Bares y hoteles en guerra contra los sorbetes

La ONG Final Straw lleva adelante una campaña en el Reino Unido que ha logrado que muchos establecimientos dejen de ofrecerlos; proponen que los pubs comiencen a cobrarlos
La ONG Final Straw lleva adelante una campaña en el Reino Unido que ha logrado que muchos establecimientos dejen de ofrecerlos; proponen que los pubs comiencen a cobrarlos Fuente: Archivo
Sebastián A. Ríos
(0)
3 de marzo de 2018  

El Reino Unido se está convirtiendo en un lugar inhóspito para quienes gustan beber con sorbete. Cada vez son más los pubs y restaurantes que en sintonía con la campaña medioambiental Final Straw (Último Sorbete) han dejado de ofrecer a sus clientes estos pequeños elementos de plástico. Y la situación amenaza con ponerse aún más áspera, a tono con el grito de guerra de la citada campaña: "Single use plastic sucks" (los plásticos de un solo uso apestan).

A principios de mes, la cadena Marriott anunció que ya no ofrecerá más sorbetes en los 60 hoteles que posee en el Reino Unido. Su decisión será replicada pronto por otros destacados jugadores del rubro hotelería en esa nación: London's Grosvenor House, W. Park Tower, Sheraton Grand, St. Pancras Renaissance y Le Meridian dirán también adiós a los sorbetes.

"Cada año, unos 100.000 mamíferos marinos y tortugas mueren a causa de la polución por plástico. Cada año, un millón de aves marinas mueren como resultado de nuestro descuido relacionado con los desechos plásticos", puede leerse en la página de Facebook de Final Straw.

Esa organización ha logrado reunir más de 10.000 firmas a su petición de que los pubs cobren 5 centavos de libra (el equivalente a aproximadamente unos 1,5 pesos argentinos) a quienes soliciten un sorbete, lo que obliga al gobierno a analizar esa petición. La petición se inspira en una exitosa experiencia previa: en el Reino Unido, la introducción del cobro de 5 centavos por cada bolsa plástica redujo un 86% el uso de estos elementos en tan solo seis meses.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.