Cortá con el drama

Conferencista y formadora de instructores, difunde técnicas de meditación para aliviar el estrés
Conferencista y formadora de instructores, difunde técnicas de meditación para aliviar el estrés Crédito: Natalia Zaidman
De visita en la Argentina, la maestra de meditación y técnicas de respiración, Rajshree Patel, asegura que el cambio que buscás está en salir a la acción
Teresa Elizalde
(0)
1 de junio de 2014  • 00:20

Muchas veces no sabemos qué hacer. Le damos vuelta a una idea, le analizamos todas sus aristas, y ahí nos detenemos. El miedo al error nos vence. ¿Te suena esto? Es que así es como funcionamos la mayoría de las personas. No nos atrevemos a hacer por miedo al qué dirán. No nos atrevemos a cambiar por si nos sale mal. O muchas veces porque realmente no sabemos bien qué queremos. ¿Cómo se sale de esta? Rajshree Patel, la maestra con más trayectoria de la Fundación El Arte de Vivir, responde: "Actuá".

¿Cómo se hace para actuar?

Primero hay que descubrir qué funciona y qué no funciona en tu vida . Todos tenemos hábitos que no tienen nada que ver con nosotros, sino que son cosas que hacemos por costumbre, por lo que nos inculcaron, por lo que nos dijeron. Pero esto no quiere decir que hoy nos funcione. Que haya servido durante un tiempo no implica que sea para siempre. Pero primero hay que saber qué cosas funcionan en vos y cuáles no.

¿Y cómo me doy cuenta?

Hay que mirar hacia adentro, en vez de hacia fuera. Porque el entorno o las otras personas difícilmente cambien, pero una sí puede modificarse o al menos modificar la mirada sobre esa situación. Necesitamos bajar hacia lo profundo de nuestro interior. Pasar la conciencia social. Nuestra mente es como un océano. Es enorme. El 90% de nuestro tiempo navegamos en esa conciencia social: "Tengo que hacer esto", "tengo que cumplir con esto otro". Y así dejamos pasar nuestra vida. Esa es la parte más superficial. Pero si lográs bajar un poco más, pasar el ruido, vas a llegar a un lugar tranquilo y silencioso. Un lugar de pregunta y respuesta. ¿Esto es lo que soy? ¿Esto es lo que quiero ser? ¿Voy a esperar porque alguien me dijo que lo hiciera de esta manera o lo voy a hacer a mi manera? Ahí te das cuenta de que todo es posible, de que no hay que esperar a nada ni a nadie. De ahí sale tu fuerza para actuar.

Uno de tus lemas suele ser: "Basta con el drama"

Todos queremos que nos quieran , pedimos atención. Y uno de los caminos que encontramos para lograrlo es ponernos en víctimas. Y puede ser que funcione una vez, pero cuando uno se pone en víctima todo el tiempo, entonces está dramatizando. Y lo que obtenés no es amor, sino pena. Queremos amor, y obtenemos lástima. Queremos atención y obtenemos un gesto momentáneo de "todo va a estar bien". Por eso digo: corten con el drama y ¡actúen!

¿Cómo se sale de este patrón?

Mirar hacia adentro, en vez de hacia fuera. Porque el entorno o las otras personas difícilmente cambien, pero una sí puede modificarse
Mirar hacia adentro, en vez de hacia fuera. Porque el entorno o las otras personas difícilmente cambien, pero una sí puede modificarse Crédito: Corbis

Hay que dejar de pensar. Pensar es un estado estático. Pensamos mucho, planeamos mucho, pero pensar en sí mismo, es una recreación, no existe salvo en tu mente. Mirá, algo muy común que sucede es que tenemos una idea, la hablamos con una persona que nos la aprueba, luego la compartimos con diez personas que también la discuten y la aprueban. ¿Y qué pasa? Nunca la concretamos. Perdemos la energía en ver qué dice el otro. Pero yo te digo: en vez de hablar, ponela en práctica. Lo peor que te puede pasar es que cometas un error. Y eso es un paso hacia adelante. En cambio, pensar y no hacer te quita fuerza. Durante ese tiempo, alguien vino y se puso donde vos querías estar.

Es que suele haber mucho miedo al error

Claro, pero errar es avanzar. El Universo paga al que actúa, no al que está sentado pensando. El pensamiento se queda en nuestra cabeza. El movimiento surge del error. Estar sentado y esperando te inhabilita, no te permite hacer. Te doy un ejemplo: estás manejando, decidís ir de un lugar a otro. Pero en el camino te cruzás con una calle sin salida. ¿Qué hacés? De manera instintiva, ponés marcha atrás, doblás, buscás una solución. No te quedás parado con el auto en marcha. Bueno, lo mismo pasa en la vida. ¿Por qué nos quedamos detenidos esperando una solución? Hay que animarse a errar porque el error te fortalece . Michael Jordan suele decir que hizo 300 tiros al aro por cada 30 que embocó. ¿Y sabés una cosa? No aprendió de los que embocó sino de los que no embocó. Hay que seguir intentando, tirando la pelota.

A las mujeres nos suele costar eso

Porque, por alguna razón, las mujeres somos muy duras con nosotras mismas. No solo nos probamos a nosotras mismas, sino que sentimos la mirada del afuera, y eso nos frena. Pero hay que arriesgarse. Si no funciona, siempre se puede hacer algo nuevo. Pero muchas veces, por más que decida cambiar, no lo puedo hacer en ese momento.

Sí, eso puede pasar. Por ejemplo, una se quiere mudar pero no lo puede hacer ya sino que tiene que esperar un año. Frente a ese escenario, tiene dos caminos: o amargarse hasta que llega el momento de la mudanza o elegir y decir: "OK, por ahora estoy acá, la voy a pasar bien hasta que me vaya". Todo tiene que ver con el punto de vista, sobre cómo uno ve las cosas y cómo las vive. Yo te digo: actuá, sé responsable de tus actos. Pensando y diciéndote que no podés, nunca vas a lograr algo.

¿Cómo se sale del miedo?

Comunicate y comunicá lo que querés. A tu marido, a tu jefe, a quien sea. Uno piensa que el otro no se lo va a bancar y se calla. Pero ¿quién es el otro? ¿Es más importante que vos? Sé clara. Dale al otro la oportunidad para que sepa lo que estás pensando, lo que querés, y no asumas todo como un "no". Pedí lo que querés. Lo máximo que te pueden decir es "no", ¡¿y qué pasa?! Seguí adelante. Si querés correr un kilómetro, da el primer paso. Pensando cómo vas a correr ese kilómetro no vas a ningún lado. Pensar es soñar. Hay que levantarse y decir: "Esto fue un sueño, ahora actúo, ahora soy".

Ejercicio: entrá en acción

Hacé una lista de las cosas que te interesan y tomá conciencia
Hacé una lista de las cosas que te interesan y tomá conciencia Crédito: Corbis

1. Hacé una lista de las cosas que te interesan.

2. Tomá conciencia de cuáles son las que más deseás desarrollar y remarcalas en tu listado.

3. ¿Cuánto tiempo le dedicás en tu semana?

-Nada

-Algunas horas

-Todos los días

-Un par de veces por semana

4. ¿Te gustaría dedicarle más tiempo?

Si tu respuesta es sí, fijate cuántas veces una les escapa a las decisiones con la excusa de la falta de tiempo. Lo que hay que hacer es elegir qué queremos verdaderamente y luego actuar: ¡ir por eso! Si tenés muchas cosas para hacer, la clave está en dónde ponés el foco. Sin dudas, es un tema de prioridades.

¿Quién es Rajshree Patel?

-Nació en Uganda, pero de chica tuvo que exiliarse con sus padres a los Estados Unidos.

-Fue procuradora fiscal del gobierno americano, encontró su camino en el campo del desarrollo personal cuando conoció la Fundación El Arte de Vivir hace 30 años.

-Conferencista y formadora de instructores, difunde técnicas de meditación para aliviar el estrés.

¿Qué te pareció esta nota? ¿Qué te parecieron los consejos de la maestra de meditación? Contanos cómo haces para poner en práctica tus deseos

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.