Opinión. Coleccionar no es decorar: es construir en vez de consumir