Amanda de Cadenet: "Quiero que las mujeres puedan mostrar su perspectiva del mundo"

Fuente: OHLALÁ!
Teresa Elizalde
(0)
8 de mayo de 2019  • 22:21

El mundo necesita ver las cosas desde una perspectiva femenina. Eso detectó la británica Amanda de Cadenet cuando, a los 25 años, pasó de trabajar delante de cámaras a dedicarse a la fotografía, ahora del otro lado. Se dio cuenta de que no solo el enfoque que se les daba a las campañas y editoriales de revistas era súper masculino, sino que, además, era evidente la falta de fotógrafas trabajando en las industrias creativas. Viendo esa necesidad, hace tres años fundó Girlgaze , una plataforma que reúne a fotógrafas de todo el mundo y que busca revolucionar el mercado editorial, el marketing y la publicidad con una premisa clara y contundente: dejar de ver el mundo a través de los ojos del varón , romper la brecha de género para darles más oportunidades de trabajo a las fotógrafas (mujeres, autopercibidas como tales o no binarias), generando material que rompa los estereotipos, que sea inclusivo y diverso.

La primera acción fue ese mismo año, una convocatoria a subir trabajos a Instagram con el hashtag #girlgaze, para conseguir participar de una edición de Teen Vogue. La respuesta superó toda expectativa y el proyecto se amplió a lo que es hoy. Por un lado, Girlgaze funciona como un mercado de trabajo online en el que una comunidad de más de 200.000 fotógrafas puede acceder a empleos pagos y de calidad. También conecta a las profesionales entre sí y realiza acciones de mentoreo. Y, como agencia creativa, ofrece además a marcas y empresas propuestas que generen un cambio cultural en la industria. Levi's, Nike, Gap, Teen Vogue y Glamour son algunas de las firmas que se animaron, y a partir de la alianza con Dove y Getty Images para la campaña #ShowUs / #Mostremos (que incorporó los trabajos de las argentinas Luján Agusti, Agostina Valle y Jessica Pons, integrantes de la red) se espera que se sumen muchas más.

Para formar parte de la plataforma, hay que seguir unos sencillos pasos a través del sitio web. Girlgaze orienta a las fotógrafas para armar su porfolio y deja claras algunas reglas: entre otras, no incluir fotos de menores de 18 años y, en caso de que sean desnudos, que no resulten ofensivos o impliquen explotación sexual.

Nos reunimos con Amanda para que nos contara cómo fue su propio despertar y cómo, a través de Girlgaze, está logrando que una nueva visión sorora del mundo despierte las miradas con todos los colores, los cuerpos y las historias de vida capaces de transformar la realidad en un terreno mucho más fértil e igualitario.

Fuente: OHLALÁ!

¿Cómo empezó #Girlgaze?

Lo empecé un domingo, en mi casa. Fui fotógrafa por mucho tiempo, trabajé en los medios, detrás y delante de cámara. Sentía que muchas mujeres en fotografía trabajan por la visibilidad, que muchas veces lo hacen gratis o cobran menos solo por el hecho de ser mujeres.

¿Qué buscabas?

Había muchas mujeres muy talentosas que no se estaban luciendo, que no lograban mostrar su trabajo ni su manera de mirar el mundo.

¿Querías visibilizar la mirada machista sobre el mundo de la mujer?

Quería que las mujeres mostraran su perspectiva del mundo. Y hoy, si buscan el hashtag #Girlgaze, tenemos cerca de 450.000 imágenes. La gente de a poco empezó a mirar esto. Los medios comenzaron a observar lo que estábamos haciendo y reconocieron que sería ideal contratar a estas fotógrafas. Mi trabajo pasó luego a conectar gente y a darle mayor visibilidad. En 2017 publicamos el libro #girlgaze: How Girls See the World con Rizzoli. Hicimos la curaduría de Teen Vogue, cada vez aparecíamos en más revistas, todos querían hacernos notas y trabajar con nuestras fotógrafas.

¿Qué es Girlgaze ahora?

Sigue siendo una manera de mirar el mundo, pero es también una manera de que las mujeres tengan trabajo. El año pasado generamos 486 puestos para mujeres en más de 67 países. Tenemos una plataforma laboral y no importa el país donde vivas: mostrás lo que hacés y podés ser contratada como fotógrafa, ilustradora, animadora, todo lo que sea creativo.

¿Cómo eligen a las fotógrafas?

Hacemos mucho research. Las elegimos sobre la base de que haya representantes de cada país que puedan retratar las problemáticas propias de cada región. Mientras que en Irán las mujeres no pueden manejar, nosotras en UK tenemos problemas de representación y acceso. Cada país tiene sus cuestiones, sus desafíos, vinculados con las leyes, la religión y otros temas.

¿Cómo fue el acuerdo con Dove?

Nos sumamos porque creemos que hay que cambiar los estereotipos que fueron creados por el patriarcado. Las mujeres no fueron las que los plantaron, pero sí los continuaron, ni siquiera se preguntaron qué estaban mostrando. Son los varones quienes los han construido y hoy algunos de ellos los quieren deconstruir. Tenemos que encontrarlos y agradecerles.

¿Hay varones en Girlgaze?

No. Nadie que se identifique como tal está en Girlgaze. Y la razón por la que hago esto es porque los varones no necesitan de mi ayuda. Ellos ya tienen su espacio. Se han venido ayudando durante años.

¿Cuál es la industria más difícil para cambiar? ¿La moda?

No lo creo. Está de moda ser inclusivo y la representación se ve en las pasarelas. Si se pone de moda hacer algo, la moda cambia en un minuto. Cada vez hay más diseñadores que son conscientes de los cambios.

¿Querés saber más? En www.girlgaze.com podés contratar creativas o postularte como colaboradora. Y con el hashtag #ShowUs o #Mostremos podés ver las imágenes de la nueva campaña que hicieron junto con Dove y Getty Images.

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.