Convirtió una receta familiar en sopa industrial lista para consumir

Jimena Barrionuevo
(0)
23 de septiembre de 2019  • 15:34

Oriunda de la provincia de Tucumán, María Pía Grondona (43), dice que el recuerdo de la mesa familiar compartiendo un plato de sopa caliente es una caricia para el alma y que los aromas de la cocina con sus abuelas cortando verduras y preparando la olla para la cocción le sacan una sonrisa. Eso fue lo que la inspiró a crear su propio emprendimiento : una receta familiar. Acá te contamos cómo logró crear Green Seed.

María Pía Grondona supo desde pequeña que su vida iba a estar ligada a la tierra. "Siempre me sentí muy identificada con la agricultura. La cultura de todo lo arraigado a la tierra y a la naturaleza me inspiró para ser hoy una profesional del sector", reconoce esta Ingeniera Agrónoma con más de 15 años de trayectoria en el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) en diferentes actividades en protección vegetal.

Identificar una necesidad

Hace un poco más de dos años, su conocimiento y especialización en algunas frutas y vegetales "no convencionales" la llevaron a pensar en la posibilidad de montar una empresa dedicada a producir sopas con valor agregado. "Sentí la necesidad de ofrecer al consumidor más opciones para el consumo de verduras, no con más cantidad solamente, sino con más calidad y de manera sana y natural. La modalidad sopas surgió como una alternativa única en el mercado, simple, rápida y que puede llegar a la totalidad de los hogares para compartir en familia o llevar al trabajo".

Recetas para el éxito

Así, junto a su familia, y de la mano de Bárbara Schoeffel, Pía comenzó a buscar recetas heredadas para darles un toque personal y crear una combinación de sabores que resultara original y diferente al paladar de los argentinos. "Trabajamos con verduras de base como tomates, arvejas, lentejas, espárragos, kale, calabaza, zanahorias y remolachas y las mezclamos con más de 40 ingredientes especiales. Entre ellos están la leche de coco, el humo líquido, masala ahumada, curry, y jengibre", relata Pía. El reto fue pasar de una escala de receta familiar en hoja de papel a otra industrial sin que los componentes y características alteraran el sabor, el color, la textura y las condiciones de conservación natural.

El proyecto de sopas líquidas, al que bautizaron Green Seed y que se asentó en la localidad de San Pedro, le llevó a la familia Grondona más de dos años desde la idea a la implementación. Los desafíos eran muchos: no solo buscaban generar un producto fuera e lo convencional sino que, además, recuperara los recuerdos de poder compartir en familia un plato vinculado al legado de los abuelos.

Días sin dormir, fines de semana buscando soluciones en familia, compartiendo las pruebas hasta volverse especialistas y catadores de sopas. Todo era ensayo y estudio minucioso. De la puesta en marcha y evaluación participaron técnicos de diferentes áreas como químicos, especialistas en nutrición, calidad alimentaria, y también organismos como el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), especialistas en packaging, marketing, diseño industrial, imprenta gráfica, marcas y patentes, entre muchos otros.

El gran desafío

Los obstáculos fueron muchos, pero Pía reconoce que, quizás, el más difícil fue lograr un producto apto para ser consumido dentro de los seis meses y que mantuviera su naturaleza y trazabilidad intactas. "Para eso se hicieron muchísimas pruebas de temperatura, tiempos de cocción, entre otros aspectos que influyen en un producto de calidad. Asimismo, nuestra empresa cuenta con un plan estratégico Green Seed 2025 en las diferentes áreas de desarrollo. En términos generales buscamos como objetivo general para la producción primaria elevar la productividad y competitividad de los cultivos bajo normas de desarrollo sostenible con la utilización de sistemas portables de control y monitoreo inteligente de los cultivos, el clima y el suelo (esta es una exigencia de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura)", explica la experta.

Los 5 consejos de Pía

  • Trabajar bajo el concepto asociativo. No se puede crecer en soledad, eso requiere disponer de una cultura interna con base en la integración.
  • Resolver los problemas con eje en la comunicación. Este es un factor clave para mejorar los procesos internos. Sin una comunicación eficaz, todo es más difícil.
  • Ser aspiracional , especialmente en la profesionalización de todo el equipo humano que compone el proyecto.
  • Ser consecuente y tener claro lo que se quiere hacer y lo que realmente se puede hacer para que las expectativas sean más fácilmente alcanzables.
  • Planificación, disciplina, voluntad, compromiso, responsabilidad empresarial, ética y acuñar la expresión popular… 10 % de Inspiración y 90% de transpiración.

En números

  • 12 son las personas que trabajan en la empresa . En época de cosecha, el número se duplica.
  • Entre 5,7 % y 10% es el crecimiento del sector de sopas en facturación anual .
  • 500 puntos de ventas tiene la empresa en diferentes lugares del país.
  • $140 es el valor de la botella de sopa y rinde dos porciones
  • Más de 15.000 litros de sopa produce Green Seed por mes.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.