Cemento, ese lugar común