srcset

Coronavirus en la Argentina

Coronavirus. A los 17: "Vi en IG una oportunidad de ser solidario y ayudé"

Alejandro Gorenstein
(0)
16 de abril de 2020  • 00:31

Desde los 13 años Joaquín Alonso (17) participa en las Olimpiadas de Biología, Química y Física representando a la escuela ORT. En varias de las competiciones logró cierto reconocimiento, principalmente cuando obtuvo el tercer lugar en 2017 y el segundo puesto en 2018.

Estos reconocimientos llevaron a que fuera designado para el selectivo de las Olimpiadas Internacionales de Biología que se iban a disputar en Japón. Sin embargo, a raíz de la cuarentena se perdió la posibilidad de participar en esta instancia tan importante junto a otros 19 estudiantes. Pero en vez de enojarse puso manos a la obra para colocar su granito de arena en medio de la crisis.

La solidaridad también se contagia

Joaquín cuenta que, en parte, se sintió un poco frustrado por perder la oportunidad de participar en la competencia para la que llevaba tanto tiempo preparándose, pero prefirió concentrarse más en el tiempo que se le liberaba para trabajar en otro proyecto.

"Continuamente en la vida me entero de problemas que hay en la sociedad y no sé cómo ayudar, pero esta vez vi en Instagram que alguien estaba imprimiendo estas máscaras para ayudar al personal de salud a trabajar más seguro y pensé: ´bueno, yo tengo una impresora y mi mamá trabaja en un hospital, tengo las condiciones perfectas para ayudar´" , dice Joaquín.

"Cómo mamá y trabajadora de la salud me siento muy orgullosa"

Cuando Joaquín vio ese posteo en Instagram estaba acompañado por su mamá, Andrea Marucco, Bioquímica de Planta en la sección Microbiología del Hospital Santojanni. "Se lo plantee en ese mismo momento, en un inicio no sabía si realmente les iban a servir, pero por las dudas preparé una para que llevara al hospital y me dijera si le servían. Ese mismo día me confirmó y empecé a imprimir todas las que podía".

Los médicos testearon los barbijos antes de producirlos
Los médicos testearon los barbijos antes de producirlos

"Como mamá y trabajadora de la salud me siento muy orgullosa. Y lo que más me emociona es que surgió naturalmente. Joaco no dudó en utilizar su tiempo libre en ayudar, ya sea a los trabajadores del laboratorio como a los comerciantes del barrio a quienes considera igualmente importantes", expresa Andrea.

"Cada vez que termino una máscara siento que aporté un poco más"

Desde que comenzó a trabajar en este proyecto solidario, Joaquín ya lleva fabricadas unas 60 máscaras y tiene su impresora trabajando casi todo el día. Pero como aun así su capacidad de producción no alcanza para abastecer a todo el hospital se contactó con su amigo Manuel, que también tiene una impresora, para poder sumarlo al proyecto.

"Cada vez que termino una máscara siento que aporté un poco más. Cuando mi mamá sale para el hospital pasa por la casa de mi amigo, recoge las que él terminó en el día y las lleva. Quienes las usaron siempre me hicieron saber que les eran útiles y por cada persona a la que le daba una siempre me informaban de alguien más que necesitaba".

"Fue un gesto de protección, de querer cuidarnos"

Una de esas personas que utiliza a diario las máscaras que imprime Joaquín es Marina Nowak, Técnica de Laboratorio en el Hospital Santojanni. "Para mí, fue un gesto de protección, de querer cuidarnos y honró nuestras vidas. Todos mis compañeros se pusieron muy contentos, especialmente las chicas que van al piso a sacar sangre", dice Marina.

Los médicos hoy usan las náscaras fabricados por Joaquín
Los médicos hoy usan las náscaras fabricados por Joaquín

"Recibieron las máscaras con entusiasmo y agradecimiento. Cuando tuvimos que reponer insumos entre mis colegas del laboratorio nos ayudaron para poder seguir imprimiendo. Somos una comunidad muy grande en el hospital y todos debemos cuidarnos sin importar el rol que cumplamos. Lo que más le transmiten a Joaquín es agradecimiento por su aporte incondicional" , se enorgullece su mamá.

"Solo siento que estoy cumpliendo con mi responsabilidad"

En estas semanas de estar trabajando en su nuevo emprendimiento, Joaquín recibe el agradecimiento de los empleados de salud del hospital donde trabaja su mamá, pero también de muchas otras personas que van conociendo su trabajo.

"De alguna forma la gente del barrio se fue enterando que estaba haciendo estas máscaras, así que me empezaron a pedir. Llegué a darle a una doctora, a bioquímicos de otros hospitales, a una policía y a comerciantes de mi barrio".

¿Qué sentís siendo tan joven y pudiendo ayudar en estos días tan complicados? "Solo siento que estoy cumpliendo con mi responsabilidad, teniendo la suerte de tener los recursos y el tiempo para ayudar en lo que pueda", concluye Joaquín.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.