Belleza. Consejos para mejorar la piel en casa

Crédito: Anahí Bangueses Tomsig.
Agustina Vissani
(0)
4 de agosto de 2020  • 16:29

Ay, no. ¿También esto? De solo pensar en un tratamiento estético en plena cuarentena, vuelvo 15 minutos más a la cama. Pero pensándolo un poco mejor, es cierto que el combo "dieta hipercalórica + sedentarismo extremo" de estos días tiene un efecto malísimo en nuestra piel. Retenemos más líquido, notamos resequedad y, sí, también hay algo más de adiposidad.

Y aunque no se trata de buscar tener cuerpos "perfectos" ni de seguir viejos cánones que, con mucho esfuerzo, estamos intentando derribar, siempre está bueno saber qué podemos hacer si tenemos ganas de cuidar un poco más nuestra piel. Está bueno conocer qué tratamientos existen y poder analizar si son lo que buscamos o no. Un drenaje puede hacer que nuestras piernas dejen de doler, así como un peeling, descamar la piel muerta para darle lugar a una mayor producción de colágeno natural. No es cuestión de sumar una exigencia, lo que queremos es visibilizar las herramientas que existen ahora para sentirnos mejor y vivir un cuerpo más saludable.

Sin centros de estética

Desde el 19 de marzo y hasta el cierre de esta edición (17 de julio), los centros de estética de AMBA permanecen vacíos. Muchos de ellos, teniendo que mantener grandes estructuras y gastos fijos, entraron en un espiral crítico sin mucha alternativa. Esperan ansiosos (y con nuevos protocolos) que en los próximos meses les permitan volver a atender, pero hay algo que ya no vamos a recuperar y es el tiempo de tratamientos invernales. Por eso, y con mucho esfuerzo, algunos centros como BACE comenzaron a ofrecer servicios de asesoramiento vía videollamada en los que especialistas te guían en rutinas de cuidado de piel e incluso te enseñan cómo hacerte distintos tipos de masajes y hasta máscaras caseras.

Típicos tratamietos de invierno

  • Peeling: tratamiento estético/dermatológico que consiste en la remoción de las capas más superficiales de la piel usando elementos químicos (ácidos en diferentes porcentajes) que producen una exfoliación para mejorar la textura y reducir poros abiertos.
  • Microdermoabrasión: si bien puede hacerse durante todo el año, es mejor hacerla en invierno. Es un procedimiento mediante el cual se barren las capas más superficiales de la piel con un cilindro de microcristales de diferentes graduaciones. Realiza una limpieza profunda de la piel que elimina células muertas y atenúa cicatrices.
  • Radiofrecuencia fraccionada: aplicación de radiación electromagnética que provoca calentamiento de diferentes capas de la piel. Esta frecuencia cambia la estructura de las proteínas locales (colágeno y elastina) mejorando el aspecto y la tensión de la piel.
  • Mesolifting: técnica que realiza un profesional aplicando microinyecciones superficiales con diferentes productos (vitamina C, ácido retinoico, ácido hialurónico, etc.). De esta manera, se introducen pequeñas cantidades de fármacos que mejoran la tensión, la hidratación y la elasticidad.

Crédito: Anahí Bangueses Tomsig.

Ampollas Isdinceutics Night Peel x 10 (Isdin, $2180). Con ácido glicólico, trabaja mientras dormís estimulando las defensas antioxidantes. Capture Youth age delay progressive peeling cream (Dior, $5990). Proporciona una renovación celular suave. Además, es antioxidante. Kit facial micro-dermoabrasión X 3 (Cicatricure, $1150). Remueve células muertas. Serum Efecto Peeling Hyaluron-Filler (Eucerin, $3908). Exfolia y apoya la producción de ácido hialurónico.

Liftting facial casero

Por Priscila Dzigciot, directora de BACE.

Usar aceite natural de rosa mosqueta, de argán o de jojoba.

  1. Bajá con toda la mano abierta a cada lado del cuello hasta la clavícula y terminá haciendo presión.
  2. Poné la mano en L para perfilar el contorno facial desde el mentón hacia las orejas. Hacelo 5 veces.
  3. Subí en diagonal pasando el canto de la mano bajo el hueso del pómulo hasta arriba de la oreja.
  4. Contorno de ojos: usá los dedos anular y mayor dando pequeños golpecitos que van desde el lagrimal hacia la sien.

Cuerpo

  • Mesoterapia corporal: aplicación de una serie de microinyecciones de un cóctel formado por fármacos debidamente seleccionados en la mesodermis o capa intermedia de la piel (capa de grasa y tejido conectivo), con el fin de activar la microcirculación, recuperar firmeza y elasticidad y atenuar celulitis.
  • Depilación definitiva: aplicación de luz/energía sobre las zonas de la piel donde crece el pelo, sin afectar las estructuras adyacentes. De esta manera, algunos no vuelven a aparecer y otros lo hacen más débilmente, lo que mejora el aspecto de la piel y los folículos (pelos encarnados). Si bien hay sistemas como el Soprano que pueden aplicarse durante todo el año, hay algunos que son exclusivos del invierno.
  • Láser para estrías: se utiliza láser CO2 para atenuar manchas, cicatrices y estrías. El invierno es el momento ideal para realizar este tipo de tratamiento ya que la exposición solar es menos intensa y las bajas temperaturas ayudan a que el tiempo de recuperación sea más cómodo y agradable, reduciendo los efectos adversos, por ejemplo: la hiperpigmentación posinflamatoria. Gracias a la síntesis de colágeno que se induce, la densidad de la piel mejora muchísimo y se torna más firme y elástica.
  • Electrodos: es una terapia con aparatología para electroestimulación muscular. El sistema fortalece las fibras musculares, estimula la tensión, genera drenaje linfático y mejora el aspecto de la piel. No es exclusivo del invierno, pero generalmente son los meses más fríos en los que se eligen estos tratamientos.

Lo que sí se puede

Si bien hay quienes se compran máquinas personales para depilación láser (como la IPL Lumea de Philips) y hasta tienen sus propios electrodos, la mayoría de los tratamientos estéticos podrán retomarse con la vuelta de la nueva normalidad.

Lo que sí podemos hacer en este tiempo es aprovechar para incorporar hábitos saludables que con la exigencia de nuestro día a día prepandemia muchas veces pasábamos por alto. Comer mejor, tomar suficiente agua y hacer actividad física es casi todo lo que necesitamos para sentirnos bien con nuestro cuerpo. Solas en casa o guiadas por especialistas por videollamada, podemos incorporar pequeños cambios que pueden hacer una diferencia.

  • Actividad física: poder elegir alguna rutina física que nos haga bien tanto física como mentalmente es clave para atravesar estos meses de la mejor manera. Más allá de lograr un equilibrio calórico y mejorar la tonicidad de la piel, es fundamental para combatir el estrés y la depresión. Está bueno que, aunque sea 15 minutos por día, puedas ponerte en movimiento.
  • Renovación celular leve: es clave implementar una rutina de limpieza e hidratación de la piel diaria para poder eliminar impurezas y estimular el colágeno. Si bien no es lo mismo que hacerlo en el consultorio (ni logramos algo de tanta profundidad), es bueno sumar un peeling en casa una vez por semana. Hay muchas cremas que pueden ayudarnos en este sentido.
  • Colágeno (hidrolizado): consumir colágeno líquido o en pastillas es una opción que algunos médicos aconsejan, aunque otros explican que no hay forma de que el colágeno pueda absorberse de la misma forma que el generado naturalmente. De todas maneras, estos preparados tienen beneficios tanto para la piel, las uñas y el pelo como para las articulaciones y algunos órganos internos. Es fundamental que lo tomes de la mano de un profesional capacitado que pueda despejar dudas y asesorar sobre pautas para su consumo.
  • Masajes drenantes: tanto faciales (acá podés utilizar rodillos fríos de jade o algún cepillo eléctrico) como corporales son fundamentales para estimular la circulación sanguínea y reducir la retención de líquidos que hace que nos veamos hinchadas y que, en el caso de las piernas, tanto dolor y fatiga genera.

¿Qué pasa si interrumpo la depilación definitiva en cuarentena?

Por Micaela Cavassa, cofundadora de DepiBAR.

La buena noticia es que no pasa nada. Cada sesión es eficaz en sí misma y los resultados que lograste hasta ahora en tratamientos anteriores no se pierden, siempre y cuando no depiles con métodos que arranquen el pelo de raíz (como pincita y/o cera).

Esta pelusita en la que se convirtió el pelo en medio del tratamiento va a seguir siendo más o menos molesta esperando a que retomes las sesiones. Pero mientras más rasures, más propensa se vuelve a engrosarse y/o encarnarse.

Algunas dicen que en aislamiento el pelo les crece más. ¿Es posible? Tristemente sí, hay varios factores tanto físicos como hormonales que pueden hacer que nuestro cuerpo produzca más vello estando en casa. El estrés, la falta de respiración de la piel y los cambios en nuestros hábitos pueden alterar nuestros ciclos de crecimiento. Así que si estás en la mitad de un tratamiento o si pensabas que lo habías terminado y tuviste un rebrote, ¡relax! Estamos en plena cuarentena, nos toca amigarnos con las raíces, las cutículas y los pelitos. Ya habrá tiempo de retomar todos los tratamientos.

Hábitos para sumar

  • Tomar 8 a 10 vasos de agua (2 litros) al día para mantener la piel hidratada.
  • Incorporar nuevas frutas, verduras y semillas. La chía (rica en omega 3) combate la piel reseca, los morrones benefician la formación de colágeno, la cúrcuma combate el acné y el pepino estimula el proceso de limpieza.
  • Usar protector solar cada 3 horas (incluso en casa).
  • Aplicar crema hidratante en la mañana y nutritiva en la noche. Consultar con un profesional médico especializado para que pueda aconsejar qué tipo de producto utilizar acorde al biotipo de piel de cada una.
  • Exfoliar el rostro y el cuerpo una vez por semana.
  • Realizar higiene del rostro 2 veces al día, con movimientos suaves y de forma circular.

Masaje para alisar la frente (¡a falta de bótox!)

Por Priscila Dzigciot, directora de BACE.

Limpiamos la piel, nos recogemos el pelo tirante para atrás y aplicamos aceite o crema hidratante.

  1. Con el dedo índice, presioná con movimientos horizontales del centro hacia la sien de cada lado.
  2. Sostené con una mano un lado de la frente tirante. Con la otra mano, hacé movimientos en zigzag con el nudillo en la mitad que queda libre.
  3. Con dos dedos (anular y mayor), masajeá desde el entrecejo hacia fuera siguiendo la forma de la ceja.
  4. Con dos dedos (anular y mayor), desde el entrecejo, pero cruzándolos hacia el otro lado.
  5. Movimiento cruzado con toda la mano en diagonal hacia un lado y hacia el otro. 5 veces cada uno.
  6. Llevá las manos desde el centro hasta la sien; ahí, con dos dedos, hacé un círculo, bajá hasta debajo de las orejas y hacé más círculos. Seguí hasta la clavícula y presioná.

Exfoliá tus piernas

Crédito: Anahí Bangueses Tomsig.

Antes de aplicarte crema en las piernas (generalmente les damos más bola a muslos, glúteos y entrepierna), está bueno que puedas exfoliarte. Para esto, lo mejor es el cepillado en seco. El cepillado estimula la circulación y la oxigenación, remueve células muertas y permite que la crema de tratamiento se absorba mejor.

¿Cómo cepillarte? Hacés un masaje con el cepillo con movimientos circulares ascendentes y rápidos por la zona que querés tratar. La zona se pone colorada porque el cepillado raspa, pero es necesario para estimular la circulación sanguínea y atenuar la retención de líquidos. Dedicale tres minutos por pierna, dos veces por semana.

Expertas consultadas: Daniela Pérez y Mariana Gagliardi. Dermatólogas de @pureskin_dermatologia. Dra. Johanna Furlan. Medicina estética. @docjohannafurlan. Dra. Priscila Dzigciot. Directora de @bace_estetica.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.