AME: las 5 claves que explican la necesidad del diagnóstico y tratamiento tempranos