Ansiedad por separación: cómo evitar que los perros sufran cuando vuelvan a quedarse solos

La cuarentena ha modificado la vida de nuestras mascotas acostumbradas a largas horas de soledad. Consejos para facilitarles la vuelta a la rutina en un escenario pospandemia.
La cuarentena ha modificado la vida de nuestras mascotas acostumbradas a largas horas de soledad. Consejos para facilitarles la vuelta a la rutina en un escenario pospandemia.
(0)
23 de abril de 2020  • 18:08

A los perros no les gusta estar solos. Tanto es así que incluso pueden llegar a experimentar ataques de pánico cuando los dueños salen de sus casas. De acuerdo con la Asociación Americana de Medicina Veterinaria, entre el 20% y el 40% de los perros son diagnosticados con el cuadro de ansiedad por separación. Las causas pueden ser genéticas, surgir a partir de un evento traumático o por un cambio drástico en la rutina.

La cuarentena que nos ha obligado permanecer en nuestras casas puede ser una futura variable de estrés para las mascotas caninas que hoy disfrutan de sentirse acompañados pero que, en algún momento, volverán a quedarse solos. "Los perros prosperan cuando hay consistencia y previsibilidad, por eso un cambio repentino en las costumbres puede provocarles estrés", explica la doctora Karen Sueda, especialista en comportamiento veterinario de Los Angeles Animal Hospital, entrevistada por el sitio de noticias Insider.

Por ahora, es todo felicidad para ellos, sin embargo cuando regrese alguna versión de lo que conocíamos como vida normal y la gente vuelva al trabajo, muchos perros experimentarán estrés, miedo o pánico frente a la realidad de quedarse solos.

¿Es posible evitarles el dolor del regreso a su vida anterior?

No existe una fórmula mágica, pero sí hay alternativas que pueden empezar a practicarse desde ahora con el objetivo de suavizar la vuelta a la antigua rutina. Según Jennifer Pratt, entrenadora certificada de ansiedad por separación, es importante que los dueños logren concretar una jornada que se parezca mucho a la que las mascotas tenían antes de que se dicten las medidas de aislamiento.

"Hay que procurar que los perros conserven un tiempo a solas para seguir respetando sus espacios ya construidos", aconseja la doctora Sueda y agrega que lo más adecuado es dejarlos en un cuarto separado en el caso de no contar con patio o jardín.

Por otro lado, Malena DeMartini-Price, otra especialista en ansiedad por separación y autora del libro Tratamiento de la ansiedad por separación en perros, sugiere ausentarse de casa por un rato, al menos, tres días a la semana para que el perro no se desacostumbre por completo a la soledad.

Pero tampoco es cuestión de escatimar el cariño: son asuntos diferentes. "Debemos sostener el amor y la atención porque el afecto no se relaciona con la posibilidad de que el animal pueda sufrir ansiedad por separación", asegura Pratt. "De hecho, los perros suelen empeorar cuando perciben la indiferencia de sus dueños debido a que se trata de una situación extraña que les provoca estrés", agrega la especialista.

Entrenamiento para la soledad

Existen actividades que pueden facilitar la transición de los perros. La doctora Sueda aconseja reforzar ciertos comportamientos como respetar los horarios para sacarlos a pasear o crear un entorno de juegos de búsqueda de golosinas en determinados espacios de la casa: "de esta manera, cuando volvamos al trabajo podemos dejarles algo para hacer", dice.

Las especialistas recomiendan aumentar de manera gradual la cantidad de tiempo que estamos afuera en lugar de saltar de cero a diez horas por día. Lo ideal sería prepararlos con dos semanas de anticipación.

Construir redes para contener la angustia

La transición será más sencilla si construimos una red de personas que puedan ayudar al perro en el caso de que se angustie. "Volver a contratar al paseador y generar nuevas conexiones en el barrio es crucial para que siempre haya alguien disponible en el caso de que la mascota sufra mientras no estamos", sugiere DeMartini-Price.

"Es importante saber que la mayoría de los perros tendrán un pequeño período de ajuste que es normal", advierte DeMartini-Price. Ahora bien, si este escenario se extendiera en el tiempo, habrá que consultar con el veterinario y recordar que la posible angustia no es responsabilidad del dueño sino del caos provocado por la pandemia.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.