srcset

Airbnb: la app apunta a los viajes de lujo con castillos e islas privadas

(0)
26 de junio de 2019  • 02:04

Del sofá a la habitación y la casa entera, las opciones de alojamiento que ofrece Airbnb desde 2008 son cotizadas por viajeros de todo el mundo y presupuestos varios. Ahora, la plataforma apuesta al segmento de lujo con Airbnb Luxe, un nuevo nivel de alta gama: lugares increíbles para alojarse (con un valor mínimo de u$s 1.000 por noche), con acceso a diseñadores de viajes dedicados a dar servicio personalizado, conserjería y asistencia VIP las 24 horas.

La infinity pool de Naiik, una villa en la Riviera Maya de cuatro habitaciones y playa privada.
La infinity pool de Naiik, una villa en la Riviera Maya de cuatro habitaciones y playa privada. Fuente: Lugares - Crédito: Airbnb

Los alojamientos son destinos en sí mismos. Hay castillos en Francia, impresionantes villas históricas en la Toscana, mansiones y hasta una isla entera con su propia zona horaria, para gozar de la más completa privacidad y exclusividad: se trata de Nukutepipi, un atolón privado en la Polinesia Francesa dirigido por Guy Laliberte, fundador del Cirque du Soleil y Lune Rouge.

La isla Nukutepipi de la Polinesia Francesa.
La isla Nukutepipi de la Polinesia Francesa. Fuente: Lugares - Crédito: Airbnb

Una de las habitaciones de Nukutepipi, la isla privada en la Polinesia Francesa.
Una de las habitaciones de Nukutepipi, la isla privada en la Polinesia Francesa. Fuente: Lugares - Crédito: Airbnb

Los fanáticos de la literatura pueden encontrar inspiración y buena vida en The Fleming Villa, la villa jamaiquina donde Ian Fleming escribió sus famosas novelas de espías.

Airbnb Luxe se basa en la experiencia en viajes de lujo que obtuvo al adquirir Luxury Retreats en 2017. Este segmento se lanza con más de 2.000 alojamientos cuidadosamente seleccionados en todo el mundo.

Cada uno de ellos tuvo que pasar por una estricta evaluación en la que se aplicaron más de 300 criterios a fin de garantizar que cumplieran con exigentes normas de diseño (van desde materiales y acabados de primera calidad, características únicas y excepcionales, hasta espacios adecuados para grupos), y funcionalidad. Por ejemplo, los electrodomésticos deben ser aptos para ser usados por un chef y cada habitación debe tener un baño disponible.

El chalet Les Étrennes, en los Alpes Suizos.
El chalet Les Étrennes, en los Alpes Suizos. Fuente: Lugares - Crédito: AIrbnb

La terraza con vista al mar de Villa Utopic, propiedad disponible en Saint Barts.
La terraza con vista al mar de Villa Utopic, propiedad disponible en Saint Barts. Fuente: Lugares - Crédito: AIrbnb

Con cada reserva se accede a un "diseñador de viajes" especializado y muy capacitado en el destino en cuestión, encargado de que la estadía se adapte a las necesidades exclusivas del viajero en cada momento. Después de reservar una propiedad, el diseñador puede ayudar a garantizar un check-in sin obstáculos, coordinar experiencias y actividades y una amplia variedad de servicios, desde guarderías hasta chefs privados y masajistas a domicilio, o sesiones de entrenamiento en su propio gimnasio.

"Los viajeros de lujo de hoy en día anhelan algo más que alojamientos de alta gama: buscan transformaciones y experiencias que los hagan sentirse más conectados entre sí y con su destino", dijo Brian Chesky, cofundador, director ejecutivo y responsable de la comunidad de Airbnb.

Knightsbridge Penthouse, en Londres.
Knightsbridge Penthouse, en Londres. Fuente: Lugares - Crédito: AIrbnb

Además de palacios y súper chalets, también abrirá la puerta a espacios espectaculares en las ciudades, como este oasis en Kensington (Londres), un ático en Sloane Square y otras propiedades sofisticadas en al menos 12 ciudades más, como Milán, París y Austin.

Villa Mandarinas, en Puerto Vallarta.
Villa Mandarinas, en Puerto Vallarta. Fuente: Lugares - Crédito: Airbnb

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.