Arquitectura natural: ¿cómo construir una casa eco?

Construir casas con materiales no industrializados es vivir ecológicamente desde los cimientos.
Gabriela Lagrange, tiene 29 años y es fotógrafa aficionada
Gabriela Lagrange, tiene 29 años y es fotógrafa aficionada
Construir casas con materiales no industrializados es vivir ecológicamente desde los cimientos.
Joy Schvindlerman
(0)
20 de mayo de 2015  • 11:43

A la hora de pensar en el cuidado del ambiente, es común escuchar que "el cambio empieza por casa". La frase podría aludir a la separación de residuos, a reducir el consumo eléctrico o a evitar el derroche de agua en el baño y en la cocina, pero a veces se vuelve mucho más literal. Es que ser sustentables puertas adentro puede empezar antes, mucho antes: al pensar en los materiales que se van a utilizar para construir nuestro hogar. De eso se trata, precisamente, la arquitectura natural.

En realidad, no es una novedad. La bioconstrucción –o construcción con materiales naturales– fue parte de la cultura de los pueblos durante miles de años. El método, antes y ahora, consiste en usar elementos de baja o nula industrialización, propios del lugar –como la tierra, la paja, la madera–, considerando las características del clima y con el mínimo impacto en el ambiente. La diferencia es, quizá, que en la actualidad estos proyectos incorporan técnicas modernas y aseguran que respetar el entorno no signifique resignar comodidad.

El dato no es menor: el 6% del dióxido de carbono producido por el hombre se origina por el uso de cemento en la construcción. Las llamadas "construcciones industriales" (que usan cemento, cal, ladrillo industrial, hierro) se basan en la explotación de los recursos naturales, uso intensivo de energía y de materiales y una enorme generación de desperdicios. La bioconstrucción, en cambio, no solo ahorra energía y materiales, sino que ¡tiene una huella ecológica negativa! El bambú, la paja, el eucalipto y otros elementos naturales, en lugar de emanar carbono a la atmósfera, lo fijan en sus fibras y colaboran así con el planeta de forma notable.

Entender a la humanidad como parte de un todo, tener en cuenta el impacto de nuestra vida en la de los demás seres vivos, vivir en armonía con la naturaleza: la bioconstrucción es casi una declaración de principios. Tal como sugiere su nombre, se trata de una construcción viva: la casa respira, transpira, se protege, se abre o se cierra, se despierta y duerme.

Esta funcionalidad puede sonar a metáfora, pero no lo es. Las construcciones naturales pueden, por ejemplo, extraer el exceso de humedad de su interior o ventilarse cuando hace mucho calor, lo que permite mejorar las condiciones del interior con el mínimo impacto en el exterior. La bioconstrucción no es idéntica para todo el planeta, sino que hace uso de los recursos naturales más abundantes de la zona.

En la Argentina son usuales las construcciones con adobe (ladrillos de barro crudo), que lograron derribar los prejuicios y probar ser una alternativa sustentable y sofisticada para la edificación de un hogar. Aunque los materiales naturales son más baratos que los convencionales, pueden transformarse en obras costosas, ya que abarcan posibilidades de terminaciones, formas y diseño para todos los gustos y bolsillos.

Fardos con revoque de arcilla

Casa hecha de fardos con revoque de arcilla
Casa hecha de fardos con revoque de arcilla

-En qué consiste: la arcilla sin cocinar se usa en variadas formas, como quincha, adobes, bahareque, revoques de muros de fardos de paja, etc. En dosificaciones, según el caso. Los ladrillos comunes son de arcilla, pero cocidos.

-Por qué es eco: porque, al igual que los otros materiales, tiene un bajo o nulo grado de industrialización. Aparte, la arcilla tiene muchísimas propiedades maravillosas para la salud. De hecho, es muy conocido su uso en la cosmética y en terapias como baños de arcilla. Regula la temperatura y la humedad del ambiente interior manteniéndolas siempre estables. Permite que la casa "respire" al igual que lo hace nuestra piel.

-Beneficios: quizá sea una de las formas de construcción más saludables que existen, sobre todo porque aporta muchísimo a la salud de sus habitantes. La mayor parte de la obra puede ser realizada por cualquier persona con una mínima experiencia previa.

-Contras: para las terminaciones finas, aún hay poca gente capacitada en nuestro país.

Mayormente no es portante, por lo que requiere ser combinado con una estructura de madera.

-Dónde se usó: Casa de Adobe Hotel & Spa, Purmamarca, Jujuy.

MADERA

Casa de madera de reforestación
Casa de madera de reforestación

-En qué consiste: madera de reforestación o nativa con extracción controlada. Se usa en columnas y vigas de secciones más grandes y tablas para las paredes.

-Por qué es eco: es un material con un mínimo grado de industrialización y, así como el bambú, aporta a la negativización de la huella de carbono, sobre todo si la madera no requiere mucho transporte.

-Beneficios: ciertas maderas, como el poste de eucalipto, se encuentran en todo el país. Se puede trabajar con herramientas muy básicas. Es cálida y muy estética.

-Contras: si es madera nativa, hay que cuidar que no sea de desmonte ilegal. La más blanda debe tratarse con pesticidas y pinturas para mantenerla en buen estado.

-Dónde se usó: Proyecto Comuna Yerbas del Paraíso. Hostel y centro de capacitación. Puerto Paraíso, Misiones.

BAMBÚ

Casa hecha con cañas de bambú
Casa hecha con cañas de bambú

-En qué consiste: caña de bambú. Hay varias formas de unión posibles por su relación entre el peso y la resistencia. Mayormente, es para uso estructural.

-Por qué es eco: porque es un material sin industrialización, de crecimiento ultraveloz y uno de los que más aportan a la negativización de la huella de carbono.

-Beneficios: económico, de fácil construcción en los lugares donde se conoce, de muy rápido crecimiento.

-Contras: la necesidad de uso de determinadas herramientas. En caso de necesitar hacer paredes, hay que completar con algún otro sistema.

-Dónde se usó: Green School, en Bali, de PT Bamboo.

¿Qué te pareció esta nota? ¿Qué te parecen las arquitecturas naturales? ¿Te animarías a vivir en una hogar así? Además: Cómo delimitar el espacio infantil, Ideas para reciclar una casa.

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.