¿Cómo subir la temperatura en la cama después de una separación?

Crédito: Corbis
Consejos para adaptarse al sexo con una nueva persona luego de una ruptura. ¿La clave? Darte tiempo para redescubrirte y tener una actitud positiva.
Marta Rajtman
(0)
28 de abril de 2015  • 00:00

La separación o el divorcio de una pareja son algunas de las experiencias más dolorosas de la vida, cuando se mezclan muchos sentimientos que pueden oscilar entre la confusión, la sensación de fracaso, el vacío, el alivio, la euforia, el desgarramiento, la liberación, el odio, el cariño y – por si fuera poco – la ira.

Es un momento en el que se experimentan cambios tan radicales que afectan todos los aspectos de una persona, tanto en lo social como en lo psicológico, lo cual ejerce un impacto importante también sobre la sexualidad. A partir de la separación, la vida quedará dividida en un "antes" y un "después". Sin embargo, las actitudes y emociones que siente una mujer tras la ruptura de un matrimonio o una pareja varían de acuerdo con las edades, las historias personales y familiares, el tener o no hijos, el tiempo de duración de la pareja, la religión y también las causas que llevaron a la separación.

Necesariamente, a esto le sigue un período de readaptación al nuevo hogar, las nuevas responsabilidades y las nuevas citas, amistades o actividades. Hasta que comienza a surgir la pregunta: ¿seré capaz de adaptarme a estar con una nueva persona en la cama?

Armate un "período de transición"

Durante esta fase, tratá de experimentar distintos tipos de relaciones antes de elegir la próxima definitiva. Es lógico que – luego de mucho tiempo compartido con otra persona – el encuentro sexual con alguien diferente te genere grandes expectativas y no pocos temores. Lo más importante en esta etapa es no imponerte nada y responder exclusivamente a tus propios deseos, permitiéndote también romper con costumbres y hábitos adquiridos durante muchos años. En definitiva, pasa un poco por volver a explorarte, para redescubrirte, y así volver a conocerte en soledad y observar qué es tuyo y qué era del otro, qué te pasa y qué sentís. Acordate: acá no hay recetas, somos todos diferentes.

Liberate de las dependencias

Durante la convivencia se desarrollan dependencias que habrá que intentar superar, con menos vergüenza y menos juicio sobre el propio cuerpo y más soltura para encarar el primer encuentro sexual en esta nueva etapa. ¿Cómo lograrlo? En primer lugar, intentá tener una actitud positiva, superando el miedo a lo desconocido, que no siempre es peor que lo que ya conocés. Si lo pensás así, el primer encuentro va a fluir y puede resultarte muy divertido. Entonces, desde la primera cita, lo que importa es evaluar tu propio deseo, sin someterte a la voluntad del otro forzadamente.

Algunos consejos prácticos

* Lo primordial es armar una escena en la que la confianza sea lo más importante; esto es lo que va a asegurarte pasar un buen momento. Si sos suave y tierna, vas a generar la misma actitud en él.

* No sientas necesario tener un encuentro sexual en la primera salida. Lo mejor es que te tomes el tiempo que para vos sea el adecuado. Tampoco intentes dar una "imagen" falsa o ser alguien que no sos.

* No empieces a cuestionarte si esa persona tiene las condiciones para ser una pareja a largo plazo; enfocate en pasar un buen momento. Lo demás viene solo.

* No te quedes en casa regodeándote con el pasado. Sin ninguna duda, es necesario relacionarse con otras personas, con el simple fin de socializar.

* Buscá pares. Para volver al mundo de los solteros, indagá entre los amigos y conocidos, encará alguna actividad nueva que te guste – ya sea un entrenamiento físico, una clase de baile, un taller de arte o literatura –, sin dejar de lado algunas salidas nocturnas a bares, recitales o cenas con amigos.

* Lo sabemos bien: no es fácil "volver a las pistas", pero lo que importa es que seas fiel a vos misma y que te des una oportunidad para el cambio.

¿Cómo lograste hacer esta transición? Más consejos en El sexo después de una separación

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.