Alfred Oliveri. "Está desapareciendo el concepto de zapping"

Exreportero de CQC y El Rayo, creador de House of Chef, filmó un documental sobre la parrilla Don Julio y actualmente prepara un road trip en el mundo del vino
Exreportero de CQC y El Rayo, creador de House of Chef, filmó un documental sobre la parrilla Don Julio y actualmente prepara un road trip en el mundo del vino Fuente: LA NACION
Alejandro Rapetti
(0)
28 de diciembre de 2019  

Oliveri se dedica al mundo del espectáculo desde que tiene uso de razón. Según cuenta, de chico su madre artista lo subió a un taxi hasta la oficina del mismo Leopoldo Torre Nilsson, con lo cual a los 8 años terminó actuando en un comercial dirigido por el prestigioso director. "Ese fue el comienzo oficial de mi carrera", asegura.

Con una trayectoria de casi tres décadas como productor, director o creador de formatos televisivos, Alfred Oliveri representa desde fines de los 80 el avance del sector audiovisual tanto en Argentina como en España. Geniecillo precoz, muchos lo recordarán como ex reportero y productor de CQC y El Rayo, si bien para ese momento ya había tocado con su banda en el Café Einstein como telonero de Sumo, había ganado la Bienal de Arte Joven en diferentes rubros y había trabajado por La TV Ataca, Rebelde sin pausa, Music 21 o Teleshow.

Entre 2000 y 2008 se radicó en España, donde fundó la productora GlamoramaTV que hasta hoy desarrolla contenidos televisivos para ambos países desde Barcelona. También colaboró con el equipo de Cuatro Cabezas cuando abrió una oficina en Madrid para exportar los formatos de Caiga quien Caiga, El Rayo y Trip, surgidos como contenidos originales en la TV local en la década del 90.

"Empecé a pensar un tipo de narración que me parecía interesante aplicar en los programas unscripted, que no tienen guión, utilizando muchos elementos de la narrativa de la ficción. A partir de esos parámetros, volví a Argentina y empecé a desarrollar series unscripted en los canales de cable premium. Hicimos Milo, una serie con Milo Lockett sobre arte y Algo de mí con Deborah del Corral, para El Gourmet. Cuando el canal se vendió, decidí fundar una plataforma de contenidos ligadas a la gastronomía. Así nació House of Chef, que es ahora mi proyecto principal en donde la idea es tener a los cocineros más importantes contando las historias de una manera diferente, no tan enfocado en los platos sino en sus historias de vida. Empezamos a desarrollar distintos segmentos, web series, una serie de televisión que salió en LN+", señala Oliveri.

Como director y realizador, en 2018 presentó su ópera prima, Tegui: Un asunto de familia, un documental largometraje sobre Germán Martitegui que abrió la sección Culinary Zinema del Festival de San Sebastián, y este año volvió a hacerlo con La leyenda de Don Julio: Corazón & hueso, otro largometraje de su autoría sobre las tres generaciones de una familia que convierte una parrilla de barrio en un asador de carne de referencia.

-¿Como sigue el desarrollo de estas películas documentales?

-Ahora estamos en el proceso de posproducción de una película sobre el mundo del vino, rodada en Europa con una protagonista femenina, la sommelier Mariana Torta. Es un road trip por ciudades y regiones ligadas al vino como París, Milano, Barcelona o Madrid; también recorre las regiones de Champagne, Bourgogne, Costa Azul o Piamonte, entre otras.

-¿Qué mirada tenés sobre el mercado audiovisual latino respecto de las nuevas plataformas y tecnologías?

-Me parece que es una época maravillosa y me da mucha felicidad sentir que soy parte y protagonista de la época que vivo, como fue en los 90. Me parece alucinante, y tiene que ver con el requisito de la calidad en los contenidos. El juego está cambiando todos los días, literalmente, y la aparición y la irrupción de la ficción de calidad es innegable. Creo que es el hecho más relevante. Y también la posibilidad de segmentar, elegir a partir de nichos específicos más pequeños. Otro hecho relevante para la región es que un contenido en español hoy puede ser consumido en todo el mundo.

-¿Cómo ves a la televisión abierta?

-Creo que en un punto la televisión abierta volvió a ocupar el lugar que tenía antes de nuestra irrupción en los '90, y quedó relegada a un púbico más adulto, con una programación más establecida, los talk shows, los noticieros o la programación deportiva, pero no es el lugar donde hoy pasan las cosas, el eje ha cambiado. El gran aporte de nosotros en los '90 fue cambiar las reglas del juego desde el centro mismo del mainstream y paulatinamente su lugar esta viéndose relegado a partir de otras maneras de ver TV. Hasta la TV como la conocemos se ve a partir de una plataforma, las nuevas generaciones ya no tienen la televisión como la conocemos, prácticamente está desapareciendo el concepto de zapping. No creo que la televisión vaya a desaparecer, pero sí que va a ocupar un lugar diferente.

-¿ Cuáles son las posibilidades de financiamiento e inversión para un realizador en tiempos de crisis?

-Junto con el tema de conseguir pantalla para tus productos, el financiamiento es el tema más complicado que enfrenta un realizador, pero es algo que de alguna manera ya no está tan ligado a lo argentino, y tiene más que ver con la forma en que lográs establecer y colocar tu producto a nivel regional o global, a nivel de las coproducciones con otros países.

-¿Qué hacés en tu tiempo de ocio?

-Lo tengo muy mezclado con el trabajo. Por lo general, caminar por ciudades en las que me gusta estar. Madrid es un lugar donde cada vez paso más tiempo y cada vez me siento mejor. Uruguay siempre fue una fuente de inspiración. Después estoy volviendo a ir al cine, que lo recomiendo porque es una experiencia única, sobre todo como profesional del cine, para entender el amor que hay puesto en eso.

-¿Qué viste últimamente?

-El irlandés, una obra maestra que de alguna manera sintetiza toda la obra de (Martín) Scorsese. También vi la última de Tarantino, Jocker y Parasite, que ganó la última Palma de Oro en Cannes, y es espectacular. Acá la dieron en el festival de Mar del Plata. De las series me encanta casi todo lo no fantástico de HBO.

-¿Hacés terapia?

-No ahora, pero tengo muchos años, como casi todos los porteños. Creo que lo que antes conocíamos como la terapia tradicional se va refinando. Así como en la industria audiovisual tenés para elegir qué es lo que mejor te funciona a vos, creo que en relación a eso uno hoy puede ir eligiendo lo que mejor le funciona.

-¿De qué cosas estás seguro?

-Siempre supe que me iba a dedicar al mundo del espectáculo, algo que hago desde que tengo uso de razón.

-¿Cómo te manejás con el dinero?

-Pobre no es el que no tiene plata, sino el que no sabe cómo gastarla.

-¿Qué mirada tenés sobre el país después de las últimas elecciones?

-Me encantaría ser optimista, pero por lo visto desde la vuelta de la democracia no hay una situación política que nos "salve". Posiblemente durante el primer gobierno de Néstor, cuando yo vivía afuera, sentía que había una situación deferente como nunca se había sentido, y tal vez también con la primavera democrática de Alfonsín. Creo que esos fueron los momentos donde realmente salió el sol para los argentinos y ojalá vuelva a pasar, es mi deseo.

-¿Una máxima para vivir?

-La vida se divide en dos. Una parte es disfrutar sin parar y la otra no la conocemos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.