Confesiones de la memoria

(0)
23 de septiembre de 2005  

Pasaron ya seis años del estreno de "Garage Olimpo" -la película de Marco Bechis que inauguró una nueva etapa en films sobre la dictadura- y para Antonella Costa, nacida en Italia, aquello no quedó sólo en un recuerdo de rodaje. Para la actriz de "Hijos", "Nadar solo", "Hoy y mañana" y "El viento", su compromiso con "Garage Olimpo" no termina con los créditos finales.

Por estos días Antonella se reparte entre la crianza de su pequeño hijo, viajes promocionales por la película "El viento" y una rutina en un gimnasio, "porque me cansé de ser la flacucha y frágil del cine, y quiero cambiar el perfil". También se hizo tiempo para filmar un cortometraje con un título y una premisa tan interrogante como clara: "¿Quién quiere ver películas sobre la dictadura?" De movida, no se esperaba que muchos levantaran la mano. Con la cámara urgente de Maricel Santín y Alberto Rojas Apel (el guionista de "Nadar solo"), Antonella salió a la calle en el papel de una movilera incisiva. Toda una tarde se paseó por la puerta de varios ex centros clandestinos de la capital (El Olimpo, El Atlético, Automotores Orletti y el Regimiento I) para preguntarle a la gente sobre su interés ante este material.

El corto se incorporará a la programación de este mes del ciclo "76-83", de I-Sat, dedicada a repasar los principales trabajos cinematográficos referidos a esa época. Ya se exhibieron "Los rubios", el excelente documental de Albertina Carri; "Sol de noche", de Pablo Milstein y Norberto Ludín; "Nietos", de Benjamín Avila (se repite el domingo, a las 2.15). Y el próximo miércoles, a las 23, cerrará el ciclo con "Garage Olimpo", más el corto y una entrevista al realizador y a los actores.

Las respuestas que recibió Antonella en la realización del corto dejan al descubierto lo difícil que es de digerir el tema "desaparecidos" para la sociedad. Hay de todo: desde adolescentes que hablan del "nunca más" o aquellos que opinan que es necesario para la memoria ir al cine a ver esas películas hasta una señora jubilada que responde vagamente, un joven que dice que "ese tema" es para la generación de sus padres, una mujer que dice "que prefiere las películas sentimentales, como toda mujer". "Conozco todos esos perfiles porque todos estos años se me ha acercado gente de muy distintas ideologías para hacerme comentarios por «Garage Olimpo». La gente hacía catarsis con nosotros", contó Antonella, que volverá a trabajar en la próxima película de Marco Bechis y con Eliseo Subiela.

"A mí me parece lógica la defensa de ciertos espectadores sobre las películas que tratan el tema desaparecidos porque les toca cierta sensibilidad -agrega-. Y creo que meterse en un cine es perder el control sobre esa sensibilidad. Pero después los cines están llenos en funciones de películas de guerra. Son esas contradicciones, ¿no?"

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.