Coronavirus. Juntos hasta el final: llevaban 53 años de casados y murieron tomados de la mano

Llevaban más de 53 años de matrimonio y vivían en Texas, Estados Unidos
Llevaban más de 53 años de matrimonio y vivían en Texas, Estados Unidos
(0)
2 de julio de 2020  • 15:58

Un final emocionante. Betty (79) y Curtis (80) fueron víctimas fatales de coronavirus pero sus últimos segundos con vida fueron increíbles: se tomaron de la mano y murieron con minutos de diferencia. Ocurrió en Texas, Estados Unidos y fue uno de sus hijos quien contó a los medios la apasionante odisea entre hospitales.

El matrimonio llevaba junto 53 años. Se conocían desde la primaria, se pusieron de novios, se casaron y tuvieron dos hijos. Las molestias de salud aparecieron en marzo de este año cuando comenzaba a circular la información sobre la pandemia del Covid-19. Pese a que tomaron las precauciones y siguieron recomendaciones médicas, la pareja tuvo que ser internada a comienzos de junio.

Los ingresos fueron el 9 y 11 de junio. A pesar que el personal médico hizo todo lo que estaba a su alcance para evitar el desenlace, el 18 de junio Betty y Curtis murieron juntos. Según contó el hijo, fue su madre quien anticipó que su cuerpo estaba muy cansado y se consideraba "lista para irse".

Murieron juntos en el hospital tras contraer coronavirus
Murieron juntos en el hospital tras contraer coronavirus

Hasta entonces el matrimonio se encontraba en distintos cuartos ya que el hombre había empeorado. Aun así, los médicos le permitían a los hijos poder ver a sus padres y pasar algunos momentos junto a ellos. "Cuando le dije a mi padre el estado de mi madre algo cambió. Creo que luchaba porque pensaba que lo necesitaban, pero también estaba cansado y sufriendo", dijo.

Juntar al matrimonio en un mismo cuarto fue idea de un enfermero. El muchacho estaba al tanto de la situación del matrimonio y tras saber que habían decidido tomar fuertes dosis de medicamentos para el dolor, sintió que debían pasar sus últimas horas juntos.

"Sentí que era lo correcto, por eso trasladé a Betty a la unidad de cuidados intensivos. Cuando le dije a Curtis que ella estaba allí, él trató de mirarla pero estaba muy débil. Sus ojos se abrieron y sus cejas se alzaron. Sabía lo que decíamos, sabía que ella estaba allí".

El enfermero relató que fue allí cuando ayudó a que sus manos se junten para sentirse más cerca. "Sinceramente, creo que estaban tan incapacitados que todo lo que podían hacer era hablar con sus almas o algo así, un lenguaje especial no hablado", contó Tarpley, el hijo, y agregó: "Obviamente se conocían lo suficientemente bien como para poder comunicarse sin palabras".

Betty murió después de unos 20 minutos y Curtis murió unos 45 minutos más tarde en el hospital. Tarpley explicó que no sabe cómo se contagiaron sus padres de Covid-19, pero reveló que debió ponerse en cuarentena porque él también se infectó debido al contacto.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.