Corea del sur, el país del encierro