Atrapados en la Red

Dónde está Bill Gates. Un lugar en el mundo
(0)
25 de enero de 2002  

Dónde está Bill Gates

Se difunde un film sobre su muerte

El asesinato de Bill Gates es tan ficticio como aquella bruja del bosque que hizo desaparecer (supuestamente, claro) a tres jóvenes cineastas. El film Nothing So Strange, estrenado el último domingo en Slamdance -una muestra de 12 películas, elegidas entre más de dos mil rechazadas en Sundance-, parece seguir los pasos de Blair Witch, tanto por su género como por su forma de difusión masiva. Se trata también de un falso documental, que suma seguidores y curiosos a través de la Red. El tema: un crimen; nada menos que del hombre más rico del mundo. El film se presenta como una investigación, con testimonios e imágenes que intentan reconstruir lo (nunca) sucedido. Se plantea una conspiración, se presenta a un asesino. Y en la historia aparece Internet como parte fundamental del proyecto.

Incluso antes de la filmación se crearon sitios en la Red que se vinculaban con el homicidio. Por un lado, se habían creado páginas conmemorativas de la muerte de Gates. Por otro, se manifestaban supuestos motivos del supuesto crimen. El site más importante fue el de la organización Ciudadanos por la verdad (citizensfortruth.org), que, desconfiando de la versión oficial de la policía de Los Angeles, presentó pruebas y decidió elaborar una investigación en video. Para eso "contrató" a Brian Flemming, quien se ocupó de hacer el "documental". Claro que fuera de la ficción también hubo una productora: Haxan Films, la misma de Blair Witch, una saga demasiada exitosa como para pensar en casualidades.

http://www.Nothingsostrange.com

Un lugar en el mundo

Chat cinco estrellas

En el hall o en la piscina, el pub o las habitaciones. Cada espacio del Habbo Hotel es un lugar de encuentro atípico para los entusiastas del chat. No se presenta como una simple ventana para intercambiar texto: son ambientes 3D que albergan a personajes de todo tipo y de distintos lugares del mundo. El usuario se convierte en un turista virtual, a quien le crea sus características físicas e intelectuales, que pueden ser similares o no a las reales. Así, el muñeco se transforma en su intérprete, que convive con el resto de los personajes.

http://www.Habbo.com

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?