Antes y después, un living toma vida sin gastar mucho