Conocé Williamsburg, la meca del vintage en Nueva York

Esta zona de Brooklyn ya es conocida como el nuevo Soho
Esta zona de Brooklyn ya es conocida como el nuevo Soho Crédito: Anahí Bangueses
Un recorrido por los imperdibles del barrio elegido por diseñadores cool y hipsters. No dejés de visitarlo si estás por la Gran Manzana
(0)
2 de mayo de 2014  • 00:15

Beacon’s Closet

Ropa vintage

Williamsburg es la meca del vintage y el barrio elegido por los hipsters. Es que si bien esta zona de Brooklyn ya es conocida como "el nuevo SOHO", el mote no tiene nada que ver con el fashionismo actual de Manhattan. Si caminás por sus calles, te cansás de ver looks hiperoriginales que llamarían la atención de cualquier cool hunter y el vintage es la consigna en vidrieras.

Pero aunque hay muchísimas opciones, la mejor tienda de segunda mano es Beacon’s Closet, un galpón muy grande de estética industrial que combina dos factores imprescindibles: ropa de firma a precios bajísimos. Si tenés tiempo (porque de verdad es e-nor-me), podés encontrar gangas increíbles de grandes firmas como Marc Jacobs, BCBG, Lacoste, J.Crew, Manolo Blahnik, Betsey Johnson, Armani, Dolce & Gabanna, y también usados de marcas masivas como Miss Sixty, Forever 21, Zara, H&M o Dr. Martens.Todo en perfecto estado y, muchas veces, ¡hasta con las etiquetas!

Queda en el número 88 de la 11th (entre Wythe y Berry).

Hotel Wythe

Hospedaje cool

Crédito: Anahí Bangueses

A mediados de 2012, se inauguró este hotel hiperrecontracanchero en un edificio de ocho plantas que en 1901 se había construido como cooperativa textil. De ladrillos a la vista y mucho vidrio, tiene una arquitectura que no pasa desapercibida. Además de sus 72 habitaciones decoradas increíblemente (dormir ahí cuesta desde US$ 200 la noche), en la planta baja está el restaurante Reynard, que funciona las 24 horas como bar y tiene propuestas para desayunar, almorzar o cenar (los platos van de los US$ 10 a US$ 30, y un brunch, US$ 15). Pero definitivamente, lo mejor de lo mejor es el bar The Ides que tiene en la terraza. Es que el combo es completísimo: buenos tragos, una vista privilegiada de Manhattan, música de fondo, un puñado de diseñadores, chicas cool, hipsters y algunos turistas infiltrados. Imaginate que es tan, pero tan exclusivo que no solo hay colas en la planta baja desde el mediodía, sino que, además, una vez que subís, ¡ni te dejan sacar fotos!

Queda en el 80 de Wythe Avenue.

Más info: wythehotel.com

Bedford Street

Toda la movida

Te bajás del metro en la estación Bedford de la línea L y estás justo, justo en el centro de la movida. Es que lo mejor de Williamsburg está sobre Bedford Avenue entre la 4th y la 11th. Son siete cuadras de bares, restaurantes, tiendas de ropa, deco y discos para pasar toda la tarde caminando. La Galería Bedford (en el 218 de Bedford y la 5th) está buena para entrar y tomar un café al paso, chusmear sus libros, sus discos y dejarte tentar por sus tienditas vintage o sus negocios de dulces, según tus gustos. En los alrededores, podés comer en lugares como DuMont Burger, Spike Hill (con DJ y música en vivo),The Bedford, Fette Sau, Rye y My Moon (para cenar en la terraza). Todos buenísimos.

Diner

Rápido y rico

Crédito: Anahí Bangueses

Justo en la bajada del famoso puente de Williamsburg (que podés cruzar en bici sintiéndote una ciudadana de Brooklyn), está este restaurante que es parada obligada. Aunque no es nuevo, es un clásico del barrio que sigue siendo hot spot y vale la pena. De techos bien bajos, está ambientado como si fuera un kullman car o vagón de tren con una barra larga al mejor estilo "fuente de soda" de los 50. Los platos son súper frescos y, aunque es especialista en brunches (fines de semana, de 10 a 16), tiene opciones para toda hora. La dirección exacta es 85 Broadway y abre todos los días desde las 10 de la mañana hasta la medianoche. Antes de ir, pispeá menú y precios en su web.

Más info: www.dinernyc.com

Cheese Shop

Almacén gourmet

Crédito: Anahí Bangueses

Si estabas pensando en hacer un picnic para almorzar en el East River Park o el McCarren Park, tenés que darte una vuelta por Bedford Cheese Shop, una quesería im-pre-sio-nan-te. Tiene una enorme variedad de quesos de todas partes del mundo, fiambres, panes caseros, decenas de opciones de mostazas, pickles y muchísimas alternativas de importados. Si no te decidís, podés pedir de probar y también tienen sándwiches preparados.Queda en el 229 de Bedford Avenue.

Juliette

Brunch francés

Crédito: Anahí Bangueses

A unos pasos de la esquina de Bedford y la 5th, está este restaurante de estética francesa que es lo más de lo más. En la planta baja hay un jardín de invierno repleto de macetas con potus que cuelgan del techo, y en el primer piso, una terraza divina para pasar la tarde. Su especialidad son los huevos en todas sus variedades y los platos tipo brunch. Pero ojo, que al mediodía siempre está lleno de gente, en especial los fines de semana.

Kinfolk Studios

Bicis + bar

Crédito: Anahí Bangueses

Este multiespacio es la evidencia de que en Williamsburg ya no basta con ser simplemente un bar: tenés que ofrecer más. De día, Kinfolk Studios funciona como café, tienda de bicicletas (las fabrican ellos) y agencia de diseño, pero a la noche se transforma en un club súper cool en el que pasan música los DJ emergentes.

Su terracita es el secreto mejor guardado, y ahí podés pedirte riquísimas cervezas japonesas, como la Asahi (US$ 6) o la Hitachino (US$ 10), o probar el trago de la casa: la Margarita. Queda en el número 90 de Wythe Avenue (justo en la esquina con la 11th).

Más info: www.kinfolklife.com

Whisk

Deco de cocina

Una puertita que no dice nada justo al doblar la esquina de la 4 y Bedford te sumerge en un mundillo que muchas adoramos (¡aunque no nos guste confesarlo!): la deco de cocina. Sí, es verdad que de cocinar no queremos saber nada, pero tener la cocina divinamente cuidada al detalle ¡es un sueño! En Whisk encontrás ollas, sartenes, utensilios de cocina, moldes de todo tipo, accesorios de pastelería, libros, cuchillos de colores, electrodomésticos cool, manteles y mucho, pero mucho más. Podés chusmear antes de viajar en su tienda online para tener claro qué querés llevarte una vez ahí.

Más info: www.whisknyc.com

Marlow and...

A lmuerzo + compras

Andrew Tarlow es el Alan Faena de Williamsburg, el ideológo y creador de muchos de los hot spots que convirtieron este barrio en lo que es hoy. Marlow & Sons y Marlow & Daugthers son dos de sus propuestas. El primero es un restaurante chico pero con mucha personalidad con una propuesta orgánica en la que se destacan sándwiches y ensaladas. La segunda, un almacén imperdible donde podés conseguir fruta y verdura fresca, productos de granja y enlatados que nunca antes viste. Todo ambientado con una estética que recuerda lo que debe haber sido un mercado neoyorquino en los 50.

Más info: www.marlowandsons.com y www.marlowanddaughters.com

East River State Park

Desde Bedford Avenue, caminá por la 7th hacia el río hasta encontrarte con el East River State Park, un parque lindísimo con mesas y espacios verdes para armar un picnic divino con una vista panorámica de Manhattan. Ahí mismo, los sábados (de abril a noviembre) hacen la feria de comidas Smogasburg. Los domingos, se instala el mercado de pulgas itinerante Brooklyn Flea, ideal para encontrar chucherías y antiguedades. ¡Un 10!

Cómo llegar

Metro: línea L (hacia Canarsie), Estación Bedford.

Ferry: desde Wall Street Pier II o desde 34th Street Station.

Bici: alquilala en el Central Park y cruzá el puente de Williamsburg.

Experta consultada:

Andy Clar, creadora del blog Chicas en New York.

¿Conocés Williamsburg? ¿Qué otro lugar recomendás?

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.