Cine dentro de cuadros, o celebridades, según Warhol

Famosos y no tanto, en primeros planos y en paredes del Malba. "Motion Pictures", original muestra de películas del gran símbolo del pop, refleja una de sus etapas menos conocidas
(0)
30 de septiembre de 2005  

El círculo de Andy Warhol delimitaba pertenencia. Ser o no ser amigo podría significar, tal vez, fama o pasar inadvertido. Ni hablar de aparecer en una de sus obras, posible escalera directa al estrellato. Pero era un ida y vuelta: codearse con famosos significaba, también para él, un deseo que lo llevaba a pasar cada vez más tiempo en la célebre Factory. Entre 1964 y 1966, modelos, actores, músicos y artistas en general se pusieron a disposición de sus "screen tests", o pruebas cinematográficas: con una cámara siempre fija instalada en su base neoyorquina, Warhol los registraba durante unos tres o cuatro minutos, sin dar indicaciones. Su fin era captar la "personalidad y el glamour" de figuras como Dennis Hopper, Gerard Malanga y Salvador Dalí, entre muchas otras.

Fueron unas quinientas películas, retratos mudos en blanco y negro que se hacían como si fueran castings solitarios. Tras encender la cámara, Warhol salía del estudio y dejaba que sus retratados actuaran libremente. Algunos buscaban seducir o mostrarse como grandes actores (se forzaban a llorar, por ejemplo), otros miraban fijo, otros jugaban. El gran Andy alteraba luego la velocidad de cada película, para proyectarla a 16 cuadros por segundo (como en los orígenes del cine), en lugar de 24, logrando mayor lentitud.

Warhol dejó de filmar después del atentado contra su vida, en 1968, y los films quedaron arrinconados en su casa, durante dos décadas. Meses antes de su muerte, el artista donó las películas al MoMA (Museum of Modern Art), que debió restaurarlas. El material -que el curador del museo Klaus Biensenbach definió como "laboratorio de celebridades"- se presenta ahora en el Malba, de una manera especial: cada film se proyecta dentro de un marco, colgado en alguna de las cuatro paredes de la sala. Para su exhibición fueron transferidos a un soporte en video digital (DVD), tal como el artista deseaba.

Para la exposición, "Motion Pictures (Cuadros en movimiento)", los screen tests se complementan con películas más conocidas de Warhol (ya se vieron en el país): "Sleep" (1963), "Kiss" (1963); "Blow Job" (1963); "Eat" (1964) y "Empire" (1964). También se encuentran enmarcadas y a 16 cuadros por segundo.

La muestra estará en el museo hasta el 11 de noviembre.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?