Aprovechar la tecnología mezclando responsabilidad con sentido común

Federico Ini
(0)
5 de septiembre de 2015  

Saber dónde están tus hijos no equivale a controlarlos. La aparición de los novedosos dispositivos brindan soluciones en materia de seguridad, pero también vienen acompañados de desafíos a los cuales no todos los padres responden de la misma manera. Estos desafíos no están relacionados con el factor tecnológico ya que no es necesario ser un experto en las nuevas tecnologías. El debate y las dudas aparecen relacionados con el nivel de control que los papás imprimen sobre los menores si recurren a la utilización de este tipo de dispositivos. La cuestión para analizar no es si usar este tipo de tecnologías o no, sino cómo aprovechar las herramientas con las que cuentan los adultos en la actualidad para sumar recursos para el cuidado de los más chicos sin invadir su privacidad.

Una de las preguntas que más me hacen los padres en relación al uso de la tecnología por parte de los chicos es cuál es la edad ideal para darle un celular. La respuesta es muy difícil teniendo en cuenta que hoy, la mayoría de los teléfonos móviles son smartphones (inteligentes) y sus funcionalidades van más allá de una simple llamada telefónica o un mensaje de texto. El acceso a Internet irrestricto y sin seguimiento de un mayor abre puertas a peligros de todo tipo, quizá demasiados.

Me animo a preguntarles: ¿sabían que la mayoría de los nuevos teléfonos cuentan con "modo niño" que nos habilitan a controlar a qué aplicaciones pueden acceder, cuánto tiempo pueden permanecer en ellas y, lo más importante, qué contenidos pueden visualizar? Hay otras opciones como los relojes "rastreadores" que son en su mayoría teléfonos que limitan los números desde los cuales se pueden recibir y efectuar llamadas. Se configura una lista de números de confianza y éstos serán los únicos que podrán establecer comunicación hacia el reloj. También brinda a los chicos la posibilidad de llamar a sus padres oprimiendo un solo botón. En este sentido, muchos adultos marcan como beneficio adicional que en caso de padres separados, este tipo de tecnologías hacen que los hijos puedan hablar directamente con su madre o padre sin requerir a su ex pareja como intermediaria. Por último tenemos que destacar la función principal: el rastreo GPS que brinda la localización exacta del usuario del reloj. Esta herramienta nos ofrece también la posibilidad de definir "zonas seguras". Si el dispositivo abandona ese perímetro se envía una alerta al adulto con el que se vincula. Por este motivo deberíamos considerarlos herramientas que pueden resolver una multiplicidad de problemas de comunicación y seguridad, pero también tenemos que tender a un equilibrio que se logra simplemente mezclando responsabilidad con sentido común.

El autor es periodista es periodista especializado en tecnología

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.