Copetines en Satumalia

Florida 971, galería Larreta, local 54. Abierto de lunes a sábados, desde las 10
(0)
25 de agosto de 2000  

EL LUGAR Hace apenas tres meses, en el primer piso de la galería copada por Los Diseñadores Del Bajo, abrió sus puertas este nuevo "bar, restó, copetín", como lo denomina Fernando Cornicelli, uno de sus dueños. Decorado al mejor estilo años 70, la estadia en el lugar transcurre entre pequeños livings armados con sillones, puffs, mesas bajas, a la luz de lámparas de la época. Rescatando la Edad de Oro, como la denominó Hesíodo, Saturnalia o las fiestas de la liberación, rememoran el reino de Saturno, dónde todo era felicidad y prosperidad. Las celebraciones se iniciaban en el templo de Saturno, donde se ofrecían sacrificios, para luego participar de banquetes públicos regados por cantidades de vino.

EL PUBLICO La barra del local se convirtió en una nueva parada de los oficinistas que al final de la jornada deciden distenderse. Con el correr de las horas llegan los noctámbulos. Todos son bienvenidos mientras tengan ganas de degustar una copa de vino, un plato sabroso y buena música.

LA MUSICA Bandas en vivo, dee jays invitados, apasionados por el house y la marcha; eventualmente se realizan también presentaciones de discos.

COMER Y BEBER El encargado de la puesta a punto de la cocina, Danny Bramson, cuenta que se basó en la teoría de las cuatro eses (s): "sándwiches, soups (sopas), salads (ensaladas) y snacks (bocados)".En cuanto a los sándwiches, nada de un clásico de jamón y queso; sí se pueden probar una baguette integral con jamón de parma, queso brie, rúcula y tomates secos ($ 8,50) o salmón ahumado, aros de cebolla y alcaparras dentro de un beiguel de amapola ($ 9,50). Para combatir el frío, una sopa rústica de hongos silvestres ($ 6). En la variedad de verduras está el secreto de las ensaladas (entre 6,50 y $ 8). Además, se puede optar por los tres platos calientes del día que rotan cada jornada. Si optan por la última de las "s", los nachos con guacamole ($ 5) pueden acompañarse con una fría cerveza: chopp Warsteiner ($ 3,50); Isenbeck porrón ($ 3), belgas ($ 7), canadienses ($ 6). Para golosos, nada como un apple crumble con helado de crema ($ 6) y, de sobremesa, un café de Moka, Kenia, Zimbabwe, Haití y Costa Rica, por $ 2. Happy hour, todos los días, de 19 a 21.

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.