Consejos para incluir plantas en la cocina

Algunos tips para elegirlas, cuidarlas e integrarlas al corazón de la casa.
(0)
8 de marzo de 2013  • 16:08

Las cocinas se caracterizan por contar con buena luz y alta temperatura y humedad, lo que las vuelve más que aptas para el cultivo de plantas. Al mismo tiempo, éstas también pueden sufrir algunos factores negativos, como los humos, los grandes cambios de temperatura y las corrientes de aire.

En cocinas luminosas se pueden cultivar la mayoría de las especies de interior, aunque lo que resulta especialmente práctico es tener unas cuantas macetas con hierbas aromáticas, como pueden ser romero, tomillo, perejil y albahaca, entre muchísimas otras, que tendrán a la vez una función decorativa y utilitaria. Por otro lado, las hierbas suelen desprender fragancias intensas, lo que puede contribuir a refrescar y neutralizar los olores de la cocina.

Ideas

* Una bonita opción para las aromáticas es superponer las macetas, de menor a mayor, una adentro de la otra. Así se puede lograr una cascada de plantas con diferentes texturas y colores.

* Cuando corte los brotes que necesite en la cocina, procure no cortar la punta de la planta para evitar que se marchite rápidamente: elija siempre los brotes que están más cerca de las raíces.

* Una aromática especialmente atractiva es el ciboulette, dueña de una flor de color violáceo con la que incluso pueden decorarse algunos platos, ya que es comestible.

La huerta en casa

* Como primera medida, debemos evitar colocar estas plantas cerca de las zonas de cocción, tanto de hornallas como de hornos y microondas, ya que el calor que desprenden las marchita.

* La mayoría de estas hierbas necesitan sol directo para desarrollarse correctamente, de ahí que el mejor lugar para ubicarlas sea junto a la ventana.

* Las aromáticas pueden plantarse separadas o juntas, aunque esto último suele otorgarles mayor interés. Hay que recordar, sin embargo, que no cualquier especie puede convivir con otra en una misma maceta: es el caso del laurel, que sí o sí necesita un recipiente separado.

* Muchas de estas plantas son de temporada y, por lo tanto, habrá que comprar nuevas o resembrar cada año. Los arbustos perennes, en cambio, se mantienen a lo largo de las distintas temporadas, aunque deberemos estar más pendientes con su cuidado y estar más atentos al modo apropiado de cortarlas.

Cómo cuidar las aromáticas

Este tipo de plantas no requieren cuidados demasiado exigentes y, de hecho, su cultivo resulta ideal para jardineros novatos. Principalmente hay que cuidar de que dispongan de la humedad adecuada, sobre todo los días de mucho calor. Además de la humedad, hay que evitar el desarrollo de yuyos, para lo cual hay que desherbar las macetas con cierta periodicidad. Otro dato es que las aromáticas tienden a abonarse poco para que no pierdan sabor y aroma característicos. Por eso, en líneas generales, prefieren un suelo normal en nutrientes minerales a uno demasiado rico.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.