Conocé los Moodboards de los diseñadores más creativos

Tramando, JT by Jessica Trosman, Mariana Dappiano, Vero Alfie, Jazmin Chebar y Ginebra, entre otros, compartieron con nosotras lo más elemental a la hora de diseñar: sus moodboards.
Clio Goldschmidt
(0)
12 de junio de 2015  • 00:03

Es uno de los primeros pasos a la hora de diseñar una colección y, de alguna manera u otra, refleja lo más puro de la creación. De este trabajo parte el concepto, la inspiración, los colores, las siluetas, las texturas que se verán arriba de la pasarela o en las vidrieras de los comercios. Es un panel con ideas inspiradoras, disparadoras, reveladores de un estado de ánimo que puede estar compuesto por fotografías, telas, muestras, colores, frases, elementos y apliques de todo tipo. Son los denominados moodboards y cada diseñador lo utiliza y lo crea a su criterio. Mirar los moodboards es conocer un poco más del mundo de los diseñadores; es saber cómo trabajan, cómo piensan y qué quieren lograr.

Nos metimos en lo más íntimo del proceso de creación de los diseñadores más destacados y mostramos cómo son sus moodboards. ¡Conocé estas verdaderas obras de arte del diseño de moda!

Tramando

Mirar el moodboard de Tramando es ingresar al mundo de Martín Churba. Es conocer, desde otra perspectiva, un poco más de su historia, sus gustos, sus pasiones y, sobre todo, su creatividad e investigación sobre la materia textil.

Se encuentra en el estudio de diseño del primer piso de la casa matriz. Convive permanentemente en el día a día de trabajo y funciona, quizás, como un recordatorio o fuente de inspiración diaria para todo el equipo. Imponente, como una obra de arte, se pueden ver elementos que inspiran ya sea por sus colores, tipologías y/o combinaciones. Elementos como una zapatilla, conjunto de broches, una bandolera, todo tipo de recortes, tramas, revistas y hasta su guitarra.

Tramando define el moodboard como la hoja o espacio en blanco que se llenará ante la llegada de un nuevo proyecto o temporada. Es el punto de partida y la herramienta para organizar la información, discriminarla y establecer un orden de prioridades.

Mariana Dappiano

En una de las paredes de su taller y local de la calle Gurruchaga, la diseñadora instaló su corcho de inspiración (sí, el moodboard) y ya lanzada la colección hace varios meses, permanentemente le hecha un vistazo y hoy, lo utiliza como referencia para el armado de vidrieras, o mismo, para el envío de comunicados como newsletters.

Representa tal cual su temporada otoño-invierno 2015, Bosques Digitales. Se ven todo tipo de imágenes: referencias a la película "Valiente", hojas, climas de bosques, la paleta de colores pantone en la gama de los verdes, rojos y crudos, texturas como paños, pana, terciopelo; figurines, estampas. "Es la manera en la que partimos para pensar en la colección. Es como un brainstorming en imágenes o una justificación iconográfica de una idea que tenemos", dice Mariana.

"Junto con el moodboard, también se crea el board de la colección y este sí se mira todos los días ya que ahí se encuentran todos los productos representados con su número y artículo", finaliza.

Kostüme

Para Kostüme, un moodboard es un depositario de ideas, de conceptos. En un principio, puede ser arbitrario y hasta no tener coherencia; reúne ideas, disparadores, inspiraciones que después se van hilando entre sí para armar una colección.

Sin embargo, no utilizan el modelo tradicional, sino que éste se elabora de manera digital. "Vamos recopilando fotos, textos o ideas en lo virtual; contrastamos estas ideas con libros de nuestra biblioteca, una foto o una película. El moodboard digital cobrará sentido en lo mental a la hora de diseñar", dicen Camila Milessi y Emiliano Blanco, sus diseñadores.

Y continúan: "su armado, de algún modo u otro, siempre está presente. Le vas sumando o quitando, no tiene comienzo ni fin, es permanente". Es así que temporada tras temporada una de sus principales inspiraciones, que viene de la arquitectura, y recorre moodboard tras moodboard y, por ende, colección tras colección es el Pabellón Alemán de Barcelona, diseñado por Ludwig Mies van der Rohe. Para esta temporada, Kostüme presenta influencia del Art Decó como movimiento, filtrándose también inspiraciones de la música y el cine.

Vero Alfie

"Una colección es como un bebé y el moodboard lo empezamos a hacer nueve meses antes", dice Vero Alfie, mientras trabaja en su oficina de Palermo Soho. Y agrega: "Como diseñadora, no podría trabajar sin uno ya que es el puntapié para que todo el equipo entienda cuál es el espíritu de la colección".

En este momento, junto a sus colaboradores, Vero Alfie se encuentra armando el moodboard del invierno 2016. Anticipa que el del verano, próximo a venir, ya se encuentra armado y adelanta que la temática de la colección está relacionada a la botánica. "Para poder armar el del verano 2016 nos fuimos al jardín botánico, sacamos fotos, buscamos estampas botánicas, trabajamos con ilustradores botánicos y muchos más".

Vero Alfie define al moodboard como "el espíritu de lo nuevo" y, a la hora de armar una colección, lo piensa de la siguiente manera: 60% de la colección será moodboard y 40% serán los continuos que se venden siempre.

Desde botones, apliques, figurines, avíos textiles, paletas de colores pantone, estampas, tramas se ven en el moodboard de la temporada de invierno 2015 de Vero Alfie. Muestran el fucsia como protagonista, donde la inspiración militar también pisó fuerte, al igual que las estampas florales en versión XL.

JT By Jessica Trosman

En realidad no utiliza moodboard a la hora de diseñar, si no que trabajan elaborando un board que tiene que ver exclusivamente con los looks de las pasadas de desfile o lookbook. "Mi manera de trabajar es drapeando sobre el maniquí y no necesito el moodboard ya que parto de una imagen que está dentro mi cabeza", aclara Jessica Trosman.

El desfile es lo primero que desarrolla Jessica al momento de diseñar una colección. "Ya tengo armadas treinta pasadas del desfile del verano que viene y así es como voy creando el board del desfile, que lleva adelante también el pensamiento comercial de la colección, es decir, salen las ideas de las prendas que serán comerciales", añadela diseñadora. Adelanta que el verano que viene tiene que ver con el índigo y el denim puesto en otras telas. ¿Otro dato más? La cantidad de accesorios en bronce serán protagonistas.

En el board de desfile de esta temporada otoño-invierno 2015, pueden verse looks presentados uno al lado del otro, identificados por número, acompañado de figurines con cada look armado. La colección es "Mutuaretromorfa" y el gran eje fueron las ilustraciones presentadas por el artista Vicente Grondona, en asociación a las intervenciones textiles de Pablo Sandrigo.

Fabián Zitta

Él define el moodboard como un brainstorming para referenciar cada momento de la colección. Es lo primero que elabora antes de poner manos a la obra para diseñar.

Inspirado en el fileteado porteño, para armar la colección, Fabián Zitta trabajó sobre un moodboard al mejor estilo minimalista, y aclara: "quería tomar el fileteado porteño desde un punto de vista más tecnológico y no tanto desde la perspectiva de la pintura. El filetado se usaba para pintar sobre superficies y yo lo utilicé en mi colección para calar superficies".

A la hora de crearlo, siempre lo realiza él, y a veces junto a sus asistentes. "¿Qué dice el moodboard de esta temporada de mí? Que soy un diseñador que trabaja sobre las texturas, que le gusta calar, plisar y generar situaciones de volumen sobre las prendas", finaliza Zitta.

Poty Hernández

"Para mí el moodboard es el artista", dice Poty.

La diseñadora arranca cada una de sus colecciones juntándose con un artista ya que, temporada tras temporada, trabaja con uno diferente. Este otoño-invierno 2015, Poty Hernández y el artista Marco Otero se unieron para crear "Caos del Inconsciente"; y a la hora de armar el moodboard comenta que no hizo más que inspirarse en la personalidad, en los gestos, en la forma de ser, en las piezas y forma de trabajar del artista.

Al armarlo no incluye imágenes de revistas ya que Poty Hernández no sigue la tendencia ni la moda. Así, se verán muestras en papel vegetal, figurines, extractos del libro de las obras de Otero y muestras de tela con diferentes tipos de estampas logradas. "El moodboard lo armo sola, sin el artista, pero obligatoriamente debo juntarme con él previamente para organizar mis ideas", finaliza Poty Hernández.

UMA

"El moodboard es una técnica de storytelling. Es una herramienta visual en forma de collage, con todas las ideas que inspiran la colección. Nos ayuda a desarrollar nuestra creatividad alrededor de un tema y también a filtrar ideas", dice Chantal Antelme, diseñadora de UMA.

El moodboard de esta temporada otoño-invierno 2015 es eléctrico, lleno de detalles y quiere transmitir el espíritu libre de los años 70. Se pueden ver imágenes del streetstyle de esa década, principalmente de Jane Birkin, la musa de la marca.

Cumple la función de guía en el proceso de diseño y ayuda a mantener una coherencia en la selección de formas, colores, texturas y detalles de la colección. Según Chantal Antelme, el equipo hace un trabajo de investigación previo que lleva a un concepto. Una vez logrado el concepto se buscan imágenes, fotos, texturas, colores, frases y luego, con toda esta información, se crea un collage a gran escala, que se irá actualizando constantemente a lo largo de toda la creación de la colección.

Jazmín Chebar

Uno de los elementos más llamativos y coloridos de la oficina de Jazmín Chebar se encuentra ubicado en una de sus paredes Allí está el moodboard, que permanentemente está en movimiento, dejando a la vista que es un elemento de trabajo elemental para la marca. Sin dudas, éste revela qué es la firma: humor, color, diversión y texturas con reminiscencias a otras épocas y a prendas históricas de la marca.

El moodboard se comienza a armar un año antes de empezar el proceso de diseño de la colección y se busca que cada uno actualice y aporte algo nuevo a la imagen de Jazmín. Además, sostienen que la idea es que sea una fuente base para más inspiraciones y que éste no sea algo limitante, sino un brainstorming, sin límite, donde las posibilidades son infinitas así como su formato.

Ginebra

Esta temporada, presenta un moodboard con un estilo ecléctico, con tendencias y líneas de lo más marcadas, resaltando la feminidad y el diseño.

Al mirar cada uno de los looks propuestos en el moodboard, Ginebra propone una paleta de colores neutros como el negro, blanco, beige con detalles de colores vibrantes como fucsia, maíz, azul y bordeaux. Los tapados son protagonistas, amplios y de varios colores. Se le suma las motoqueras, los pantalones, buzos, vestidos, blusas y camisas, acompañados de detalles de bordados, apliques, pieles, cueros y estampas.

Se elabora al principio de cada temporada y, sin duda, expresa la visión de Romina Pigretti y Mica Tinelli, sus diseñadoras, sobre qué es lo que viene en cuanto a tendencias y siluetas.

Vitamina

En Vitamina se utiliza para comunicar el clima, la gestualidad y el estilo de la colección en la que se está trabajando. Específicamente esta temporada, ilustra una inspiración en trazos expresionistas de color, formas y texturas bien definidas y gruesas.

"Junto a mi equipo nos juntamos y traemos a la mesa imágenes y objetos que ilustren lo que cada uno percibe como un punto de partida válido para plantear un concepto de colección. Se evalúan todas las ideas y seleccionamos las que más nos emocionan y luego los desarrollamos y los plasmamos como moodboard", dice Sylvia Ortiz, diseñadora de Vitamina.

Para ellos, ayuda a comunicar un concepto y a mantenerlo presente para validar propuestas de todo tipo: desde materias primas, morfologías de prendas, campaña y contenidos para redes sociales.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.