Colágeno líquido para beber. Qué es y cómo se toma

Crédito: Getty Images.
Jimena Barrionuevo
(0)
26 de noviembre de 2019  • 12:10

Mil veces escuchaste nombrar el colágeno, lo leíste en las etiquetas de tus cremas y recordás la típica crítica de los 90: "Esa se puso colágeno y se arruinó la cara". Pero, ¿sabés qué es? Es la proteína más abundante del organismo, la produce el propio cuerpo y se estructura en forma de fibras para aportar consistencia a la dermis, el pelo, los huesos, los tendones, los órganos internos, los cartílagos y los dientes.

La mala noticia es que los 30 marcan el punto de no retorno a partir del cual la producción de colágeno empieza a disminuir. Por eso, todos los productos desarrolladas por expertos en medicina estética se enfocan en restaurar sus niveles. Y acá sí, la buena noticia: las últimas tendencias apuntan en una nueva dirección. La de ingerir esta proteína.

Algunos alimentos de origen vegetal estimulan su producción, como legumbres, nueces y semillas. Pero, para consumir colágeno de forma natural al nivel necesario, sería necesario recuperar tradiciones, como la preparación de caldos de hueso o postres de gelatina casera. ¿Otra opción? complementos o "beauty drinks" que aportan un shock de colágeno que beneficia tanto el exterior como el interior.

Sus beneficios

Los suplementos con colágeno bebible combaten el envejecimiento propio de la edad y también el que resulta de factores externos como el sol, el tabaco, la contaminación o el consumo excesivo de azúcar. Su ingesta provoca un estímulo para la generación de nueva proteína que se ve reflejada en un incremento de la síntesis de colágeno en el organismo.

Como cada organismo es afectado por la falta de colágeno de forma diferente, cuando consumís esta proteína -ya sea en polvo, pastillas o en su versión líquida- el intestino la absorbe y la distribuye por el torrente sanguíneo al sitio donde resulta necesario. En la piel, el colágeno favorece la elasticidad, la hidratación, el tono y reduce arrugas. En el organismo, fortalece articulaciones, pelo y uñas; actúa como antioxidante y desintoxicante y refuerza el sistema inmunológico. Si sos deportista, el colágeno ayuda a mejorar también la masa muscular y articulaciones. Esto le da soporte al movimiento y previene lesiones por el roce. Si, además, el producto contiene otros activos como ácido hialurónico, magnesio o cúrcuma, el cartílago se verá aún más beneficiado.

¿Cuál tomar?

Siempre, de la mano de un profesional capacitado que pueda despejar dudas y asesorar sobre pautas para su consumo. El trío conformado por médico de cabecera, nutricionista y un experto en piel nunca falla. El colágeno como suplemento se puede comprar en la farmacia o directamente a la cosmiatra de confianza. Los intolerantes a la proteína, los inmunodeprimidos o quienes estén cursando algún tipo de enfermedad no deberían consumir colágeno como suplemento. Tampoco las embarazadas, los lactantes ni los niños menores de 12 años. La concentración de colágeno que tenga el producto es un dato importante a tener en cuenta al momento de la compra. Además, los preparados suelen contener en su fórmula otros ingredientes que mejoran la efectividad. ¿Algunos de ellos? El ácido hialurónico, que aporta firmeza; la vitamina C, que favorece la síntesis de colágeno, y la glucosamina, que aporta elasticidad a las articulaciones. Algunos incluyen activos que evitan la acumulación de toxinas en el sistema digestivo.

¿Cómo se toma?

Depende del producto. Por eso, lo mejor es seguir las indicaciones de cada laboratorio. Algunos especialistas recomiendan hacerlo en ayunas, con un vaso de jugo de naranja, agua e incluso disuelto en un licuado. Otros, en cambio, aseguran que lo adecuado es tomarlo por la noche, para aprovechar el momento en que el hígado hace su trabajo de detox y la absorción de nutrientes se vuelve más permeable.

La cantidad sugerida varía entre los 10 y los 15 gramos, es decir, el equivalente a una cucharadita de té. Lo ideal es buscar siempre un colágeno que garantice que con solo una toma diaria vas a poder obtener la dosis mínima recomendada por día (que es de 10 gramos). Las presentaciones más novedosas vienen en formato de stick para incorporar la medida justa a la bebida. Se puede tomar en forma indefinida y sin interrupciones. Pero por un período mínimo de tres meses, para poder ver los resultados y lograr la concentración necesaria para que el colágeno llegue a la dermis. En esa misma línea, cuando lo que se busca son cambios en la calidad de la piel, también es importante complementar la ingesta con la aplicación de cremas, lociones o sueros. También es necesario acompañar la ingesta con una alimentación equilibrada y el consumo de abundante cantidad de agua.

Potion beauty. Luvion, $1160. Jeunesse, $2330. Blow Luvion, $2479. Collagen Vitamin C. Idraet, $1470
Potion beauty. Luvion, $1160. Jeunesse, $2330. Blow Luvion, $2479. Collagen Vitamin C. Idraet, $1470

Expertas consultadas: Silvia Terron. Dermocosmetóloga. Micaela Remuzzi. Lic. en Nutrición de los Centros de Diagnóstico DIM. Ina Allievi. Distribuidora de Jeunesse ( @inaallievi ). Dra. Paula Corva. Farmacéutica y directora técnica de Idraet Group.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.