BuJo: la forma de organización que mejora tu productividad

Calendarizarte es fundamental si querés llegar a tiempo con todo.
Calendarizarte es fundamental si querés llegar a tiempo con todo.
Denise Tempone
(0)
27 de junio de 2019  • 13:17

Esta semana estamos a full con esto: planificar es indispensable. En épocas de pop ups y notificaciones constantes, es difícil no distraerse en el camino cuando estamos trabajando. Por eso, tener un método para hacer foco es salvador . Acá te lo compartimos.

¿Qué es un bullet journal (BuJo)?

El bullet journal es un método para observar el pasado, analizar el presente y programar el futuro. Aunque podríamos verlo como una fórmula para armar una agenda sofisticada que te ayude a mejorar tu eficacia y productividad, se describe mejor como una práctica de atención plena (en otras palabras, mindfulness). El BuJo nos da herramientas para lograr lo que queremos mientras permanecemos conscientes de por qué lo queremos. El objetivo del bullet journal es ayudar a quienes lo adoptan a llevar una vida intencional; es decir, no solo productiva, sino también significativa.

¿Cómo nació?

El BuJo surge como un sistema personal de organización orientado a superar las limitaciones que le causaba el trastorno por déficit de atención a su autor, el director creativo Ryder Carroll, dueño de una prestigiosa agencia de diseño en Nueva York. Proveniente de una familia de guionistas, Carroll fue desde temprano consciente del poder de la organización y durante años buscó un método que le permitiera tener un panorama general de sus objetivos y, al mismo tiempo, "hacerles zoom" para identificar las necesidades en detalle. Para una persona distraída, el método es ideal. Pero, si no lo sos, igual aplica. Porque, tal como se pregunta su creador, "¿quién no posee hoy en día algún tipo de déficit de atención?".

¿Cuáles son las características?

Es existencialista

A simple vista, se trata solo de listas, lo que podría parecer banal si no fuera por el profundo significado que tienen las listas en la vida de las personas. El filósofo Umberto Eco sostiene que enumerar tareas nos ayuda a ordenar el mundo, tanto el exterior como el interior, y a acomodar el caos de nuestra existencia para darle un sentido. Como las listas son algo que no tiene fin, retrasan la idea de la muerte: este método sirve de paliativo para la angustia existencial.

Es político

No, no milita por ningún partido, pero encierra una visión clara. La cosmovisión que motivó la creación del método sospecha que el mundo nos prefiere consumidoras antes que creadoras y entonces nos rodea de anzuelos irresistiblemente pasatistas. Para prosperar como artífices de un universo propio, debemos equiparnos con armas efectivas que cuiden el tesoro más preciado en esta era, aquello que se disputan las personas y las marcas: nuestra atención.

Te protege del "agobio funcional"

Todas sabemos lo que es distraerse con tonterías y, en general, podemos rescatarnos y detectarlo. Pero no siempre identificamos el "agobio funcional", ese desborde de pequeñas cosas bastante importantes que nos hace bien resolver, pero que no terminan de acercarnos a lo que realmente queremos. En criollo, el agobio funcional es esa sensación de vivir apagando pequeños incendios sin llegar nunca a un territorio libre de fuego que nos permita ir más allá de lo urgente.

Instrucciones para arrancar

1. Conseguí un cuaderno que te encante.

2. Creá un índice con las categorías en las que quieras o necesites hacer foco este año. Pueden ser tareas del trabajo, de la universidad, de alimentación y actividad física, inspiraciones, eventos, ideas que te gustaría cumplir, incluso objetivos financieros.

3. Enumerá todas las páginas del cuaderno y armá un índice consignando para cada categoría la cantidad de páginas que vas a dedicarle a cada tema.

4. Creá un calendario anual. Lo importante es decidir qué espacio vas a dedicarle a cada mes. Se aconseja tener todo el año en una misma vista: ubicar seis meses en la parte izquierda de la hoja y los otros seis meses a la derecha (o en doble página). Con esto ya podés marcar lo que sabés antes de arrancar: aniversarios, eventos, conciertos, cumpleaños, exámenes, vacaciones...

5. Creá un calendario mensual. Dedicale una página a cada mes y enlistá los días. Esto te va a permitir tener en un golpe de vista los siguientes treinta días. Se recomienda dejar un apartado para especificar el objetivo (o deseo más importante) del mes.

6. Creá un calendario semanal. En este apartado vas a ser más específica: anotás los temas y en cada tema hacés las anotaciones más importantes. Normalmente, el encabezado es el nombre del día de la semana acompañado de la fecha y del número del mes al que se corresponde.

7. Apropiate del simbolismo. Usá colores, stickers, washi tapes para resaltar este mapa cognitivo y dirigir tu atención.

Los contras del BuJo

Puede llegar a ser un disparador de frustración. sobre todo en contextos en que es muy difícil planificar.

Es potencialmente "militarizante". Si tenés una personalidad obsesiva de por sí, andar haciendo listitas te crispa.

Requiere organizarte... ¡para organizarte! No todas disfrutamos dedicarnos horas a armar un cuaderno. Valorar la planificación requiere cambios de hábitos.

Profundizá en el BuJo

¿Ya tenés tu project planner 2019?
¿Ya tenés tu project planner 2019?

Bullet Journal es, en este momento, un best-seller en Europa. El método se resume en este libro súper detallado y repleto de quotes sobre productividad. El autor del libro, Ryder Carroll, tiene un canal de YouTube ("Bullet Journal"), en donde explica cómo usar el método.

En ese canal vas a poder ver la charla que Carroll dio para TEDx. Se llama "Cómo despejar tu mente: llevá un diario".

Además, Pinterest está lleno de ideas hermosas para BuJos. Si sos artista, diseñadora o ilustradora, te vas a copar.

Instrucciones para iniciarte

Antes de arrancar, vamos a pasarlo en limpio. El BuJo es mucho más que una agenda y ese "mucho más" lo diagramás vos. En vez de listas random, con el BuJo organizás por categorías las cosas que no querés o no podés perder de vista. Otra ventaja del método es la idea de acceder a pantallazos cada vez más pormenorizados de lo que tenés que hacer, como un zoom. Además de las listas, están los símbolos, que sirven para chequear el estatus de una actividad que habías anotado.

  • EVENTO (círculo)
  • TAREA (cuadrado)
  • INSPIRACIÓN (corazón)
  • HECHO (v)
  • YA FUE (cuadrado con x dentro)
  • POSTERGAR (signo mayor)
  • VIENE DEL DÍA ANTERIOR (signo menor)

Ejemplo:

  • Reservar salón de fiestas para el cumple de Nina (cuadrado).
  • Reunión de padres (círculo).
  • Diseñar las invitaciones para los compañeritos (cuadrado).
  • Comprar vestido de cumpleaños (cuadrado).
  • Deco de sirena y unicornios para la ambientación (corazón)

¿Qué te pareció este método? Te proponemos hacer el ejercicio con todos los pendientes que tengas esta semana (¡o este mes!). Podés ver otras notas de organización acá: Organizate si sos emprendedora multitasking y Herramientas para organizar tu cuenta de IG .

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.