer justicia literaria a los africanos, enfocados a través de una mirada positiva. Y después se obsesionó con el cine hasta que cumplió el sueño de dirigir sus propias películas, que empiezan como fábulas sencillas. pero terminan como filosas alegorías políticas oscilantes entre el realismo social y la mitología tribal.

Ahí donde el padre del cine africano sea el inspirador máximo para nuevas legiones de directores chadianos, centroafricanos o camerunenses, en los Estados Unidos y Europa redescubren su obra como manifiesto de libertad y rebeldía. Para Joel Silverman, director junto con Samba Gadjigo del documental Sembene! , su gesta artística es ejemplo de resiliencia, en tanto la capacidad para sobreponerse a las adversidades sea uno de los atributos más admirados (y escasos) de la época: "Cada vez que escucho a un director independiente norteamericano hablar de lo que tuvo que luchar para filmar su película, me río por dentro y pienso en Ousmane".

CINCO PELÍCULAS DE OUSMANE SEMBÈNE

Borom Sarret, 1963

El primer corto filmado por un negro en África: la gesta de un conductor de carromatos y su lucha cotidiana por proveer de pan y dignidad a su familia.

La noire de…, 1966

El prestigioso premio Jean Vigo que recibió en Francia llamó la atención mundial sobre la primera película de ficción realizada en las ex colonias africanas.

Ceddo, 1976

Polémica e incendiaria, fue prohibida en muchos países africanos por su amarga descripción de las luchas religiosas entre católicos y musulmanes.

Le camp de Thiaroye, 1987

Prohibida en Francia, ganó seis premios en el Festival de Venecia. Muestra la masacre francesa de africanos en tiempos de las colonias.

Moolaadé, 2004

La última película de Ousmane Sembène, ganadora del premio Un Certain Regard del Festival de Cannes, sobre la mutilación genital de las mujeres subsaharianas.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.