Con aloe vera. Crearon un producto saludable que se vende en todas las dietéticas y farmacias del país

.
.
María Paz Moltedo
(0)
23 de octubre de 2019  • 09:18

Los productos saludables y orgánicos están en su mejor momento. Hay muchos emprendedores que están aprovechando esta movida healthy de la sociedad para crear productos que satisfagan esta necesidad de cuidarse que tienen los consumidores. Esa es la clave: encontrar una necesidad, un proble al que podamos darle solución. Así lo hicieron los creadores de Jual, la marca de jugos bebibles y cosmética orgánica a base de Aloe Vera orgánico y Stevias naturales. Te contamos su historia.

Socios para el éxito

Juliana Vietri tiene 43 años, es licenciada en relaciones internacionales y se dedicaba a la investigación sobre el Conflicto en Medio Oriente. En una maestría en la Universidad de Bologna conoció a Alejandro Coronel, con quien en 2004 decidieron emprender la aventura de tener una plantación de Aloe Vera orgánico. Primero arrendaron una parcela, y consiguieron la certificación orgánica. Después se involucraron con un farmacéutico especialista y fanático del aloe, que estudiaba la planta y hacía diferentes ensayos. En 2007, entre ellos tres y junto con otra socia, Norma Colussi, generaron JUAL, una marca de jugos bebibles y cosmética orgánica a base de Aloe Vera orgánico y Stevias naturales.

Producto estrella

Juliana es quien gerencia la marca y Norma maneja el laboratorio donde desarrollan la producción en Avellaneda, un pueblo en Santa Fe, a 400 kilómetros de la plantación en Formosa. Siguen un riguroso protocolo desde la siembra hasta el producto final, con los controles más estrictos. Tal como afirma la creadora, "lo que elaboramos ayuda a mejorar la calidad de vida de las personas". El Aloe Vera es un anti-inflamatorio natural, que ayuda a limpiar el intestino y fortalece el sistema inmune, además de tener un poderoso efecto anti-envejecimiento.

Obstáculos: cuando no todo es fácil

Hoy la marca está muy posicionada y son muchos los fieles consumidores que la eligen, pero, al principio, cuenta Juliana que la gente solo conocía el Aloe como un producto para la piel, y por eso tuvieron que hacer muchas campañas de comunicación para dar a conocer los demás beneficios que tiene el aloe. Además, ella cuenta que tuvo obstáculos por su género: "Por ser mujer, en el campo había bastante machismo por parte de los locales". Hoy aprendió que cuando la gente recibe un producto bueno, con los ingredientes que realmente dice tener, lo agradecen. "Siempre nos alegra saber que alguien mejoró o solucionó un problema de salud con nuestros productos".

La marca hoy

Los jugos orgánicos de Jual tienen un 99% de aloe vera y vienen en distintos sabores: naranja y miel, natural, arándano, clorofila y jengibre (este funciona como suplemento dietario). Tanto los jugos, como los productos de cosmética y los Stevia, se venden en todas las dietéticas del país, farmacias y tiendas de productos orgánicos, además de la venta online.

.
.

En números

  • Anualmente producen 50 mil litros; el proceso de elaboración surge cuando reciben las hojas de diferentes variedades de Aloe Vera desde la plantación de Formosa. El gel obtenido es procesado y estabilizado en frío sin pasteurizar; esto garantiza que no se pierdan ni las vitaminas ni los minerales naturales de la planta.
  • La botellita de jugo de 250 mililitros sale $239.

Aprendizaje emprendedor

En todos estos años, Juliana siente que creció a nivel personal y laboral, pero sobre todo, aprendió a manejarse con más calma. "Me volví más paciente, ya no quiero todo ya y perfecto. Aprendí que los tiempos de uno a veces no son los mismos tiempos que los de los otros o los del mercado". Su próximo paso es dar a conocer los productos en otras partes del mundo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.