Creó el logo más famoso de la historia por apenas 35 dólares