Barrio por barrio, 6 cafés de París que no te podés perder

Sofía Alurralde
(0)
26 de abril de 2019  • 16:07

Desde los más chic o "trendy", hasta los más relajados o con aire "boho", algunos con terrazas y vistas increíbles, otros cargados de historia y tradición, en la "Ciudad de la Luz", los cafés son una institución cultural sin lugar a dudas. Así como la ruta del vino y del queso, también se podría pensar en un recorrido por cafeterías, y no precisamente por los sabores, sino más bien por el ambiente que los caracteriza según el distrito ( arrondissement) en el que se encuentren. A continuación, un recorrido por alguno de los cafés que no podés perderte en tu próximo viaje.

Triangle D'or Café 52, Hotel Grand Powers

Ubicado entre los Campos Elíseos, la avenida Montaigne y la avenida George V, este exclusivo café se convirtió en el nuevo "spot" para quienes buscan un momento "deluxe" con amigos, o simplemente sentarse y apreciar la calle que se convierte en pasarela. Hace muy poquito, el Hotel Grand Powers fue remodelado completamente, y al igual que el Café 52 ubicado en planta baja, tiene una estética elegante inspirada en los años 40 y 50.

  • Puntos a favor: hacés check in nada más ni nada menos que en el corazón del "Triángulo de Oro", llamado así por albergar las mejores tiendas de lujo, hoteles cinco estrellas y restaurantes de primera categoría. La tarte au citron (lemon pie) acompañado con un cappuccino, es la mejor opción para un stop glamoroso en la capital de la moda.
  • Dato: si tenés la posibilidad de bookear una estadía en el hotel, la vista desde las habitaciones es realmente única. ¡En la web están los menús y precios de todo!

Palais Royal: Café Kitsuné

Las imponentes arcadas de las galerías que forman parte de este conjunto monumental (palacio, galerías y jardines) acogen varios cafecitos, restaurantes y tiendas de artes. En este oasis de tranquilidad, muchas veces olvidado en la agenda turística, se encuentra el café Kitsuné, una creación de la Maison japonesa-francesa con el mismo nombre. Allí, sus fundadores Gildas Loaëc y Masaya Kuroki conjugan diseño, música y moda. Y, como si fuera poco, incorporaron todo ese buen gusto en un delicioso cafecito con vista a los jardines del Palais Royal.

  • Concepto "take away": Kitsuné, que en japonés significa zorro, fue uno de los primeros cafés de París que hizo que "el comprar para llevar" hasta sonara chic. Y justamente, porque el gran programa en este pequeño lugar es pedir un latte o matcha latte con una cookie y tomarse una foto entre las columnas blancas y negras de Buren.
  • Todo el año: independientemente del clima, esté soleado, frío o lluvioso, siempre habrá un momento para darte una vuelta por uno de los cafés más trendy de París.

Trocadero: Café de l'Homme

Uno de los restaurantes más sublimes de París, situado en el fabuloso edificio del Palais Chaillot, con su estilo neoclásico alberga a tres grandes museos (la Cité de l'architecture et du patrimoine, el museo nacional de la Marina y el Museo del Hombre). Allí, en el ultimo museo, se encuentra este restaurante de comida francesa contemporánea, renovado con códigos Art Deco por los arquitectos Patrick Gilles y Dorothée Boissier.

  • Lo mejor de lo mejor: sin lugar a dudas, la terraza de Café de l'Homme tiene de las mejores calificaciones por la vista privilegiada que ofrece hacia la Tour Eiffel. Tanto de día como de noche, es el escenario ideal para visitarlo en pareja.
  • Menú exquisito: desde una entrada de foie gras, un pollo asado, hasta un crème brulée, todo es riquísimo y muy bien presentado. Lo único a tener en cuenta es que hay que hacer reservas con anticipación, ya que es uno de los lugares más requeridos.

Les Marais: Café Creme y Croco du Marais

Justo en el corazón de uno de los barrios más fashionistas, donde lo moderno convive con lo antiguo, se encuentran frente a frente estos dos restaurantes. Café Creme tiene el estilo como si se tratara de un bar neoyorquino en el Soho, no solo por su decoración con luces de neón, mesas y sillas de madera, sino también por el menú que ofrece: desde irresistibles tacos y hamburguesas hasta ensaladas y sándwich vegetarianos. Un lugar en donde podés encontrar una amplia variedad de comida.

En la vereda de enfrente, Croco du Marais, una "brasserie", que además de servir los tradicionales platos franceses, es el paraíso de los cócteles. Podés encontrar un enorme listado de tragos de todo tipo y color, para relajarte después de caminar entre las tiendas vintage, los museos y muchas más atracciones que tiene la zona.

  • Si no es uno, es otro: ambos restaurantes tienen terrazas y excelente ambiente, y esta es la buena razón por la que comparten audiencia.

Distrito X: Fric Frac

El antiguo barrio de clase trabajadora, que se ha convertido rápidamente en el sitio favorito para los "bobos"(contracción de "burgués-bohemio"), no es muy frecuentado por turistas. Sin embargo, es ahora un flujo constante de bares, restaurantes, galerías y boutiques recién abiertos con conceptos muy originales. Tal es así el caso de Fric Frac, ubicado sobre el Canal St. Martin, este pequeñísimo restaurante tiene el mejor "Croque Monsieur" de la zona y también comida para veganos.

  • Nota importante: Para adentrarte en una de las zonas más hipster y multiculturales de Paris, lo ideal es hacerlo con expertos en la materia. Por eso mismo, podés reservar un food tour con Eating Europa y no solo descubrir lugares para comer sino también aprender sobre la cultura de cada distrito.

Batignolles: Terres de Café

Si después de recorrer los distritos más turísticos en Paris aún te queda tiempo, Batignolles es el barrio ideal para quienes quieren sentirse parisinos por un día. Y nada mejor que hacerlo en la zona ubicada entre Monceau y los Épinettes, en la que vivieron grandes artistas como Edouard Manet, Renoir, Cézanne, entre otros, para deleitarse con el mejor café barista en " Terres de Café".

Fundado en 2009 por Christophe Servell, se puede afirmar con certeza que se trata del lugar ideal para los amantes del buen café y su forma de preparación. Terres de Café trabaja en colaboración con una gran red de productores y cooperativas de prestigio en África y América Latina, promoviendo prácticas agrícolas sostenibles y sociales. Además que en sus exclusivas tiendas (más de 30 en Europa) no solo se puede disfrutar de tomar un riquísimo café sentado en un ambiente súper "cozy", sino que también que podés comprar y aprender más sobre los orígenes, cultura y las diferentes colecciones que tienen.

La lista de los cafés (considérese cafés como "brasserie", restaurante y bar también) es infinita, y crece año tras año. Por eso, para que la búsqueda sea más simple, lo más recomendable es guiarte según la zona o la actividad que vas a realizar y a partir de esto explorar los que más te simpaticen. Eso sí, no te olvides de intentar pedir tu café en francés "Un café s'il vous plait" y seguro te ganarás la sonrisa de los meseros para una excelente atención.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.