Amit Goswami: “Podemos ser cocreadores de nuestra realidad"

Difunde un nuevo paradigma que busca integrar ciencia y espiritualidad a partir de la física cuántica.
Crédito: Sol Santansiero
Difunde un nuevo paradigma que busca integrar ciencia y espiritualidad a partir de la física cuántica.
Cecilia Tedin
(0)
1 de julio de 2017  • 00:24

Usa sombrero camuflado, habla un inglés pausado y con acento, se lo ve siempre sonriente y, a simple vista y por su edad –cumplió 84 años hace poco–, podríamos pensar que estamos frente a un abuelo simpático ya retirado.

Sin embargo, Amit Goswami se encuentra hoy en uno de los momentos más activos de su vida. Es probable que a algunos su cara les suene: es que, además de haber publicado once libros sobre ciencia y espiritualidad, Goswami tuvo en 2004 una aparición en la película de estilo documental ¿¡Y tú qué sabes!? (What the Bleep Do We Know?), que exploraba las posibilidades que tiene la conciencia de modificar la realidad material en que vivimos. Hoy, este doctor en Física Nuclear por la Universidad de Calcuta y profesor de Ciencia Teórica en la Universidad de Oregon, en Estados Unidos, viaja por el mundo difundiendo lo que llama “activismo cuántico” para mostrarnos cómo, a través de esta disciplina, podemos acercarnos a vivir una vida más integrada y feliz.

la ciencia feliz

Siempre fue muy curioso. Su madre quería que fuese médico, pero la idea de diseccionar cadáveres no lo atraía. Justo al lado de la Facultad de Medicina estaba una de las mejores universidades para estudiar física, y terminó siguiendo ese rumbo. Es que la ciencia y la espiritualidad eran temas recurrentes para él. Recuerda su infancia en Calcuta, las largas charlas filosóficas con su padre, un brahmán hindú que siempre lo inspiró.

Después de graduarse como físico, dio clases en la Universidad de Oregon durante treinta años, siempre guiado por los parámetros de la física newtoniana reinantes hasta ese momento, cuyas leyes buscaban predecir y controlar los acontecimientos. Pero los caminos de la vida tienen sus vueltas, y hay una que Amit recuerda especialmente: “Fue en 1973, después de una conferencia que di en California junto con otros científicos, de la cual salí descontento. Ahí me di cuenta de que les tenía celos porque veía que tenían más reconocimiento que yo, y de pronto algo me hizo preguntarme: ‘ ¿Por qué llevo la vida que llevo? ’. Lo que venía haciendo hasta el momento no me hacía sentir pleno. Sentí entonces un llamado interior para lograr combinar mi trabajo y mi vida de un modo que tuviera un propósito, que sirviera para alcanzar la felicidad”. Ese cuestionamiento, al que define como su “crisis de la mitad de la vida”, lo llevó a iniciar un largo camino que lo hizo involucrarse profundamente en la investigación sobre la conciencia y a cuestionar el paradigma que rige el pensamiento científico tradicional según el cual todo es materia y la conciencia es algo secundario. “ Es el paso de una mirada puesta en la mente racional hacia un tipo de pensamiento más amplio que incluye los mundos de los pensamientos, sentimientos e intuiciones”.

ser el cambio

Aunque este camino fue largo y despertó resistencias en el “establishment” científico, cada vez encontró más aceptación e interés entre sus jóvenes estudiantes y gente de otros ámbitos. A partir de 2009 se enfocó en darle impulso al movimiento que llamó “activismo cuántico”, un grupo de personas que quieren aplicar los principios de la física cuántica para transformarse a sí mismos y al mundo. “Gandhi hablaba de ser el cambio que queremos ver en el mundo, yo también creo que hay que hacer de nuestra vida nuestro mensaje”. Esta nueva mirada permite la incorporación de nuevos valores en la economía, la medicina, la política, la educación –reintroduciendo la conciencia holística y poniendo el foco en la creatividad, entre otros aspectos–. Amit abre los ojos y afirma convencido que la conciencia es la base del ser, y que esto puede comprobarse científicamente. “Esto va a hacer nacer un nuevo paradigma de ciencia. Tal vez yo no lo vea, pero estoy seguro de que en las próximas décadas el cambio se irá dando”.

Para leer

La física del alma (Obelisco). Utiliza el lenguaje y los conceptos de la física cuántica para estudiar y demostrar científicamente las teorías metafísicas de la reencarnación y la inmortalidad.

Ciencia y espiritualidad (Kairós). Muestra que las paradojas de la física cuántica pueden resolverse a partir de cuestiones de la vida, la mente y la salud.

Más info: www.amitgoswami.org •

¿Qué te inspiró nuestro hombre sensible? ¿Sabés de qué se trata la física cuántica? También leé: "El trasplante fue lo mejor que me pasó" y Es difícil revivir un corazón congelado

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.