Canciones de amor, locura y muerte

Palo Pandolfo acaba de sacar su primer álbum solista. Se llama A través de los sueños y fue lanzado por un sello independiente . En lo musical, sigue cerca de Los Visitantes. En lo lírico, más libre que nunca
(0)
21 de diciembre de 2001  

Palo está de vuelta. Aunque, en realidad, nunca se fue a ningún lado. El ex líder de Los Visitantes no paró de componer, de soñar su disco más genial. Ni siquiera dejó de tocar. Es más, se calzó el traje de solista, planeó su primer álbum para 2000... y terminó sacando otro totalmente distinto a fines de 2001. El resultado se llama A través de los sueños y es lo que muchos hubieran esperado de Palo.

Todos saben que hace unos años se alejó de la ciudad para instalarse en Paso del Rey, antes, incluso, de anunciar la separación por tiempo indeterminado de Los Visitantes. En el oeste del conurbano, hace dos años que su mujer, Karina, lo convirtió en el padre de Anahí. Allí encontró la inspiración que necesitaba, empezó a zapar con Fernando Lupano, Andrea Alvarez y Federico Gil Solá, a planear su anunciado álbum rioplatense, pero su pasado eléctrico pudo más. "Finalmente me propuse hacer un disco de Palo -apura una respuesta el cantante-. Cuando empecé con Andrea, Fernando y Federico, tocaba la criolla y si hubiese entrado a grabar en marzo del último año hubiera seguido con esa tendencia de deselectrificar la estética. Pero no grabé y compuse muchas de las canciones que entraron finalmente en el disco. Continué solo, aparecieron la lucha, la locura y el hecho de seguir peleando me generó algo de rock. El disco es una criatura que fue mutando. Salieron temas agretas, rocanroles , lo de siempre."

A la distancia, parece que a Palo le faltó un álbum intermedio, un puente entre Los Visitantes y el cantautor rocker solista que es hoy. Pero no. "Al contrario, me arrepiento de haber perdido tiempo tocando la criolla. Es que nunca iba a ser así, eso es algo que está adentro, es parte del proceso. Es como un artista que primero hace un dibujo, luego pinta y pinta. Vos decís "qué lastima, me gustaba el dibujo", pero ésa no es la obra. En algún punto la criolla está, el tango está, lo rioplatense está. Pero no hubo una ruptura, un cambio, porque no quise hacer un disco elitista. El cambio sí fue correrme de Los Visitantes." Palo habla y habla. Escucha medio segundo y vuelve a hablar. Parece contradecirse, pero el mensaje final es tan claro como personal. Todo lo que sale de su boca lleva su sello. "Me quería privar de dar mi disco a todo el movimiento que me ayudó y me cocreó . Después de Sumo, sentí tanto la calle y el rock que se volvió insoportable. Creo que el rock es algo que de a poco hay que dejar para volver a las raíces de nuestra cultura. Pretendo eso, pero mi cultura empezó escuchando a The Beatles, después vino lo demás. En un punto, a la calle no puedo darle la espalda. No es una cosa de marketing. Si yo soy un rata, un lumpen. Lo mío es el corazón y de ahí me sale el rocanrol, qué le voy a hacer. ¿Se entiende?" Editado por un flamante sello independiente, A través de los sueños resume las obsesiones y las ilusiones de uno de los autores más personales del rock local de los últimos veinte años. Solo él puede permitirse volver a ser hippie por un rato, o desnudar sus ideales sin temor a pecar de ingenuo. "La poesía es el paraíso en la Tierra, parece muy año 68, pero es mi discurso -reflexiona de la nada-. Hay que darse cuenta de que todas nuestras ataduras materiales no nos van a dejar desarrollar nunca un sueño, nunca una verdad, una posibilidad de crecimiento, de realización. Estamos atrapados en un derrotismo patético. Lo que estamos viviendo es una forma de muerte, por donde lo veas. ¿Por qué no hacemos algo? Tipo un servicio social obligatorio, por ejemplo. Ayudémonos y, de una vez por todas, asumamos nuestra condición, nuestra clase. Necesitamos una confluencia de clases, una apertura. O mejor, caigámonos para renacer."

De ideas y proyectos

  • Sacó un disco, pero en su cabeza guarda una decena de proyectos. Después de editar A través de los sueños , Palo no sólo piensa en presentarlo en cada rincón que sea posible sino también en lo que vendrá. "Ahora tengo toda la intención de grabar un disco rioplatense. Después de eso quiero hacer algo con un DJ, Javier Bússola, un disco de hard trance lleno de aullidos y sonidos orgásmicos. Pero no bajo la guardia con eso. Todavía sueño con sentir el placer de cantar como Billie Holiday. Perdón, como Gardel, para decir algo más varonil. Cantar tranquilo, dejar que surja la voz afinadita. Y para eso necesito paz."
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.